Camiones más seguros, ecológicos y eficientes circularán por Europa

Camiones más seguros y ecológicos surcarán las carreteras europeas. Ese es el objetivo que persiguen las nuevas normas aprobadas hace unas fechas en el Parlamento Europeo, que incluyen medidas para que los fabricantes de camiones construyan vehículos más aerodinámicos que favorezcan la visibilidad, aumenten la seguridad y reduzcan su consumo de combustible.

 

La directiva europea para camiones busca una mayor seguridad y eficiencia

 

El ahorro de combustible es uno de los objetivos de esta iniciativa, ya que con las nuevas normas se espera reducir el consumo en camiones entre el 7% y el 10%. Además, el Parlamento Europeo calcula que con las medidas orientadas a la seguridad vial en camiones se podrán salvar entre 300 y 500 vidas al año de peatones y ciclistas en el continente europeo.

 

Seguridad en los camiones, a partir del diseño

Las normas abogan por camiones con un diseño más aerodinámico, con una cabina más redondeada que mejorará la visión del conductor y, en caso de choque a velocidad reducida, reducirá el riesgo de lesiones graves. La nueva directiva comunitaria permitirá a los fabricantes de camiones exceder los máximos de peso y longitud, de forma que se adaptarán a los nuevos motores más ecológicos.

Además, se establece un mayor control del peso de los camiones, para evitar la sobrecarga, y se reducen los trámites burocráticos, lo que permitirá facilitar la transferencia intermodal (buque, carretera y tren) de los contenedores de 45 pies. Pensando en el transporte intermodal, los camiones ampliarán ligeramente su tamaño para adaptarse a esta modalidad, lo que permitirá que un mismo contenedor utilice el transporte por carretera, vías férreas y marítimas.

Estas normas no entrarán en vigor inmediatamente, pasará un tiempo hasta que se vean plasmados todos estos cambios en la carretera. La directiva aprobada en el Parlamento tiene que ser aprobada formalmente por la Comisión Europea y se espera que entre en vigor en 2016. Además, los Estados miembros tendrán un plazo de dos años para adaptar las normativas nacionales.

 

Imagen: bilbobagweed (CC BY 2.0) via Flickr

Información y Curiosidades

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *