Consejos para ahorrar mientras conduces tu camión

Ahorrar en combustible es siempre una buena opción, sobre todo para los profesionales que cada día pasan horas al volante. En el caso de los camioneros es aún más importante, ya que un camión de transporte puede llevar tanques de combustibles con una capacidad de entre 800 hasta 1.400 litros de combustible, lo que supone más de 1.000 euros cada vez que llena el depósito. Y eso que estos meses de atrás, los precios de la gasolina se han moderado con respecto a hace un año.

 

Seguridad y ahorro en la conducción, como en tu seguro de camión

 

No obstante, intentar sacar el máximo partido de lo que repostamos y conseguir ahorros gracias a un uso eficiente del vehículo es siempre beneficioso, no sólo para nuestro bolsillo, sino también para el medio ambiente. La Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (ANFAC) hace tiempo que ofreció unos sencillos consejos para ahorrar combustible mientras conduces, con gestos sencillos que optimizan el consumo de carburante. Estos son sus consejos:

  • Al arrancar el vehículo no hay que acelerar. En los motores de gasolina se puede iniciar la marcha inmediatamente, mientras que en los de gasoil es conveniente esperar unos segundos.
  • Sólo hay que usar la primera marcha para arrancar el motor y aparcar. Es la que más consume y conviene cambiar a segunda a los dos segundos de ponerse en movimiento para no desperdiciar combustible.
  • En los coches, el cambio adecuado de las marchas, depende del tipo de combustible. Si es de gasolina, cambiaremos entre 2.000 y 2.500 r.p.m. si nuestro vehículo no tiene indicador de cambio de marcha. Si es diésel, es suficiente hacerlo entre 1.500 y 2.000 revoluciones. Por otro lado, podemos tomar el velocímetro como un referente para cambiar de marcha. Si pasamos de primera a segunda a los dos segundos, dejaremos de usar segunda velocidad cuando alcancemos 30 km/h. Tercera hasta 40 km/h, cuando ya pasaremos a cuarta y quinta velocidad a 50 km/h o más.
  • Uso de las marchas: Es recomendable circular con marchas largas y a bajas revoluciones.
  • En circulación, es clave anticiparse para mantener un consumo bajo. A una velocidad lo más uniforme posible, evitando acelerones, frenazos o cambios de marcha, se gasta menos combustible. Para ello debemos anticiparnos, mirar dos o tres vehículos por delante para soltar el pie del acelerador y evitando tener que frenar y volver a acelerar.
  • Al frenar, es conveniente reducir la velocidad sin cambiar de marcha, para ahorrar combustible. Eso sí, siempre que sea posible.
  • En paradas de más de un minuto, es recomendable apagar el motor. Hay vehículos que ya incorporan la parada automática de serie (sistema Start-Stop), para que el ralentí no sea un gasto de combustible innecesario.
  • Finalmente, es importante disfrutar del viaje y conducir relajado, respetando las normas de conducción y sin prisas. Una conducción eficiente aumenta la seguridad vial y sale más barato.

Seguridad y ahorro deben ser dos elementos fundamentales también en la elección del seguro de camión. En Turboseguros.com te ayudamos a encontrar el seguro de camión barato que mejor protege tu vehículo, sin costes innecesarios. Para ello, un equipo de profesionales te acompaña en la elección del seguro de camión, respondiendo todas las dudas y asesorándote en la selección de coberturas que más te convienen.

Información y Curiosidades

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *