¿Debo asegurar a mi perro?

Quienes tienen un perro en casa saben muy bien que una mascota, además de las múltiples satisfacciones que proporciona, supone una gran responsabilidad. No solo hay que cuidarlo, alimentarlo, educarlo y darle cariño, también hay que salir a la calle con él y estar pendiente de lo que hace, sobre todo si son animales inquietos. Sus juegos pueden convertirse en problemas: pueden romper cosas, muerden, provocan caídas con sus carreras… Y ante estas situaciones, el responsable es el dueño. Por eso, si piensas adoptar una mascota, o ya la tienes en casa, es aconsejable que te plantees la idea de asegurar a tu perro.

 

La normativa obliga a asegurar determinadas razas de perro

 

Lo primero que se debe considerar en el caso de seguros para perros es la raza de tu mascota. Hay "razas potencialmente peligrosas" que están definidas en la normativa y para ellas se obliga, entre otros requisitos, a contratar un seguro de Responsabilidad Civil por los daños que provoque el animal. En estos casos, todos pensamos en los ataques a personas y los mordiscos, pero este seguro cubre también las lesiones que pueda provocar el animal, así como daños a la propiedad o incluso accidentes de tráfico.

La legislación española, que se rige por el principio de prevención, considera a los perros Pit Bull Terrier, Rottweiler, Dogo Argentino, Staffordshire Bull Terrier, American Staffordshire Terrier, Fila Brasileiro, Tosa Inu y Akita Inu como animales de riesgo. Esta lista puede ampliarse en algunas regiones como Cantabria, Galicia o la Comunidad Valenciana.

Como vemos, según dónde vivas puede cambiar los requisitos que se exigen para que tu perro cumpla con la legalidad. Hay Comunidades Autónomas que han regulado la tenencia de animales domésticos y obligan a que todos los perros deban estar asegurados, no solo a los señalados como razas peligrosas. Es el caso del País Vasco y la Comunidad de Madrid.

En cualquier caso, tener cubierta la Responsabilidad Civil por los daños que provoque tu perro, lo obligue o no la normativa, puede ser una buena idea. Hay seguros específicos que, además de la Responsabilidad Civil, pueden incluir otras coberturas como los gastos de veterinario. Además, en ocasiones el Seguro Multirriesgo del Hogar te permite incluir a las mascotas dentro de la cobertura de Responsabilidad Civil familiar.

Información y Curiosidades

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *