Cambia el sistema de valoración de daños por accidentes de tráfico

Hace unos días, el Consejo de Ministros aprobó el Proyecto de Ley que reforma el sistema de valoración de daños y perjuicios causados a las personas en accidentes de tráfico. Se trata de una reforma que actualiza un sistema vigente desde 1995 y que cuenta con el acuerdo de diversos colectivos afectados, como las asociaciones de víctimas de accidentes de tráfico y los representantes de las entidades aseguradoras.

 

El nuevo baremo aumentaría las indemnizaciones para las víctimas de tráfico

 

La nueva normativa pretende facilitar el acuerdo entre las partes para no llegar a juicio casos de accidente con consecuencias. En términos generales, permite incrementar la protección a las víctimas de accidentes de circulación mediante la garantía de una indemnización suficiente.

El Ministerio de Justicia estima que, con el nuevo sistema, las indemnizaciones por muerte de la víctima se incrementarán una media del 50% y las indemnizaciones por secuelas en torno a un 35% de media.

Además, mejora el tratamiento resarcitorio de los perjudicados por los accidentes de tráfico y establece un sistema de indemnizaciones activo, actualizado y adaptado a la realidad, según el Ministerio de Justicia.

Por otro lado, las aseguradoras tendrán que indemnizar a los servicios públicos de salud de las diferentes comunidades autónomas los gastos derivados de nuevos perjuicios cubiertos, como:

  • Costes médicos futuros
  • Algunos gastos de rehabilitación
  • Recambio de prótesis de lesionados graves.

Cuando se producen daños patrimoniales, la nueva norma clarifica y regula con detalle las medidas de resarcimiento en concepto de gastos. Además, se ha modificado el método de cálculo del lucro cesante o la pérdida de ganancia legítima por parte de la víctima como consecuencia de un accidente.

 

La nueva normativa modifica el método de cálculo de las indemnizaciones

 

El nuevo modelo se ha tomado del que aplican los seguros a sus clientes y en este método se contemplan los ingresos netos de la víctima, pero también valora el trabajo no remunerado, como las tareas del hogar o la pérdida de capacidad de trabajo futura de menores y estudiantes. Además, introduce un coeficiente específico para cada perjudicado que combina factores diversos, entre los que destacan:

  • Duración del perjuicio.
  • Riesgo de fallecimiento del perjudicado.
  • Deducción de las pensiones públicas.

De esta forma, la cuantía correspondiente a cada víctima no dependerá de tramos fijos, sino de un cálculo a partir de esta combinación de factores.

 

Novedades en los supuestos de fallecimiento, lesiones y secuelas

La nueva normativa introduce novedades en diversos supuestos y establece un nuevo baremo de indemnizaciones, que aumenta la protección de las víctimas. Algunas de los cambios que introduce, según los casos, son:

  • Fallecimiento: Mejora la indemnización por fallecimiento mediante su individualización, teniendo en cuenta las nuevas estructuras familiares. Además, se distingue entre los gastos razonables derivados del fallecimiento, para los que se destinará como mínimo 400 euros, y los gastos específicos, que incluyen el traslado del fallecido, repatriación, entierro y funeral.
  • Secuelas de un accidente: La nueva norma refuerza la reparación del gran lesionado, es decir aquellos discapacitados que requieren de apoyos intensos para su autonomía personal. Revisa, además, el baremo médico de secuelas para adaptarlo al estado actual de la ciencia.
  • Lesionados temporales: La nueva norma distingue entre los gastos de asistencia sanitaria y otros 'gastos diversos resarcibles', es decir, todos aquellos gastos necesarios y razonables que genere la lesión en el día a día del lesionado, como los gastos de movilidad del lesionado, los desplazamientos de familiares para atenderle, los gastos para atender a los familiares menores o especialmente vulnerables de los que se ocupaba el lesionado, etc.

Respecto a la media del periodo 2005 a 2011, según los daños causados en cada accidente de circulación, las indemnizaciones correspondientes se modifican de la siguiente manera:

  •  Indemnizaciones por muerte: se incrementan un 50% de media.
  •  Indemnizaciones por secuelas: se incrementan un 35% de media.

Por último, la norma establece la creación de una Comisión de Seguimiento del Sistema de Valoración, de la que formarán parte también las asociaciones de víctimas y las entidades aseguradoras, con el objeto de analizar su puesta en marcha, sus repercusiones jurídicas y económicas y el sistema de actualización, pudiendo hacer sugerencias y promover modificaciones al mismo para la mejora del sistema.

Estas novedades están incluidas en un Proyecto de Ley que aún tiene que cumplir su tramitación. En cualquier caso, desde Turboseguros.com te recomendamos que viajes con la protección de un seguro que cubra los siniestros de accidentes de tráfico y sus consecuencias. En Turboseguros.com puedes calcular el seguro de vida que más se ajuste a tu situación y nuestros profesionales te ayudarán a elegir la póliza más completa y a un precio ajustado.

 

Imagen1: 2dogspoopin0 (CC0 1.0) via Pixabay

Imagen 2: Madrid Emergency Vehicles (CC BY-ND 2.0) via Flickr

Información y Curiosidades

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *