¿Cómo funcionan las nuevas tarifas de la luz?

La factura de la luz es uno de los gastos fijos que más pesan en los hogares. La consultora AIS Group calculó recientemente que una familia media en España gasta alrededor de 725 euros al año, algo más de 60 euros al mes, sólo en la factura de la luz. Ahorrar unos euros a la hora de encender cualquier electrodoméstico o encender la televisión puede depender de una buena elección de la tarifa contratada, aunque ese es un tema en el que muchos consumidores se pierden.

 

Ahorrar en la factura de la luz del hogar puede ser cuestión de cambiar de tarifa.

 

Pero, ¿cómo funcionan las tarifas de la luz actualmente vigentes? Conocer cómo las eléctricas nos cobran la luz puede hacernos cambiar nuestra forma de contratar la electricidad. Desde que esta pasada primavera cambió el sistema de tarificación de la luz en España, existen varios tipos de tarifas que nos pueden interesar más o menos, según sean nuestros hábitos de consumo.

Este cambio permitirá que el precio de la electricidad será es más caro o más barato, según la hora a la que se realice el consumo. Existen dos tipos principales de tarifas que tienen un precio diferente en varias franjas horarias:

  • La tarifa de luz por horas.
  • La tarifa con discriminación horaria.

Aparte de la opción de la factura horaria, existen otras alternativas de contratación, entre ellas un coste fijo del kilovatio hora para un año entero o un acuerdo bilateral con la compañía conforme a las condiciones pactadas. No obstante, las asociaciones de consumidores recomiendan que revisemos con atención las condiciones de estas modalidades, porque contratar la luz de esta forma puede salir más caro.

 

¿Qué es la tarifa de electricidad por horas?

La tarifa de luz por horas es una modalidad que solo se aplica en el Precio Voluntario al Pequeño Consumidor (PVPC), pero únicamente en aquellos clientes que tienen un contador digital instalado en su vivienda. Con esta modalidad, la factura se calcula en función del consumo que el hogar realice en cada hora y del precio que marque en ese momento el mercado mayorista de electricidad.

 

La tarifa de electricidad por horas calcula el gasto en función del consumo que el hogar realice en cada hora y del precio que marque en ese momento el mercado.

 

Este sistema, que se puso en marcha el pasado 1 de julio, se está aún implantando entre las comercializadoras y distribuidoras. De hecho, las eléctricas aún están cambiando los contadores de sus usuarios, imprescindibles para usar esta tarifa. Será en 2018 cuando todos los clientes deberán tener ya instalados estos aparatos, y tendrán que tener contratada la tarifa regulada (PVPC) con alguna de las comercializadoras de referencia.

Al cierre de 2014 había unos 10 millones de contadores inteligentes colocados, pero quedan muchos por poner, pues hay 27 millones de ciudadanos que pueden acogerse a este PVPC. A los consumidores que aún tienen el contador analógico, el recibo se emite al cabo de dos meses con un precio adaptado a unos perfiles de consumo.

 

¿Cómo saber el precio de la luz con la nueva tarifa?

Los que tienen contratado este tipo de tarifa comprobarán que hay momentos del día en los que el precio de la electricidad es más cara y otros en los que es más barato encender la luz. El precio para cada día está disponible un día antes en la web de Red Eléctrica de España (REE), con el objetivo de que el cliente pueda anticiparse unas horas al consumo.

 

Asegurate de realizar el mayor consumo eléctrico en las horas más baratas para sacarle partido a la tarificación por horas

 

Por lo general, la energía es más barata en las horas de menos demanda, es decir, desde la medianoche y hasta mediodía. Sin embargo, el consumo se dispara por la tarde y en las horas de la noche hasta las 23.00 horas.

Con este sistema también influyen variables que hasta ahora los consumidores no teníamos en cuenta como la fuerza del viento: en días especialmente ventosos es probable que la energía eólica haga bajar los precios. Al contrario, en los días en los que el clima es más estable, los precios serán más caros.

 

¿Es posible ahorrar con la tarifa de electricidad por horas?

El Ministerio de Industria y Energía estimaba que los consumidores podrían ahorrar más de un 4% con estas tarifas, aunque lo cierto es que el ahorro que se le puede sacar a este sistema dependerá de la habilidad de los consumidores de adaptar su consumo al precio de la oferta. Y de lo fuerte que sople el viento, claro.

 

Ahorrar con la tarifa por horas es posible si ajustamos el consumo a las horas de menor demanda.

 

La tarifa PVPC ajusta mucho el precio de la luz a su coste en el mercado mayorista, aunque perjudica a quienes consumen habitualmente durante las horas más caras.

Por otro lado, no debemos olvidar que este sistema sirve para calcular el coste de la energía dentro del recibo, lo que tiene un peso cercano al 37% del total de lo que pagamos en una factura de la luz. Alrededor de otro 25% corresponde a impuestos, entre ellos el IVA, mientras que el 38% restante sirve para sufragar los costes regulados del sistema y se paga a través del término de potencia (que tiene un coste fijo por cada kilovatio contratado) y de los peajes (en función del consumo).

 

¿Qué es la tarifa de discriminación horaria?

Otra opción es pasarse a una tarifa con discriminación horaria, en la que los ahorros son considerables si se consume en las horas 'valle'. El resto de las horas tiene fuerte penalización. La tarifa con discriminación horaria es una modalidad de contratación que contempla un precio del kilovatio hora (kWh) más barato durante las horas nocturnas, que puede ser el doble de caro durante las horas del día. Podemos encontrar dos modalidades de tarifa nocturna para el consumidor:

  • La discriminación horaria en dos periodos: Con una ‘franja valle’ (noche) y una ‘tarifa punta’ (día). Este sistema suele tener un horario diferente en invierno y en verano.
  • La discriminación horaria en tres periodos: Esta modalidad cuenta con varios periodos horarios definidos en ‘supervalle’ (madrugada), ‘valle’ (noche) y ‘punta’ (día).

Por otro lado, cambiarse a esta tarifa de discriminación horaria supone un coste para el consumidor que disponga de contador analógico, dado que la distribuidora tiene que instalar un contador digital en la vivienda y se tiene que pagar un derecho de enganche cuesta algo más de 10 euros.

 

Seguro que ahorras con la tarifa con discriminación horaria, si aprovechas las horas nocturnas para hacer el mayor consumo eléctrico.

 

Sin embargo, el usuario que ya disponga de contador digital en la vivienda no tiene que abonar ningún importe y puede solicitar la discriminación horaria en cualquier momento con la comercializadora.

 

¿Cómo se ahorra con la discriminación horaria?

La discriminación horaria se caracteriza por tener un precio más caro durante determinadas horas del día, momento en el cual el consumidor debe intentar efectuar menor gasto para ahorrar en la factura de la luz. El verdadero ahorro vendría si se consume la mayor parte de la energía en las franjas 'valle', en las que el coste de la luz es mucho más barato.

Durante el día, la tarifa con discriminación horaria es hasta un 25% más cara que el resto de tarifas de luz por el día, aunque el precio del Kw/h pueden ser un 65% más barato si se efectúa gasto en las ‘horas valle’. Esta tarifa conviene a quienes realicen al menos un 33% de su consumo eléctrico en horario nocturno y puedan aprovechar el menor coste de la electricidad para poner los electrodomésticos que más gasto generan y evitando consumir en horas diurnas incluidos los fines de semana.

 

El seguro de hogar también es una buena forma de ahorrar

Recortar el gasto en la factura de la luz con una elección inteligente de la tarifa eléctrica es una recomendable opción, que puede ir acompañada de más iniciativas para no gastar más de lo necesario. En esta línea, el seguro de hogar es otro de los capítulos del presupuesto de la casa que puede mejorarse al comparar las mejores ofertas.

En este sentido, Turboseguros.com te puede ayudar a calcular el seguro de hogar más barato entre una selección de propuestas de importantes aseguradoras, con todas las coberturas que necesitas y sin pagar más de la cuenta. Además, nuestros profesionales te pueden asesorar en la elección de la póliza que más te conviene, según las características de tu vivienda y tus circunstancias familiares.

Información y Curiosidades

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *