DKV ofrece útiles consejos para refrescar el hogar y ahorrar energía

¿Seguro que el aire acondicionado es la mejor opción contra el calor en verano? ¿Cuentas con el aparato adecuado? ¿Tenemos alternativas en nuestro hogar para no pasar calor? Son preguntas que surgen al repasar los consejos del Observatorio DKV Salud y Medioambiente para proteger nuestro hogar del calor y ahorrar durante los meses más calurosos.

 

Un ventilador consume mucho menos que el aire acondicionado y puede bajar la temperatura hasta 5º C.

 

España es el país de Europa con más aparatos de aire acondicionado, aunque su uso se concentra en las zonas cálidas del país. No obstante, el aire acondicionado supone el 15% del gasto eléctrico anual de los hogares donde está instalado, lo que supone un elevado consumo teniendo en cuenta que sólo encendemos estos aparatos durante los meses de verano.

El Observatorio DKV Salud y Medio Ambiente estima que un aire acondicionado eficiente puede gastar más de 600 kWh al año, de los 3.500 – 4.000 kWh de gasto anual de un hogar medio. Por eso es importante elegir bien el aparado de aire acondicionado y aplicar algunos consejos y medidas en la casa que nos ayuden a aislar nuestro hogar del calor, sin gastar en exceso. Estas son algunas de las recomendaciones DKV Seguros frente al calor en el hogar:

  • Ventilar la casa en verano cuando la temperatura es más fresca, es decir a primeras horas de la mañana y al anochecer. Este aire fresco puede bajar la temperatura del hogar.
  • En las horas de más calor hay que mantener bajados toldos y persianas, así como las cortinas corridas para resguardecer la casa en las horas de más insolación.
  • Para que refrescar la casa no nos cueste tanto, es conveniente no abusar del aire acondicionado: los ventiladores también refrescan. El movimiento del aire y la evaporación de la humedad de nuestra piel produce sensaciones de descenso de temperatura entre 3 y 5º C. Además, su consumo es mucho más bajo: un ventilador mediano puede estar en torno a los 0,060 kWh (60 W de potencia).
  • Para el calor seco se puede optar por los climatizadores evaporativos. Estos aparatos hacen pasar una corriente de aire por una bandeja o unos filtros humedecidos con agua que, al evaporarse, roba calor al aire, lo enfría y humedece.
  • Si usamos el aire acondicionado, es más rentable elegir los modelos de mayor eficiencia energética posible: no olvides echarle un vistazo a la etiqueta energética del aparato. Además, recuerda que para evitar problemas de salud la temperatura del hogar debe estar entre 23 y 26º C: una diferencia de temperatura de más de 12º C con el exterior no es saludable.
  • No hay que olvidar que la temperatura de refrigeración ideal son 26ºC. A esta tempreatura podemos ahorrar más del 30% del consumo energético. Por cada grado que reducimos dicha temperatura aumenta un 8% el consumo de luz.

Coberturas de tu seguro de hogar que no deben faltar en verano

Desde Turboseguros.com te recomendamos también que revises tu seguro de hogar para asegurarte de que cuentas con coberturas muy útiles en estos meses de calor, como las de daños eléctricos o la cobertura por daños en alimentos refigerados, dos prestaciones que pueden ser muy útiles en los meses de calor.

También interesa comprobar qué puede hacer tu seguro de hogar ante las tormentas que pueden afectar tu casa. En Turboseguros.com te ayudamos a calcular el seguro de hogar más completo y con precios baratos, para que puedas ahorrar con la póliza este verano.

Información y Curiosidades

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *