Camiones y coches, convivencia con respeto y seguridad

La convivencia entre camiones y turismos en las carreteras no siempre es fácil. Las grandes diferencias entre estos dos tipos de vehículos, que nada tienen que ver en cuanto a tamaño, velocidad y maniobrabilidad, y los dispares intereses de los conductores de camiones y coches ponen a prueba a veces la buena sintonía que debe reinar en las carreteras.

 

Camiones y coches, convivencia y seguridad en las carreteras

 

La forma de entender la movilidad entre estos dos colectivos de conductores es muy distinta. Como muestra, basta señalar que la distancia media total recorrida por los conductores de turismos es de 15.000 kilómetros al año, mientras que los profesionales del transporte hacen más de 100.000 kilómetros en un año. Además, nada tiene que ver ponerse al volante de un camión de 40 toneladas y conducir un utilitario. No obstante, en líneas generales, existe un saludable respeto mutuo entre ambos colectivos y lo cierto es que no se producen muchos problemas entre camiones y otros vehículos.

Hace unos meses, se conoció un estudio elaborado por el RACE y el fabricante de camiones Scania con el objetivo de conocer los problemas más comunes entre los conductores de vehículos pesados y los de turismos en las carreteras. Para ello, se realizaron más de 3.000 entrevistas a conductores de camiones y coches de España y Portugal para obtener una visión conjunta de la relación entre transportistas y conductores de turismos en la península ibérica.

Y lo cierto es que no se apreciaron grandes problemas entre unos y otros. De hecho, el 73% de los conductores encuestados señaló como satisfactoria la relación entre el transporte profesional y los coches particulares cuando comparten la misma carretera, aunque esta percepción es más elevada entre los españoles, con un 76% de respuestas positivas, frente al 70% de los usuarios portugueses.

 

El mayor riesgo: no respetar la distancia de seguridad

Al preguntar por los percances e incidentes entre unos y otros, destacan el no respetar la distancia de seguridad que debe haber entre coches y camiones, y los golpes por alcance producidos por frenadas de emergencia. En el 46,31% de los casos estos percances producen por no guardar la distancia de seguridad y en el 23,01% es la falta de señalización de las maniobras la causante de estos incidentes. Estos percances se suelen producir en autopistas, autovías y carreteras convencionales. En ciudad son menos comunes porque son menos frecuentadas por los vehículos pesados.

El cuestionario también incluía temas relacionados con la seguridad vial. Conductores de camiones y coches señalaron al diseño de las rotondas como un elemento a mejorar. El 84% de los conductores de España y Portugal creen que las rotondas no está bien trazadas. Además, entre los transportistas de ambos países hay coincidencia en que resultan un problema en ocasiones, ya que al maniobrar en su interior los camiones se ven obligados a invadir el carril contrario para superarlas, con el alto riesgo de accidente que supone.

Otro de los aspectos a evaluar en el estudio fueron las áreas de descanso y estaciones de servicio. Los conductores de coches las puntuaron con un 6,6 sobre 10, mientras que los profesionales del transporte fueron más exigentes en sus puntuaciones, otorgando un 5 de nota media entre ambos países. Entre las demandas principales destacan mayor seguridad, higiene y aumento de los servicios como Internet o duchas para el aseo personal.

Información y Curiosidades

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *