Camiones para todos los gustos

Si nos fijamos en los camiones que nos acompañan por la carretera podemos encontrar múltiples combinaciones de camiones, cabezas tractoras y remolques. En el mundo del camión hay una enorme variedad de modelos, en función de las características del vehículo y el tipo de transporte al que está destinado. No es igual un camión frigorífico que una hormigonera, y son diferentes las características de un camión de reparto a las de un tráiler que distribuye mercancías por distintos países.

 

Hay un seguro de camión para cada tipo de camión

 

No obstante, toda esta diversidad queda reducida a dos tipos fundamentales de camiones: los camiones rígidos y articulados.

  • Camiones rígidos: Puede definirse como un camión de "una sola pieza". En estos camiones la caja está unida a la cabina y resto de componentes del camión por el chásis, una estructura de largueros rígidos que mantienen unidos todos los componentes del vehículo.
  • Camiones articulados: Los camiones articulados son los que están formados por al menos dos estructuras rígidas, una de las cuales es la que arrastra al conjunto del camión. Ambas están unidas por un punto de articulación.

Además, entre los camiones articulados podemos distinguir dos tipos diferenciados, según las características de sus elementos. De esta forma, distinguimos entre un tráiler y un tren de carretera.

 

Diferencias entre un tráiler y un tren de carretera

Un tráiler es un conjunto de vehículos formado por dos partes: la cabeza tractora y el semirremolque.

  • La cabeza tractora o tractocamión es en sí mismo un camión, aunque su función no es la de cargar mercancías sino arrastrar remolques. De hecho, está especialmente diseñado para esa función.
  • La cabeza tractora arrastra un semirremolque, al que también se conoce como plataforma, gabarra o, simplemente, remolque. El remolque es el lugar donde se transporta la mercancía y puede tener varios ejes, según su tamaño y características.

Por su parte, un tren de carretera es un conjunto de vehículos formado por un camión rígido y uno o más remolques. La diferencia con los tráiler radica en que los componentes del tren de carretera pueden transportar carga. Además, un tren de carretera puede enganchar varios remolques y en algunos países se pueden encontrar composiciones de hasta doce remolques.

En lo que se refiere a los seguros, también podemos encontrar diferencias. Con una póliza de camión se puede asegurar un camión rígido, aunque en el caso de los tráilers las compañías de seguros nos ofrecen la posibilidad de contratar el seguro de cabeza tractora por un lado y el seguro de remolque por otro. En Turboseguros.com te ayudamos a encontrar el seguro de camión que necesitas al mejor precio, y te asesoramos para que tu póliza cuente con las coberturas más interesantes.

 

Imagen: Nacho (CC BY 2.0) via Flickr

Información y Curiosidades

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *