Cómo actuar si nuestro coche está averiado en carretera

Seguro que en alguna ocasión te has visto obligado a parar el vehículo por causa de una avería. Quedarse tirado en la carretera es más frecuente de lo que la gente cree, sobre todo cuando vamos al volante de vehículos viejos. No obstante, cuando nos vemos obligados a parar con el coche averiado, nos exponemos a sufrir un accidente mucho más grave. Por eso hoy te vamos a dar algunos consejos para prevenir riesgos en caso de avería o accidente en la carretera.

 

Coche averiado, consejos para actuar con seguridad

 

El año pasado se contabilizaron muchos más coches averiados. Los datos del RACE destacan un aumento del 18% de las incidencias en carretera durante 2017, hasta sumar cerca de un millón y medio de averías, de las que 900.000 fueron asistencias en carretera.

En este repunte de coches con averías no sólo influye el paulatino aumento de los vehículos que circulan por las carreteras españolas. Es mucho más determinante la antigüedad de los coches. De hecho, alrededor del 65% del parque automovilístico tiene más de 10 años. Eso son 15.200.000 automóviles viejos que pueden averiarse en cualquier momento, si no tienen el mantenimiento adecuado.

 

Averías de coche más frecuentes

Las averías de coche más frecuentes se producen por fallos en tres elementos clave del vehículo:

  • Baterías

  • Neumáticos

  • Motor

 

Averías provocadas por baterías

La avería de coche más común en 2017 fueron las relacionadas con la batería. total se tuvieron que hacer 165.306 asistencias para arreglar fallos relacionados con este componente. Las situaciones en las que el coche no arranca o la batería da fallos o se descarga protagonizan 1 de cada 5 incidencias en carretera.

 

Avería del coche por la bateria

 

Problemas con los neumáticos

Pinchazos, roturas o incluso reventones de los neumáticos constituyen la segunda causa que lleva a los conductores a llamar a los servicios de Asistencia. El año pasado se registraron unos 78.900 coches averiados por problemas relacionados con sus ruedas, lo que supone hasta un 5,6% más que en 2016.

 

Fallos de motor

Las averías relacionadas con el motor son también muy frecuentes y están relacionadas con la antigüedad de los coches. Entre las averías de motor podemos encontrar fallos de diversa consideración, aunque en la mayoría de los casos la factura del taller es elevada y puede hacernos pensar en un cambiar de coche.

 

Cómo actuar en un coche averiado

Es fundamental actuar con precaución para reducir al máximo el riesgo de sufrir cualquier imprevisto. En este sentido, desde Turboseguros.com te proponemos una serie de consejos para actuar en caso de que sufras una avería o accidente, con el fin de garantizar tu protección y seguridad.

 

Avería del motor del coche

 

Apartar el vehículo para no estorbar

Lo primero que debemos hacer cuando detectamos que el coche empieza a fallar es detener el vehículo en el arcén. Si no hay arcén, intenta aparcar lo más apartado posible a la derecha de la calzada en un lugar seguro.

Cuando detengas el vehículo, es importante evitar:

  • Salidas de curvas

  • Cambios de rasante

  • Zonas con escasa visibilidad

Si la avería ha provocado un accidente, la prioridad pasa por comprobar si alguno de los ocupantes del vehículo siniestrado ha sufrido algún daño y asegurarse de que estén resguardados.

 

Pon las luces de emergencia

Al detenernos, no hay que olvidar encender las luces de emergencia. Si la avería se produce en una autopista o autovía, recuerda que en condiciones de baja visibilidad o de noche, entre la puesta y la salida del sol, además de dar las luces de emergencia debes poner también las luces de posición. De esta forma, te asegurarás de que el resto de conductores vea tu coche parado.

 

No olvides el chaleco reflectante

El chaleco de emergencia debe estar siempre a mano en el vehículo por si se produce una avería o cualquier incidente que nos obligue a bajar del coche. La normativa obliga al conductor a colocarse el chaleco reflectante antes de bajar del coche.

Y aunque no es obligatorio que el resto de ocupantes lo lleve, sería recomendable que lo tuvieran, ya que el chaleco ayuda a hacernos más visibles ante el resto de conductores y puede evitar atropellos.

 

Coloca los triángulos de emergencia

Independientemente de que hayas conseguido situar el automóvil fuera de la calzada para evitar posibles colisiones por alcance, es preciso que coloques los triángulos de emergencia homologados.

La ley obliga a colocar los triángulos de emergencia a una distancia de 50 metros del vehículo siniestrado. Para que te hagas una idea, 50 metros equivalen a unos 80 pasos.

Recuerda que en una carretera de doble sentido es necesario aplicar esta medida de seguridad tanto detrás del coche averiado como delante, para avisar también a los conductores que vengan en sentido contrario.

No obstante, esta obligación se aplica sólo si las condiciones de circulación y visibilidad permiten la instalación de los triángulos con seguridad.

 

Ponte a salvo y solicita ayuda

Una vez que hemos señalizado adecuadamente el coche averiado, el conductor y los pasajeros del vehículo deben situarse en una zona segura, detrás de la barrera quitamiedos de la carretera, nunca en el arcén.

El mejor lugar donde los ocupantes pueden esperar a las Asistencias está fuera de la calzada, donde no se distraiga al resto de conductores ni sean un obstáculo para la circulación.

Una vez seguros, es el momento de pedir ayuda. Deberás contactar con los servicios de emergencias (112) si fuese necesario, o llamar al servicio de Asistencia en Carretera de tu compañía de Seguros, para que puedan desplazarse hasta el punto en el que te encuentras lo antes posible.

 

Llamar a la Asistencia en Carretera por el coche averiado

 

El deber de prestar auxilio en un accidente

Por otro lado, es importante recordar que todo conductor está obligado a prestar ayuda en caso de ser testigo de un accidente de otro vehículo en carretera.

En estos casos, al dar aviso a los servicios de emergencias es importante que informes sobre el estado de las personas implicadas en el siniestro y confirmes si alguna persona ha sufrido daños.

Al atender a los heridos, hay que evitar que se produzcan daños más graves y no descuidar la seguridad, ya que los coches siniestrados pueden haber quedado en mitad de la calzada.

Para no equivocarse al prestar auxilio en un accidente de carretera, conviene memorizar el Protocolo PAS, iniciales de Proteger, Avisar y Socorrer. Siguiendo esta forma de actuar, no descuidamos la seguridad al atender a las personas accidentadas en un siniestro.

 

La Asistencia en Carretera, fundamental si el coche está averiado

Entre las coberturas de los Seguros de Coche, una de las más útiles es la Asistencia en Carretera. Como hemos visto, quedarse tirado en medio de un viaje es un riesgo, y nuestra aseguradora puede facilitarnos mucho el traslado y la reparación del vehículo. Incluso puede que las asistencias del Seguro resuelvan in situ la avería.

Si quieres saber más sobre este asunto, este post sobre la Asistencia en Carretera puede ayudarte. No obstante, nuestro consejo es que, al contratar el Seguro del Automóvil no olvides echar un vistazo a esta cobertura.

Además de saber cómo actuar en caso de avería, conviene tener claro lo que nuestra póliza puede hacer por nosotros si nos quedamos parados con el coche averiado.

Cómo actuar si nuestro coche está averiado en carretera
5 (100%) 3 votos
Información y Curiosidades

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *