Consejos para aumentar la seguridad al volante de tu furgoneta

El número de accidentes de furgonetas no se ha reducido en los últimos años al mismo ritmo que en el resto de vehículos. Un reciente estudio promovido por la Comunidad de Madrid, a través del Instituto Regional de Seguridad y Salud en el Trabajo (IRSST), en colaboración con RACE, refleja que el número de fallecidos en una furgoneta bajó en 2012 solo el 60% de lo que lo hizo a nivel global, y si hablamos de accidentes vinculados al ámbito laboral, se pasó de 1.289 siniestros en 2011 a 1.273 un año después, apenas un 1% menos.

Al volante de una furgoneta extrema la precaución

Debido al peso y tamaño de las furgonetas, la mayoría de estos accidentes son de carácter leve, registrándose un total de 1.232 accidentes leves, pero también se contabilizaron 29 accidentes graves y 12 más tuvieron consecuencias mortales.

El informe apunta a varias causas que explican esta situación, aunque la antigüedad de las flotas de vehículos comerciales es quizá la más relevante. Y es que la crisis ha frenado la renovación de las flotas. De hecho, más del 60% de las furgonetas que circulan por nuestras carreteras, casi 1.400.000, tienen más de 10 años, y un 24% más de 20. Según la DGT, en 2012 el parque de furgonetas tenía una antigüedad media de 15,1 años. En esta misma línea, cabe considerar que en estos últimos años se han restado recursos para el mantenimiento de estos vehículos comerciales.

Hay otro punto que puede tener su relevancia: el conductor, por lo general, conduce un vehículo que no es suyo. Un reciente estudio de TomTom muestra que el 35% de los europeos conduce con menos cuidado su coche de empresa y la mitad de los encuestados (48%) admitió que conduce a mayor velocidad y toma mayores riesgos cuando conduce vehículos de la empresa.

 

Recomendaciones

El estudio ofrece una serie de recomendaciones dirigidas a los conductores de vehículos comerciales a fin de aumentar su seguridad al volante de una furgoneta. Estas recomendaciones empiezan recordando los límites de velocidad máxima en autopistas y autovías, que es de 90 km/h. Además insta a conducir por el carril de la derecha, sin entorpecer al resto de usuarios ni provocar desorden en la circulación.

Es aconsejable mantener una velocidad lo más uniforme posible, evitando frenazos y acelerones, y conviene adaptar la velocidad de su furgoneta a su carga, ya que la inercia en las curvas será mayor y la distancia de frenado aumentará considerablemente cuando esté llena y deberá aumentar la distancia de seguridad.

Es importante distribuir la carga uniformemente en el vehículo, colocando los objetos de mayor peso directamente sobre la plataforma y preferiblemente entre los dos ejes, y sujetando todo adecuadamente. Además, hay que tener en cuenta que con la furgoneta cargada se verá afectada la altura de los faros, de modo que habrá que reglarlos.

Las recomendaciones del estudio inciden en la necesidad de que los conductores se encuentren bien al volante y no se dejen distraer por el móvil o por cualquier otra cosa que les lleve a quitar la vista de la carretera. Además incide en la obligatoriedad del cinturón de seguridad y en la conveniencia de tener adecuadamente regulado el reposacabezas.

Uno de los puntos que destacan en este capítulo es el de la menor visibilidad de estos vehículos, lo que obliga a extremar la precaución. No se deben olvidar los ángulos muertos y realizar una observación directa girando la cabeza para ver por las ventanillas laterales cuando sea necesario.

Finalmente, el estudio destaca la importancia del mantenimiento en la seguridad y apunta la necesidad de realizar las correspondientes revisiones y no alargar el cambio de elementos de seguridad como por ejemplo los frenos, amortiguación o neumáticos. Los conductores de vehículos comerciales deben cambiar los neumáticos antes de que alcancen los indicadores de desgaste, cuyo mínimo legal está fijado en 1,6 mm, sin olvidar revisar la presión de la rueda cada 2.000 kilómetros, un mes o ante un desplazamiento largo.

Información y Curiosidades

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *