Cómo elegir la sillita del coche para los niños

Con el buen tiempo y las vacaciones, los desplazamientos por carretera se multiplican y ello supone que debemos aumentar la cautela al coger el coche, sobre todo cuando viajamos con nuestros hijos. La seguridad de los niños es lo más importante en cada viaje que hacemos en coche y es fundamental que respetemos las normas y sentemos siempre a los más pequeños en las sillitas de seguridad reglamentarias.

 

La seguridad de los niños depende de los conductores

 

Los niños son los más vulnerables ante un golpe en carretera, por eso deben estar perfectamente sujetos durante todo el trayecto. Según la legislación española, los niños menores de 12 años y de hasta 135 centímetros deben usar un dispositivo de retención homologado a su talla y peso obligatoriamente. La edad del niño marca la pauta a la hora de elegir el modelo de sillita para el pequeño, pero ten siempre en cuenta que la cabeza no debe nunca sobresalir del respaldo.

 

¿Qué hay que tener en cuenta al escoger el asiento de seguridad?

En el mercado se encuentran asientos de seguridad para recién nacidos, y para niños de hasta 18 y 36 kilos. En función de la edad y peso de los pequeños, deberán usar unos sistemas de retención u otros.

  • Niños recién nacidos hasta un año (hasta 10 Kg de peso): Los bebés y recién nacidos pueden viajar en sus capazos o portabebés, siempre en los asientos traseros. Hay sillas de grupo 0 para bebés que se colocan en los asientos traseros en sentido contrario a la conducción, ancladas al coche con un sistema de seguridad.
  • Niños de 1 a 4 años (de 9 a 18 Kg de peso): Las sillas con arnés de grupo 1 son para niños más mayores. Se instalan mirando hacia adelante y la silla se fija al vehículo con el cinturón de seguridad del coche. El arnés debe quedar bien ajustado al cuerpo del bebé para garantizar la seguridad del pequeño.
  • Niños de 3 a 12 años (de 15 hasta 36 Kg de peso): Para estos niños se utilizan sillas de grupo 2 y 3. Son asientos y cojines elevadores, que alzan al pequeño hasta alcanzar la altura suficiente como para usar el cinturón de seguridad del coche. Para colocarlo correctamente, la banda diagonal del cinturón debe pasar por encima de la clavícula y sobre el hombro sin tocar el cuello. La banda horizontal debe quedar sobre caderas y muslos, nunca sobre el estómago, para evitar que un frenazo haga daño al pequeño.

Además, desde la DGT dan una serie de pistas y recomendaciones que nos ayudan a incrementar aún más la seguridad de los niños en el coche.

  • Comprueba siempre que el sistema de retención infantil está bien colocado antes de arrancar el coche.
  • El asiento más seguro es el central trasero y el más peligrosos es el del copiloto. Tenlo en cuenta al sentar a tus hijos en el coche.
  • El asa de la sillita del coche forma parte de su sistema de seguridad. Colócala como indican las instrucciones para proteger a tu hijo.
  • Ahora la estatura cuenta. El fabricante puede determinar a qué rango de estatura va dirigido su sistema de rentención infantil. En cualquier caso, es muy importante que la cabeza no sobrepase el respaldo de la sillita.
Información y Curiosidades

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *