¿Cómo funciona el Consorcio de Compensación de Seguros?

El Consorcio de Compensación de Seguros podría considerar como el organismo que llega donde los demás seguros no pueden llegar, aunque realmente es un ente público, que depende del Ministerio de Economía a través de la Dirección General de Seguros, y que está al servicio del sector asegurador.

 

El seguro de coche se apoya en el Consorcio de Compensación de Seguros para cubrir los daños causados por siniestros como las inundaciones

 

El Consorcio desempeña diversas funciones, aunque la principal es la de asegurar situaciones en las que el seguro privado no puede asumir determinados riesgos y actuar como un fondo de garantía, cuando se dan determinadas circunstancias de falta de seguro, insolvencia del asegurador, etc. Además, asesora a las empresas aseguradoras y planea posibles estrategias para mejorar el sector asegurador.

 

Funciones del Consorcio de Compensación de Seguros

  • Aseguramiento subsidiario: El Consorcio se hace cargo de los daños ocasionados por vehículos a motor, en los casos que no se determine el autor de los daños, que la aseguradora de un vehículo causante de un siniestro esté en quiebra, o que una persona conduzca sin seguro. En este último caso, el consorcio, se encargará posteriormente de reclamar al conductor.
  • Aseguramiento directo: El Consorcio se trata de cubrir como asegurador directo una serie de riesgos que las aseguradoras con cubren. Viene a ser como un asegurador de último recurso para, por ejemplo, vehículos a motor que precisan de seguro obligatorio. Lo mismo ocurre con otros tipos de seguros, como los seguros de caza o el seguro obligatorio de viajeros.

 

El Consorcio actúa ante riesgos extraordinarios como puede ser un terremoto

  • Seguro ante supuestos especiales: El Consorcio también actúa como asegurador en determinadas circunstancias y riesgos, que el seguro no es capaz de asumir. Hablamos de la cobertura que da el Consorcio a los daños causados por determinados fenómenos de la naturaleza (inundaciones, terremotos, ciclones, etc) o situaciones de terrorismo, responsabilidad de las Fuerzas Armadas o conflicto armado, y que no son asumidos por las aseguradoras.
  • Fondo de garantía: El Consorcio no es exactamente un fondo de garantía, lo que hace es que responde ante los clientes de una compañía aseguradora que entra en concurso de acreedores o se declara insolvente. En estos casos, el Consorcio responde a las indemnizaciones y gastos de las pólizas en vigor de la aseguradora en cuestión, que se mantienen vigentes hasta la fecha de vencimiento.

 

El Consorcio también cubre los accidentes provocados por conductores sin seguro

  • Entidad liquidadora: Además de tener asignadas funciones de aseguramiento, desde 2002 se encarga de dirigir y administrar las aseguradoras que entran en concurso o liquidación.
  • Coaseguro y Reaseguro: El coaseguro consiste en ceder parte del riesgo a otras aseguradoras de forma que el riesgo se divide entre dos o más aseguradoras. En el reaseguro es “un seguro del seguro”, en el que una entidad pacta con otra para que asuma total o parcialmente los costes de un posible siniestro. El Consorcio puede actuar de reaseguro y coaseguro en materias agrícolas, forestales y de medio ambiente, destacando específicamente en este caso los supuestos de accidente nuclear. De esta manera, se da respaldo a las aseguradoras para que asuman determinados riesgos, que por su naturaleza pueden resultar difíciles de asumir.
  • Prevención y estudios: El Consorcio sirve de apoyo al sector con la elaboración de estudios sobre normativa y prevención. Las aseguradoras deben realizar planes tendentes a la reducción de siniestros, con el fin de optimizar los seguros y reducir las reclamaciones impuestas por los clientes. De esta forma se persigue que los consumidores confíen más en las compañías aseguradoras.

De esta forma, al contratar un seguro de hogar o al elegir un seguro de coche, de forma indirecta recibimos la protección del Consorcio de Compensación de Seguros, que complementa las coberturas que ofrecen las compañías aseguradoras. Así, estamos más protegidos y seguros ante riesgos extraordinarios, y conseguimos asegurarnos cuando el riesgo es demasiado grande.

 

Imagen1: Averette (CC BY 3.0) via Wikimedia.org
Imagen2: Mmrodenas (CC BY 3.0) via Wikimedia.org

Información y Curiosidades

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *