Consejos para ahorrar en la calefacción de nuestros hogares

La calefacción supone uno de los mayores gastos de los hogares. Según un informe del Instituto de Diversificación y Ahorro Energético (IDAE), la calefacción representa un 46% del consumo energético de los hogares españoles, es decir que cerca de la mitad de nuestra factura de la luz se va en mantener caliente nuestra casa.

 

Seguro que ahorras con un mantenimiento adecuado de la caldera

 

Es seguro que el ahorro en la factura de la calefacción se puede lograr con un uso adecuado de la instalación. Pero, además, es posible mejorar el rendimiento de las calderas y radiadores para optimizar el gasto en calefacción y reducir hasta un 10% el consumo energético, según Reparalia. Estos son algunos de los consejos para mantener en perfecto estado nuestra la caldera y reducir el gasto en calefacción.

    • Que todo esté bien conectado: Una de las prácticas recomendadas antes de poner en marcha la caldera es revisar todas las conexiones para evitar averías. Hay que comprobar que el enchufe a la red eléctrica y el conducto del gas están en orden, y que las tomas de entrada y salida de agua no gotean.
    • Ojo con la presión de la caldera: Otro punto importante que determina el buen funcionamiento de la caldera es la presión. Generalmente, la presión correcta del aparato debe estar entre 1,2 y 1,5 bares como máximo. Todas las calderas, tanto digitales como analógicas, tienen un indicador de presión a la vista y una llave de llenado que es conveniente tener localizada. Si la caldera no tiene una presión adecuada, puede llegar a pararse por falta de presión. En esos casos, utiliza la llave de llenado de la caldera para corregirla, pero sin superar los valores máximos. Si el circuito pierde constantemente presión, es conveniente que consultes con un especialista, porque existe el riesgo de que haya una fuga y tengas que ponerte en contacto con tu seguro de hogar.
    • La temperatura es clave en el ahorro: Una temperatura adecuada puede ahorrar mucho dinero en la factura de la calefacción. La percepción del calor en el hogar es subjetiva, pero lo cierto es que mantener una temperatura de 18ºC cuando no estamos en casa y no pasar los 23ºC mientras permanecemos en el hogar ayuda a no malgastar el dinero. Está comprobado que mantener la caldera encendida entre estos parámetros optimiza el gasto en calefacción, ya que se evita el esfuerzo energético que supone volver a alcanzar la temperatura de confort desde un punto más bajo. En este punto, un termostato adecuado puede ser una excelente inversión.
    • Los radiadores deben calentar bien: Puede parecer obvio, pero en muchas casas se tiran cientos de euros de calefacción por el mal funcionamiento de los radiadores. Hay que purgar los radiadores al menos una vez al año para eliminar el aire acumulado en el circuito de calefacción. Sólo así, el agua caliente se distribuirá adecuadamente y llenará los radiadores, evitando que estén más fríos por la parte superior y no den todo el calor que pueden dar.

Para purgar los radiadores es preciso accionar la válvula de purgado y recordar que:

  • Hay que hacerlo con la caldera apagada durante al menos dos horas.
  • Utiliza un destornillador y un recipiente para recoger el agua.
  • Gira despacio el purgador para liberar el aire y ciérralo cuando cese el silbido del aire y comiencen a salir gotas de agua.

Seguir estos sencillos consejos ayuda a contener el gasto energético en el hogar y evita averías en el sistema de calefacción. No obstante, el riesgo de sufrir una fuga de agua o que nuestra caldera deje de funcionar está ahí. Un seguro de hogar puede protegerte ante este tipo de averías y por menos de lo que piensas. En Turboseguros.com encontrarás el seguro de hogar barato que necesitas para ahorrar con más tranquilidad.

Información y Curiosidades

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *