Conduce seguro: al volante, mantén lejos el alcohol

Conducir entraña sus riesgos, al salir a la carretera estamos expuestos a sufrir un accidente. Pero hacerlo después de haber consumido alcohol es una auténtica temeridad que puede tener graves consecuencias. Además de la sanción, que puede llegar a alcanzar multas de 1.000 euros, cabe señalar que el 28,9% de los conductores fallecidos en accidente durante 2013 dio positivo en alcohol. Según las estadísticas, conducir un vehículo con una tasa de alcoholemia superior a 0,5 g/l triplica el riesgo de sufrir o provocar un accidente en carretera.

 

conduce seguro y no bebas si vas al volante

 

La conducción y el alcohol son dos ingredientes que no conviene combinar. El alcohol altera la capacidad de conducir ya que influye en nuestra percepción visual, altera nuestra capacidad de reacción y dificulta la coordinación. Además, cuando nos afecta la embriaguez nuestra capacidad de controlar la velocidad, las distancias y nuestra situación espacial se altera de manera peligrosa, mucho más al volante de un coche.

Una de las cosas que no sabe mucha gente es que estos síntomas aparecen incluso antes de que el conductor o la conductora tenga la sensación de encontrarse bajos los efectos del alcohol, debido a la falsa sensación de control que induce a los afectados.

A los riesgos de sufrir un accidente hay que sumar la sanción a la que nos exponemos por conducir bajo los efectos del alcohol. Una sanción que puede tener peores consecuencias si nos vemos implicados en un accidente. En estos casos, cabe recordar que el seguro de coche no nos cubrirá si se demuestra que conducíamos con una tasa de alcohol superior a la permitida.

Estos son los límites de alcohol en sangre que permite la normativa:

  • Los conductores de turismos y motocicletas tienen prohibido conducir con un índice de alcoholemia superior a 0,5 g/l (límite en sangre) o su equivalencia 0,25 mg/l (límite en aire expirado).
  • La cantidad permitida disminuye a 0,3 g/l (límite en sangre) o su equivalencia 0,15 mg/l (límite en aire expirado) si se trata de un conductor novel o profesional.
Información y Curiosidades

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *