Cómo conducir cuando nos cruzamos con un mega-camión

¿Es seguro conducir por carreteras que compartimos con mega-camiones de 60 toneladas? ¿Cómo deben comportarse el resto de conductores al cruzarse con estos vehículos? Aún es pronto para que nos encontremos con estos grandes camiones con demasiada frecuencia, pero todo parece indicar que dentro de poco compartir carretera con los mega-camiones no será nada extraño y parece indicado que apuntemos algunas recomendaciones para hacer más seguro nuestro viaje.

 

Los mega-camiones son seguros, pero hay que evitar riesgos al conducir con ellos

 

Seguro que has oído hablar de esto enormes tráileres. Los mega-camiones son grandes vehículos articulados, con más de 6 ejes y con una composición de hasta 25,25 metros de longitud. En un principio, la normativa que rige su circulación es muy estricta y sólo podrán circular con autorización de Tráfico, generalmente por autopistas y autovías.

La normativa incide en que estos vehículos sean lo más seguros posible. De esta forma, limita su velocidad máxima a 90 km/h y no pueden adelantar a ningún vehículo que circule a más de 45 km/h. Por seguridad, no pueden circular en condiciones meteorológicas adversas y con malas condiciones de visibilidad. Además, los mega-camiones deberán llevar diversos mecanismos de seguridad como son detectores de ángulos muertos, ESP (Sistema de Control de Estabilidad) y un sistema automático de frenada de emergencia.

No obstante, cruzarse con uno de estos inmensos tráilers puede amedrentar a algún conductor poco avezado. La Asociación de Empresas Formadoras en Seguridad Vial, Formaster, ha publicado una serie de recomendaciones que puede ser de utilidad a los conductores más inseguros a la hora de compartir la carretera con vehículos de este tamaño.

 

Pautas a seguir cuando nos crucemos con un mega-camión

 

No hay que ponerse nervioso y guardar la distancia de seguridad

Los nervios al volante no son buenos consejeros, y menos en estas situaciones. Al encontrar un mega-camión hay que procurar mantener la calma y actuar igual que hacemos ante un vehículo pesado. Al acercarnos, es muy importante guardar la distancia de seguridad, sobre todo si nos colocamos detrás del mega-camión, ya que la visibilidad se reducirá mucho. Y si queremos preparar el adelantamiento, tendremos que adecuar nuestra velocidad y preparar la maniobra con la máxima precaución.

 

El adelantamiento más seguro requiere un tiempo

Adelantar un mega-camión de forma segura puede necesitar cierta dosis de paciencia y, sobre todo, prudencia. Es la maniobra que más riesgo entraña de la conducción con vehículos de este tamaño, ya que requiere de mucho más tiempo que un adelantamiento normal. Una vez estemos seguros de que se dan las condiciones de seguridad adecuadas, hay que realizar la maniobra con precaución.

Si el adelantamiento debe realizarse en una vía de doble sentido debemos aumentar la prudencia y sólo adelantar si la visibilidad es buena y tenemos el suficiente espacio y tiempo para realizarlo. Si no, lo más seguro es esperar.

Una situación de riesgo que nos podemos encontrar es un adelantamiento con fuertes ráfagas de viento. En esos casos, debemos tener en cuenta que el camión nos hará de pantalla y al ponernos en paralelo con viento fuerte de la derecha, nuestro coche tenderá a aproximarse al mega-camión y el viento nos expulsará al lado contrario al terminar el adelantamiento. Debemos rectificar la dirección suavemente en estas situaciones y proseguir la marcha.

 

Anticípate para adaptarte a su velocidad y sus dimensiones

Los mega-camiones tienen limitada la velocidad y, además, en tramos de fuerte pendiente se verán obligados a ir más despacio. Su arrancada también es más lenta en las incorporaciones, lo que debemos tener en cuenta a la hora de compartir carretera con estos enormes vehículos.  

 

Los mega-camiones requieren más espacio y distancia para estar seguros

 

Por otro lado, las grandes dimensiones del vehículo hacen que sus maniobras parezcan más torpes y requieran mucho más espacio, sobre todo al realizar un giro. En muchas intersecciones, cruces y rotondas que no han sido diseñadas para la circulación de estos vehículos pesados es posible que estos mega-camiones invadan el carril o lo ocupen totalmente para poder realizar el giro.

En definitiva, conducir más seguros con camiones de gran tamaño requiere un extra de precaución y sentido común, sin necesidad de ponerse nerviosos. Un signo de precaución es contar con un Seguro de Coche con las coberturas necesarias para prevenir cualquier incidente y es de sentido común buscar la mejor póliza al precio más barato. En nuestro comparador de seguros online te ayudamos a contratar el Seguro de Coche más barato con las mejores coberturas para que circules con toda la tranquilidad en cualquier circunstancia.

Información y Curiosidades

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *