Consejos para cargar y descargar camiones con seguridad

En el día a día, cargar y descargar camiones son actividades cotidianas en muchos negocios. No obstante, la carga de bultos pesados está detrás de buena parte de las lesiones en el área de trabajo. Según la Agencia Europea para la Salud en el Trabajo, el 34,5% de los trabajadores de la Unión Europea desplazan cargas pesadas, asumiendo el riesgo de sufrir dolores y trastornos acumulativos en músculos y huesos, y diversos accidentes. De hecho, el dolor de espalda es uno de los principales problemas de salud relacionados con el trabajo en la Unión Europea, con un porcentaje de afectados del 23,8%.

 

Evita los riesgos en los procesos de carga y descarga

 

Las lesiones más comunes que se presentan al cargar y descargar materiales manualmente son las torceduras y esguinces, que se producen al levantar pesos de forma inadecuada o llevar cargas demasiado pesadas. El golpeo de los materiales también puede provocar fracturas y contusiones, al tiempo que se dan muchas lesiones cuando las manos o pies quedan "pillados" por la carga. Estos riesgos se agravan en situaciones en las que la carga y descarga se hacen de manera irregular, con cargas que varían notablemente y donde los trabajadores no están debidamente formados.

Estos riesgos se pueden evitar implementando técnicas de levantamiento adecuadas y teniendo la precaución de colocar agarres a las cargas para sujetarlas con mayor seguridad. Además, es aconsejable ir debidamente protegido con el equipamiento adecuado:

  • Guantes para proteger las manos de los bordes afilados que pudieran presentar las cargas.
  • Protección para los ojos.
  • Calzado de seguridad o botas con protectores adecuados.
  • Casco cuando se trabaje con cargas altas.

Es importante adaptar las medidas de seguridad de los trabajadores que realizan la carga y descarga de camiones a las características de los materiales que se manipulan. Aceros, tuberías, planchas de piedra o materiales peligrosos requieren una precaución especial. En el caso de las mercancías peligrosas, es fundamental observar si los paquetes están dañados e informarse bien de cómo hay que proceder a su manipulación, siguiendo estrictamente los protocolos establecidos.

Al cargar el camión, es aconsejable distribuir uniformemente la carga por el piso del remolque y asegurar la carga para evitar que se desplace durante el traslado. Es importante poner atención en este paso, ya que si la carga se cae o se desplaza con el camión en marcha, en determinadas condiciones, puede provocar un accidente.

Al descargar, es importante estar atento a la maniobra de descarga y cuidar que nadie se coloque en la zona donde pudiera caer la mercancía. Nunca hay que situarse ni supervisar la maniobra en un lugar donde una carga suelta pudiera caernos encima. Y si la descarga se hace de forma mecánica, con grúa o carretilla elevadora, hay que extremar la precaución y asegurarse de que todo el personal se mantenga fuera del área de posible caída de la carga.

Por otro lado, hay que considerar también los riesgos de que la mercancía se deteriore en el proceso de carga y descarga, con la consiguiente reclamación del cliente. En estos casos, como en los anteriores, un buen seguro de camión puede ayudarte. Encuentra en Turboseguros.com el seguro de camión que necesitas y no dudes en pedir consejo a nuestros asesores.

 
David Tan (CC BY-NC-ND 2.0) via Flickr

Información y Curiosidades

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *