El Plan PIVE 6 da un paso más para renovar el parque automovilístico

El Consejo de Ministros ha aprobado este viernes la sexta convocatoria del Programa de Incentivos al Vehículo Eficiente, el plan PIVE 6, con el objetivo de sustituir vehículos antiguos por modelos de alta eficiencia energética y con un menor consumo de combustible. Además, en esta ocasión se ha establecido una nueva medida para evitar la picaresca y que la subvención alcance el objetivo planteado: los interesados tendrán que demostrar que el vehículo que se entrega a cambio está realmente en circulación.

 

El Plan PIVE 6 ya está en marcha

 

Para ello, se exigirá una fotocopia del pago del Impuesto de Circulación actualizado, al menos, hasta 2013. Con esta simple medida se asegura que el plan responde a la que debería ser su más importante motivación: renovar de forma efectiva el parque automovilístico y conseguir que por nuestras carreteras circulen coches más modernos, eficientes y seguros.

En este sentido, cabe señalar que actualmente la edad media de los vehículos en circulación en las carreteras españolas sobrepasa los 11 años, según las asociaciones del sector, con los nefastos efectos que genera sobre la siniestralidad y el medio ambiente. Según el Gobierno, las cinco ediciones puestas en marcha hasta ahora han permitido adquirir 540.000 vehículos "menos contaminantes". El plan que ahora se pone en marcha prevé la sustitución de unos 175.000 vehículos, que supondrán un ahorro de 60 millones de litros de combustible al año.

 

Condiciones para beneficiarse del plan PIVE 6

Además de la entrega en el punto de venta de la fotocopia del recibo del pago del Impuesto de Circulación del vehículo achatarrado (actualizado como mínimo al año 2013), el resto de condiciones para acogerse al Plan PIVE 6 mantiene los elementos fundamentales de anteriores programas.

La ayuda pública aportada por el Ministerio de Industria, Energía y Turismo es de 1.000 euros por vehículo, a los que se sumará el descuento que ha de aplicar el fabricante que será, como mínimo, de otros 1.000 euros.

En el caso de familias numerosas y exclusivamente para vehículos con más de cinco plazas, y para las personas discapacitadas con movilidad reducida que adquieran vehículos adaptados, se eleva la ayuda pública a 1.500 euros, así como el descuento que ha de aplicar el punto de venta, resultando una cuantía para los beneficiarios de al menos 3.000 euros.

Se pueden acoger a las ayudas los turismos y vehículos comerciales ligeros nuevos de motorización convencional que no superen unas emisiones de más de 120 gramos de CO2 por kilómetro, con motor de combustión a gas, híbridos, híbridos enchufables y eléctricos. En cualquier caso, el precio del vehículo nuevo que se subvenciona no podrá exceder de los 25.000 euros antes de IVA.

Información y Curiosidades

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *