12 razones para contratar un Seguro de Vida

Una de las decisiones que, más tarde o más temprano tenemos que afrontar es la de hacernos un Seguro que cubra nuestro propio fallecimiento. Mucha gente se pregunta si compensa suscribir una póliza de Vida o simplemente se trata de un gasto más. ¿Hay suficientes motivos asimir ese gasto todos lo meses? ¿Lo necesitamos realmente? Bien, es una decisión que está en tu mano, aunque hoy te vamos a dar 12 buenas razones para contratar un Seguro de Vida.

 

razones para contratar un seguro de vida

 

La necesidad de protección es la primera de las razones para contratar un Seguro. Sobre todo cuando lo que queremos proteger es la familia y las personas que más queremos. Sin embargo, al reflexionar sobre la conveniencia o no de suscribir una póliza de Vida, es importante valorar qué ofrece esta garantía, y lo que puede suponer contar con sus coberturas en un futuro.

 

Qué ofrece el Seguro de Vida

El Seguro de Vida básicamente ofrece al asegurado la garantía de que, en caso de que se produzca su propio fallecimiento, se indemnizará con una cantidad económica determinada, el capital asegurado, a sus familiares directos o a las personas que él mismo elija como beneficiarias de la póliza.

Suscribir un Seguro de Vida no es obligatorio, aunque es una decisión inteligente. Esta póliza puede ser un salvavidas para muchas familias que se ven sorprendidas por un suceso dramático. Sobre todo cuando la familia tiene una hipoteca, hay deudas que pagar o hijos que están creciendo y necesitarán el apoyo económico que aporta la indemnización por fallecimiento del Seguro.

La preocupación por el futuro de la familia en el caso de que un día nos sorprendiera la muerte es compartida por muchas personas, sobre todo cuando la economía de ese hogar depende del fallecido. Y tener una póliza que garantice un capital asegurado suficiente, nos da tranquilidad.

 

Los Seguros de Vida Ahorro

Además, debemos entender los Seguros de Vida no sólo como una manera de blindar la economía familiar en caso de fallecimiento del asegurado. También hay Seguros de Vida Ahorro pensados para aquellas personas que tienen aversión al riesgo y quieren afrontar el futuro o la jubilación con una mayor tranquilidad económica. Incluso se puede contratar un Seguro de estas características con la finalidad de obtener una rentabilidad futura.

 

por qué contratar un seguro de vida

 

Actualmente, de los 33 millones de personas aseguradas en España, cerca de 20 millones tienen un Seguro de Vida Riesgo, el más conocido por todos y que cubre el fallecimiento e incapacidad de la persona asegurada. Además, hay otros 10 millones de clientes que tienen suscrito un Seguro de Vida Ahorro, en cualquiera de sus modalidades.

Son millones de personas que pueden darnos otras tantas razones para contratar un Seguro de Vida. Pero para quienes aún no están convencidos de la conveniencia de asegurarse, o por lo menos se lo están pensando, queremos darles 12 razones de peso que pueden inclinar la balanza y animarles a probar nuestro comparador de Seguros de Vida. Es ahí donde un asesor en Seguros podrá aconsejarle sobre la mejor póliza de Vida a un precio sensacional.

 

¿Por qué contratar una póliza de Vida?

El motivo más importante para la contratación de un Seguro de Vida es el mantenimiento económico de la familia. Como ya hemos apuntado, cuando fallece alguna de las personas que proporciona ingresos al hogar, resulta necesario compensar esa pérdida. Y la indemnización del Seguro de Vida puede ser un apoyo fundamental para superar esa situación.

Aunque, teniendo en cuenta la cantidad de casos y situaciones que pueden rodear esta decisión, así como las garantías y coberturas que se pueden incluir en este tipo de Seguros, existen otros buenos motivos para contratar un Seguro de Vida:

 

1. Proteger a la familia tras el fallecimiento

Ofrecer una indemnización por la muerte del asegurado es la cobertura básica de los Seguros de Vida Riesgo. Estas pólizas tienen, como principal finalidad, reducir el impacto económico que se produce entre las personas cercanas al asegurado, tras su muerte. Por eso, esta póliza es esencial en los hogares que dependen económicamente del asegurado.

Es el tomador de la póliza quien elige a los beneficiarios, que son las personas que, en caso de su fallecimiento, recibirán una indemnización o una renta, previamente fijada. Por si te interesa saber más sobre el tema, en este post te damos más información sobre los beneficiarios en los Seguros de Vida. Y aquí te contamos qué pasa cuando la póliza no incluye beneficiario alguno.

 

Seguros de Vida para proteger a la familia

 

2. Cancelar la hipoteca

Un importante motivo para suscribir un Seguro es la posibilidad de cancelar la hipoteca en caso de fallecimiento. Un préstamo hipotecario supone un importante lastre para los ingresos de cualquier familia que aún esté pagando su casa. La muerte de uno de los miembros de la unidad familiar puede desestabilizar su economía y poner en peligro la propiedad de la vivienda.

Actualmente, 6 de cada 10 personas que son propietarios de una casa están pagando hipotecas. El Seguro de Vida puede cancelar el préstamo con el capital asegurado y liberar a la familia de obligaciones bancarias, asegurando así la propiedad de la casa familiar.

De hecho, muchos bancos ofrecen a sus clientes mejores condiciones en el préstamo si lo vinculan a un Seguro o a otros productos financieros. No obstante, suscribir este tipo de póliza al contratar una hipoteca no es obligatorio y, además, es posible encontrar ofertas más económicas fuera de las sucursales bancarias.

 

3. Cubrir el riesgo de invalidez

Una de las cosas que hay que pensar a la hora de contratar un Seguro, es incluir la cobertura de invalidez entre sus garantías. Sufrir una incapacidad total o permanente puede cambiarle la vida a cualquiera. No solo acarrea la desgracia de verse impedido, sino que es una situación que arrastra inevitablemente a familiares y amigos.

Sin posibilidad de trabajar y, en ocasiones, obligado a soportar costosos tratamientos y gastos, la invalidez puede generar situaciones económicas difíciles en la familia. Ante esta perspectiva, un buen Seguro de Vida puede ofrecer alternativas como el adelanto del capital asegurado para hacer frente a estos gastos. Si te interesa el tema, puedes informarte más en profundidad sobre las coberturas de invalidez en las pólizas de Vida en este post.

 

Seguro de invalidez

 

4. Cobertura por enfermedades graves

La posibilidad de sufrir una grave enfermedad que altere nuestra vida y la de nuestra familia es otro motivo para asegurarnos. Se puede incluir una cobertura que cubra situaciones en las que una dolencia grave nos impide desarrollar nuestro trabajo.

Esta indemnización del Seguro permite mantener cierta calidad de vida y asumir los costes que implique esta nueva situación, como las reformas de adaptación del hogar, los costes médicos, la asistencia a domicilio si fuera necesario…

Además, en la oferta de Seguros de Vida podemos encontrar coberturas que incluyan la asistencia sanitaria en determinadas enfermedades graves, además de pruebas médicas y tratamientos específicos. Para profundizar sobre esta cobertura, aquí tienes más información sobre el Seguro de Enfermedades Graves y su funcionamiento.

 

5. Cubrir los gastos más urgentes tras el fallecimiento

La muerte no suele avisar y, cuando una persona nos deja, muchas de sus deudas afloran y es la familia la que tiene que afrontarlas. Hablamos de préstamos personales pendientes, cargos en cuenta o tarjetas de crédito o los gastos relacionados con el propio fallecimiento. Puede que esa persona no tenga un Seguro de Decesos y, en medio del duelo, la familia se vea en la necesidad de afrontar un costoso sepelio.

Todos estos gastos urgentes pueden quedar cubiertos con un buen Seguro de Vida, incluso la cobertura de los gastos del entierro o incineración. En cualquier caso, el capital asegurado puede ayudar a afrontar todos estos gastos inesperados.

 

6. Pagar el Impuesto de Sucesiones

En función de la comunidad autónoma de residencia, tras el fallecimiento de una persona la ley obliga a liquidar un Impuesto de Sucesiones más o menos gravoso para poder disfrutar de la herencia. Mucha gente se ve obligada a renunciar a ella por el elevado coste del Impuesto de Sucesiones, sobre todo cuando hay inmuebles incluidos en esta herencia.

Si vivimos en regiones en las que se pague mucho por Sucesiones, tener un Seguro es una inteligente decisión. El dinero de la indemnización del Seguro de Vida puede servir para pagar el Impuesto de Sucesiones, conservando así las propiedades familiares.

 

7. Asegurar el futuro de los hijos

El futuro de nuestros hijos nos preocupa y, de hecho, el ser padres suele llevar a mucha gente a plantearse la contratación de un Seguro. Y las pólizas de Vida ofrecen diversas soluciones para garantizar su independencia económica y mantener el nivel de estudios que sus padres han podido darles.

 

asegurar a los hijos

 

Por ejemplo, muchos Seguros de Vida pueden incluir en su condicionado una cláusula que garantice la continuidad de los estudios de los hijos del asegurado, en el caso de que éste fallezca. De este modo, los padres se aseguran de que los menores no tendrán que abandonar el centro en el que se están matriculados, por la  imposibilidad de hacer frente a las cuotas.

En cualquier caso, la indemnización de los Seguros de Vida Riesgo puede ser suficiente para sufragar los gastos de los hijos. Eso sí, es importante no equivocarse al calcular el capital que aseguramos en la póliza, para que llegue el dinero suficiente para estos y otros gastos. Aquí tienes unos consejos sobre cómo calcular el capital asegurado en un Seguro de Vida.

Por otro lado, hay Seguros de Ahorro que también permiten amortizar cantidades concretas de manera periódica para pagar los estudios universitarios de los hijos, aunque los padres vivan. En este sentido, un Seguro de Vida Ahorro es una interesante herramienta para reunir el capital necesario sin riesgos.

 

8. El riesgo de accidente de tráfico

Sólo en 2017, 1.200 personas perdieron la vida en las carreteras españolas. Los accidentes de tráfico son una de las principales causas de fallecimiento y de invalidez, y los Seguros de Vida también permiten prevenir ese riesgo de forma específica.

La muerte natural es el supuesto que cubren todas las aseguradoras en sus pólizas de Vida, aunque es posible que el Seguro incluya una indemnización adicional en caso de fallecimiento en un accidente de tráfico. Además, también es posible asegurar un capital adicional por si se la muerte produce en cualquier tipo de accidente.

 

9. Cobertura esencial para los autónomos

Verse impedido para trabajar es una desgracia para cualquiera, pero resulta incluso más dramática si se trata de un profesional que se dedica a trabajar por su cuenta. Ser trabajador autónomo es una buena razón para contar con un Seguro de Vida con las coberturas adecuadas.

Para estos profesionales, es fundamental contar con un Seguro que les cubra ante el riesgo de sufrir un accidente o enfermedad. De hecho, hay profesionales que, por su actividad, deben contratar un Seguro y muchos colegios profesionales promueven que sus colegiados estén asegurados. El objetivo en estos casos es que, pase lo que pase, puedan mantener una estabilidad económica en caso de enfermedad o accidente.

 

10. Proteger nuestros ahorros

Los Seguros de Vida Ahorro son la mejor respuesta a quienes huyen del riesgo. Existen diversos tipos de pólizas para proteger los ahorros de toda una vida y poder disponer de este dinero en el futuro, cuando más falta nos haga.

También hay Seguros con los que se puede hacer ahorro a medio plazo, con el objetivo de reunir un capital suficiente para desarrollar proyectos futuros, como abrir un negocio o asegurar el dinero de la universidad de los hijos. Si te interesa ahorrar con total garantía, aquí te explicamos los tipos de Seguros de Vida Ahorro que puedes encontrar en el mercado.

 

Seguros de Vida Ahorro

 

11. Un apoyo para la jubilación

Las noticias nada halagüeñas sobre la sostenibilidad del Sistema de Pensiones en el futuro ofrecen una nueva razón para pensar en los Seguros de Vida como un apoyo para la jubilación.

Contratar un Seguro de Vida Ahorro con vistas a la jubilación es una forma de garantizarse un capital con el que complementar la pensión que nos quede y poder mantener el nivel de vida que hemos disfrutado hasta el momento del retiro. En forma de rentas vitalicias o con un capital asegurado, hay diversas formas de que una póliza nos ayude a sobrellevar la jubilación.

 

12. Dar tranquilidad

Lo hemos dejado para el final, aunque es probablemente el principal motivo para contratar un Seguro de Vida. Tener la tranquilidad de que un Seguro garantiza en cierta medida la estabilidad económica de la familia o de nuestros seres más cercanos puede ser razón suficiente para interesarse por estas pólizas de Vida.

Suscribir un Seguro de Vida, ya sea como garantía ante el riesgo de fallecimiento o como producto de ahorro, da la tranquilidad contar con un capital asegurado, en el momento en que más falta puede hacer. Por eso hacerse un Seguro de Vida es una decisión sensata que nos aporta estabilidad en el futuro.

12 razones para contratar un Seguro de Vida
5 (100%) 2 votos
Blog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *