¿Cuándo hay que cambiar los neumáticos de tu moto?

En las motos y motocicletas, como en los coches y camiones, el buen estado de los neumáticos es fundamental para desarrollar una conducción segura. Quizás en los vehículos de dos ruedas el mantenimiento de los neumáticos es aún más importante si cabe, y más ahora en otoño, con la llegada de las lluvias.

 

Lo más seguro es cambiar el neumático de la moto antes de llegar al límite de desgaste.

 

La primera señal de que un neumático de moto necesita ser cambiado la da el propio neumático. Los fabricantes incorporan unos testigos que indican cuándo se ha alcanzado el límite de desgaste, lo que facilita la inspección visual. Estos testigos marcan la profundidad de 1,6 milímetros. Cuando el dibujo es inferior, las prestaciones del neumático, sobre todo en mojado, son mucho peores y aumenta considerablemente el riesgo de sufrir un accidente debido al acuaplanning.

Lo cierto es que el Reglamento General de Vehículos indica que los neumáticos deben presentar una profundidad de al menos 1,6 milímetros en los surcos de la banda de rodadura, aunque es una medida para vehículos, no es específica para motocicletas. Los expertos recomiendan no apurar al testigo de desgaste por seguridad. Y es que en las motos el límite legal de 1,6 milímetros resulta insuficiente en caso de lluvia fuerte o si tenemos que atravesar charcos.

 

El paso del tiempo y el uso desgastan los neumáticos de moto

Otra razón para no descuidarnos y cambiar a tiempo los neumáticos de la moto es que en el agarre de los neumáticos al final de su vida influye cuántas veces que ha producido el proceso de calentamiento y enfriamiento. El neumático va perdiendo rendimiento progresivamente en función del desgaste, de los acelerones y del tiempo que permanezca parado. Cuando sobrepasamos cierto límite deja de agarrar, aunque todavía le quede goma.

 

El uso y el no uso de la moto, afecta a los neumáticos

 

El uso de la moto afecta al comportamiento de los neumáticos y también influye en su desgaste otros factores relacionados con el tiempo, los compuestos, las condiciones de conservación y de mantenimiento, etc. Además, los neumáticos de las motos degeneran con los años, aunque no se usen. Eso es importante a la hora de inspeccionar el estado de las ruedas de nuestra moto.

El fabricante Michelin aconseja no alargar la vida útil de los neumáticos de la moto más allá de los 10 años y realizar inspecciones anuales a partir del quinto año de uso. Y es que existen diversas circunstancias que acaban deteriorando las gomas y alterando sus prestaciones. Por ejemplo:

  • Una moto parada durante mucho tiempo apoyada sobre los neumáticos deforma la goma. Lo recomendable es sostener la moto con tacos o borriquetas sin que los neumáticos soporten todo el peso, o si tiene caballete central usarlo. Si no es así, al menos deberías mover la moto de posición de vez en cuando para que no se apoye durante meses sobre el mismo punto de las ruedas.
  • La exposición directa a la luz solar directa seca y degrada la goma. Es conveniente guardar los neumáticos en una zona oscura o cubrirlos con algo que no deje pasar la luz.
  • No hay que dejar los neumáticos a la intemperie porque los cambios de temperatura y humedad también estropean la goma antes de tiempo.
  • Evita que los neumáticos entren en contacto con productos químicos disolventes, que pueden ser agresivos para la goma. Si por ejemplo limpias el suelo del garaje con lejía, amoniaco u otro producto fuerte evita tocar los neumáticos de la moto.

 

Golpes y pinchazos en los neumáticos de moto

Además de las cautelas que requieren los neumáticos cuando no se usan, es lógico que si durante la conducción le damos un golpe o un bache hace temblar la moto podemos deformar el neumático y estropearlo. Las deformaciones en los neumáticos de las motos son muy peligrosas ya que no sólo alteran la estabilidad del vehículo sino que pueden acabar en un reventón que puede ser fatal.

Si te das un golpe, no dejes de llevar tu moto al taller y que un profesional inspeccione tus neumáticos para que te aconseje qué hacer. Pero mientras, lo aconsejable es no circular en moto hasta que te confirmen que puedes hacerlo o te cambien los neumáticos por tu seguridad.

 

neumatico

 

En cuanto a los pinchazos, es cierto que hay pinchazos de moto que se pueden reparar cuando tienen un tamaño moderado y se producen en la banda de rodadura. Pero si el daño se produce en un flanco o llegan a rasgarse las lonas internas, lo más seguro es que tengas que cambiar el neumático.

Como en los coches, rodar con el neumático desinflado es peligroso, y puede provocar daños en las ruedas. Si has tenido que recorrer unos metros en estas condiciones debes advertirlo en el taller donde te vayan a reparar el neumático.

En Turboseguros.com te aconsejamos que no dejes de cuidar las ruedas de tu moto y tengas vigilados los neumáticos para evitar sustos y accidentes. Además es conveniente que cuentes con un seguro de moto que incluya coberturas como la asistencia en viaje, que pueden sacarte de un apuro en caso de siniestro. Además, en Turboseguros.com te ayudan a calcular el seguro de moto para que tu póliza se adapte a tu bolsillo y disfrutes de tu motocicleta con la máxima protección.

Información y Curiosidades

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *