El transporte de mercancías peligrosas actualiza su normativa

El transporte de mercancías peligrosas por carretera es una actividad muy regulada, con el fin de minimizar al máximo los riesgos de un accidente. Estas mercancías requieren un tratamiento especial, y no solo durante su transporte, ya que pueden originar un grave accidente si no se realiza una adecuada manipulación de las mismas. Hablamos sustancias toxicas, inflamables, explosivas, radioactivas… con las que cualquier incidente puede tener consecuencias devastadoras para el medio ambiente y la salud de las personas.

 

Las mercancías peligrosas actualizan su normativa

 

Desde el pasado mes de febrero, en España hay una nueva normativa que rige las operaciones de transporte de mercancías peligrosas por carretera en territorio español, el Real Decreto 97/2014, de 14 de febrero. Esta norma pretende poner al día muchos procesos que se habían quedado obsoletos en la anterior normativa y adaptar la legislación española a las normas internacionales vigentes. En esta línea, el Real Decreto 97/2014 también desarrolla normas para adecuarlos al conocido ADR, el Acuerdo Europeo de Transporte Internacional de Mercancías Peligrosas por Carretera.

Además de establecer con carácter general la aplicabilidad del ADR a los trasportes que se realicen por el territorio español, el Real Decreto contienen normas aplicables a la tripulación de estos vehículos de transporte, normas especiales de circulación por las vías públicas, y determina las autoridades competentes y circunstancias en las que se pueden emitir permisos excepcionales o especiales para el transporte y circulación, en condiciones distintas a las reguladas.

También regula diversos aspectos técnicos relativos a los vehículos de transporte, envases y embalajes, grandes recipientes para granel, grandes embalajes y contenedores a granel que se deben utilizar en el transporte de las distintas mercancías peligrosas, entre otros aspectos.

De hecho, las principales novedades introducidas este año se refieren a la fabricación y control de envases y embalajes, grandes recipientes para granel y grandes embalajes, determinando los requisitos y periodos de inspección. Igualmente, se clarifican la vigilancia y el control durante todo el proceso de fabricación de las cisternas, y las actuaciones de los fabricantes y organismos de control, cuando el fabricante sea extranjero. El resto de las modificaciones se refieren a la adecuación de las referencias a las normas industriales vigentes.

Además, se regulan las estaciones de Inspección Técnica de Vehículos y los organismos autorizados para el control de estos recipientes o vehículos, la documentación y trámites administrativos a cumplir. También se regulan los protocolos de actuación en caso de avería o accidente de los vehículos que transporten mercancías peligrosas.

Finalmente, el Real Decreto desarrolla las normas de carga y descarga de forma general, es decir, incluyendo cualquier maniobra independientemente del tipo de vehículo. También se clarifican las responsabilidades del cargador y del transportista en cuanto a las obligaciones establecidas en el ADR sobre la señalización de los bultos y la de los vehículos.

Información y Curiosidades

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *