Consejos para conducir bajo la lluvia con la mayor seguridad

Conducir bajo la lluvia puede no ser una experiencia agradable para muchos conductores. La falta de visibilidad y la sensación que tenemos cuando llueve de que nuestro coche no se agarra como debiera a la carretera, hacen que muchos conductores circulen con inseguridad bajo un chaparrón. Por eso en Turboseguros.com te ofrecemos algunos consejos a tener en cuenta para conducir bajo la lluvia con total seguridad.

 

CONDUCIR CON LLUVIA

 

El primer consejo tiene que ver con el mantenimiento de nuestro coche: es importante que contemos con un vehículo en las mejores condiciones de mantenimiento y si vas a hacer viajes largos con previsión de lluvia, sería conveniente que tu coche pasara una revisión. Algunos de los seguros de coche que puedes encontrar en Turboseguros.com cuentan con servicios de asistencia y revisiones en talleres especializados incluidos en tu póliza. Échale un vistazo a nuestro comparador y nuestros profesionales te asesorarán en la búsqueda del mejor seguro para tí.

Y es que el primer efecto de la lluvia en nuestro coche es el de la reducción de la visibilidad: además del agua en los cristales, que se hará más intensa conforme arrecie la lluvia, se reduce la luz natural por las nubes y la cortina de agua hace más pequeño nuestro campo de visión. Además, el agua que proyectan otros vehículos, sobre todo camiones o autobuses, nos impide ver con mayor claridad.

En estas situaciones debemos estar seguros de que el parabrisas del coche esté limpio y que las escobillas se mantengan en buen estado para que cumplan su función en estas condiciones. Además, las luces deben estar en perfecto estado de funcionamiento, y bien limpias. Además, en condiciones de lluvia hay que procurar que se nos vea y utilizar las luces adecuadas en cada situación.

 

El riesgo de 'aquaplanning'

Además, el agua reduce el agarre de los neumáticos y puede llegar a comprometer la estabilidad del coche si no circulamos con precaución. Para asegurar la mayor confianza en nuestro coche y no comprometer el agarre y la estabilidad, debemos mantener los neumáticos en buenas condiciones, así como todo el sistema de frenos. No obstante, el riesgo de "aquaplaning" persiste aunque tengamos los neumáticos en perfecto estado -evidentemente, se eleva considerablemente si no tenemos los neumáticos a punto-, por eso la precaución en estas situaciones es fundamental.

Cuando conduzcamos en situaciones de lluvia se recomienda:

  • Moderar la velocidad.
  • Aumentar la distancia de seguridad.
  • Evitar circular cerca de camiones o auutobuses para evitar que nos cieguen con el agua desalojada.
  • No realizar movimientos bruscos, ni giros, ni frenazos, ni acelerones.
  • Busca la parte más alta de la calzada, pues el agua tiende a deslizarse hacia la parte baja.
  • No atravesar aguas corrientes, ya que podemos perder totalmente el control del coche por el "aquaplaning" o, incluso, quedar atrapados.
  • En situación de "aquaplaning" es importante mantener la calma y no hacer movimientos bruscos con el coche, levantando suavemente el pie del acelerador.
  • De noche, extrema las precauciones, ya que la falta de visibilidad se acentúa.

 

Información y Curiosidades

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *