Cómo funciona la cobertura de Defensa Jurídica de los Seguros

Los conflictos entre particulares pueden surgir en cualquier momento. Reclamaciones por daños o por cualquier otra causa, conflictos que puedan surgir en el trabajo, en la calle o con algún vecino y situaciones complejas en las que no parece clara la responsabilidad, son algunos ejemplos de cómo pueden surgir problemas de tipo legal cuya resolución requiere, en ocasiones, llegar a los tribunales. Para estos casos, muchos Seguros cuentan con la cobertura de Defensa Jurídica.

 

Cobertura de defensa jurídica en Seguros

 

La cobertura de Defensa Jurídica de los Seguros se puede contratar con algunas pólizas de Coche o con el Seguro de Hogar, aunque existen pólizas de Defensa Jurídica que podemos suscribir de forma independiente y suelen ofrecer una protección más específica.

La Defensa Jurídica es una cobertura que tiene como objetivo cubrir los gastos derivados de un proceso de reclamación ante particulares, en procesos de mediación o ante instancias administrativas y judiciales.

Por otro lado, es una garantía que está relacionada con la cobertura de Responsabilidad Civil, ya que la Ley de Contrato del Seguro determina que, siempre que la póliza no diga lo contrario, debe ser la aseguradora quien asuma la dirección jurídica frente a la reclamación del perjudicado, “y serán de su cuenta los gastos de defensa que se ocasionen”, señala la norma.

 

La defensa Jurídica en los Seguros de Coche y de Hogar

No obstante, como cobertura de una póliza de Hogar o de Automóvil, la Defensa Jurídica ofrece también asesoramiento sobre temas relacionados con el ámbito de protección de la póliza, y se encarga de gestionar reclamaciones en nombre del cliente, con el objetivo de conseguir una compensación para el asegurado ante cualquier daño o acción por la que se viera perjudicado, dentro de los límites establecidos en el contrato del Seguro.

De esta forma, la cobertura de Defensa Jurídica en los Seguros de Coche ofrece protección jurídica y asesoramiento, además de un servicio de reclamación de daños cuando el cliente ve dañados sus derechos como consecuencia de un siniestro con el vehículo.

En las pólizas de Hogar, esta garantía ofrece su cobertura para gestionar aquellos conflictos relacionados con daños que se puedan haber producido en la vivienda, aunque también puede cubrir la defensa civil y penal de los actos que se imputen al tomador de la póliza.

No obstante, es importante señalar que al contratar la garantía de Defensa Jurídica como cobertura adicional de una póliza de Hogar o un Seguro de Automóvil, podemos encontrarnos importantes diferencias entre unas aseguradoras y otras, tanto en la prestación de servicios como en los límites de la cobertura. Por eso es conveniente leer atentamente el condicionado de la póliza y conocer de antemano qué prestaciones ofrece la Protección Jurídica del Seguro.

 

Cobertura de Defensa Juridica y reclamación

 

Coberturas y servicios que ofrece la Defensa Jurídica

Salvando las diferencias entre aseguradoras y teniendo presente que las prestaciones de las diversas ofertas de Seguros pueden ser diferentes unas de otras, estas son algunas coberturas y servicios que podemos encontrar en los Seguros que incluyen esta garantía:

Asesoramiento legal 

Con este servicio, el cliente tiene la posibilidad de realizar consultas por teléfono o por cualquier otro canal y contar con el asesoramiento de abogados expertos en temas relacionados con la reclamación de accidentes de tráfico, siniestros o con otras cuestiones que tienen que ver con la vivienda o los derechos del asegurado.

En algunas pólizas, se ofrece incluso la posibilidad de costear la consulta a un abogado especializado para recibir asesoramiento experto sobre los ámbitos recogidos en la póliza.

Trámites y documentos legales

La Defensa Jurídica también suele prestar un servicio de asesoramiento especializado que incluye la redacción y revisión de contratos, trámites administrativos y las consultas sobre determinados documentos legales.

Reclamación y defensa

Esta cobertura puede incluir desde la defensa del asegurado ante cualquier denuncia recibida, hasta las reclamaciones por daños o incumplimientos en contratos. Dentro de las pólizas de Hogar, podemos encontrar Seguros en los que la Defensa Jurídica también cubre la reclamación de herencias y las reclamaciones por impago de alquiler o usurpación de vivienda, entre otros. Asimismo, en los Seguros de Automóviles esta cobertura puede asumir la reclamación de multas.

Garantía de fianzas

Llegado el caso, la cobertura de Protección Jurídica garantiza las fianzas exigidas al asegurado en procesos penales, de acuerdo con las condiciones de la póliza. En este punto, es importante saber que suelen aparecer exclusiones y situaciones que limitan esta prestación.

Por otro lado, cabe destacar que en algunas pólizas se incluye como prestación el anticipo de la indemnización reclamada por un siniestro en los casos en que la responsable del pago sea otra aseguradora y las partes hayan manifestado su conformidad con los términos de la reclamación.

Gastos judiciales

La cobertura de Defensa Jurídica se hace cargo de los gastos judiciales en conflictos relacionados con siniestros o con el ámbito de la póliza. En estos procesos, esta garantía puede incluir:

  • Elección del abogado o procurador
  • Cobertura de los honorarios profesionales, una cantidad que puede estar limitada hasta un máximo.
  • Cobertura de los gastos judiciales, aunque también podemos encontrar límites económicos a esta cobertura.
  • Apelaciones y recursos, en función de lo que diga la póliza.

 

Limitaciones a la cobertura

Es habitual que en las condiciones de la póliza, encontremos limitaciones  económicas en los diferentes servicios y prestaciones de esta cobertura, que conviene conocer. Además, en los litigios judiciales, la aseguradora puede entender que no es viable recurrir una sentencia y dejar que el asegurado se haga cargo del procedimiento. En este caso, si de este recurso saliera una sentencia firme más favorable, podría reclamar a la aseguradora el reembolso de los gastos, dentro de los límites establecidos en el Seguro.

Asimismo, en el contrato del Seguro se incluyen los casos en que quedan fuera de esta garantía, como las reclamaciones de siniestros ocurridos antes de la entrada en vigor de la póliza o aquellos que el asegurado haya provocado voluntariamente. 

También podemos tener problemas para recibir la indemnización que costearán los procesos judiciales si no tenemos convenientemente justificados los gastos y honorarios de los abogados.

 

Encuentra la mejor protección y compara tu Seguro

Como hemos visto, la cobertura de Defensa Jurídica en los Seguros puede sacarnos de más de un aprieto judicial, aunque no todas las pólizas ofrecen los mismos servicios con esta garantía. Tener una póliza con la máxima protección y conseguir el precio más competitivo es cuestión de comparar ofertas. Esta es la única forma de contratar un Seguro de Hogar barato pero con amplias coberturas o un Seguro de Coche a buen precio y con las garantías que necesitas. 

En este sentido, nuestro comparador de seguros te ayuda a encontrar la póliza que estás buscando al mejor precio, ya que comparamos para tí las mejores ofertas de aseguradoras líderes y conseguimos el Seguro a la medida, más económico y con la mejor protección.

Información y Curiosidades

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *