Historia del Seguro

Desde que el hombre es hombre, el ser humano ha intentado prevenir cualquier suceso adverso, ya sea el culpable de ese suceso o no haya sido él quien lo haya provocado con sus acciones, que le modifique su vida cotidiana. Por este motivo nacen los seguros mediante los cuales se intentan subsanar los resultados ocasionados por estos acontecimientos.

Historia de los seguros: gran incendio de Londres

Todas las sociedades que han existido sobre la tierra han constituido, de una manera u otra, fondos con el fin de ayudar a la gente que ha sufrido algún percance o suceso, y las primeras asociaciones que se crearon con esta finalidad fueron las mutuas.

Los primeros seguros: Babilonia

Los primeros ejemplos los podemos ver en la ciudad de Babilonia, tras una tanda de una serie de incendios en los diferentes edificios de las ciudades, ocasionando innumerables pérdidas. Por estos sucesos los ciudadanos de esta ciudad pidieron que los gastos ocasionados por los sucesos ocurridos, a los gobernantes de la ciudad, fuesen soportados por toda la sociedad.

Así mismo los mercaderes de la zona, que se desplazaban por todo la región con todos sus enseres, joyas, sedas, tapices… valiosas mercancías, para que todos estos viajes no les ocasionarán la ruina tras un robo o atraco por bandidos de la zona, establecieron un fondo conjunto con el objetivo de minimizar las pérdidas ocasionadas por estos sucesos.

Estos dos acuerdos no tienen nada que ver con los seguros que se comercializan en los mercados actualmente, pero se puede considerar como el comienzo de los mismos.

Los precursores de los seguros actuales

La siguiente sociedad civilizada que presentan contratos similares a los seguros actuales es la sociedad griega. En esta sociedad se comerciaba con esclavos y estos por norma general su traslado tenía grandes riesgos, por motines de los esclavos o fugas de los mismos. Para que estas pérdidas de esclavos por las fugas, los propietarios pagaran una cuantía de dinero a los banqueros con una periodicidad determinada; y cuando se daba el suceso de la fuga de esclavos, los banqueros indemnizaban a los propietarios.

Otra sociedad que crea algo similar a los seguros es la gran Roma. Los militares pertenecientes a la legión de su asignación mensual destinaban una pequeña parte para que luego tras su paso a la reserva, fallecían tenían una compensación.

En el siglo XIV, en Génova se crea el PhoenusNauticum, un seguro que presentaba una serie de garantías ante un abordaje de piratas, llegadas tardes en la entrega de materiales o siniestros en la travesía. Cabe señalar que en la península Ibérica, España, fue pionera en establecer normas del seguro marítimo con la “Ordenanza de Bilbao” bajo el reinado de los Reyes Católicos.

Primeras sociedades aseguradoras

Será en la capital londinense en 1574 donde Richard Chandler, emitió las primeras pólizas bajo la supervisión del gobierno. Chandler creo la Cámara de Seguros de Londres, será en este lugar donde se conforme la primera póliza de vida de la historia del mundo y cuyo tomador es William Gibbons.

Tras El gran incendio de Londres en 1666, una tragedia donde quedaron quemadas la Catedral de S. Pablo, varias iglesias y numerosos inmuebles se empiezan a comercializar los seguros de incendio. Contemporáneamente en Alemania, en Hamburgo, se crea la Caja General Pública de Incendios, con el fin ayudar a la gente afectada por un incendio,y en 1681 sale al mercado “Fire Office”, compañía pionera en seguros de incendio.

La primera asegurado de cierta entidad es Seguros Lloyd´s con su sede en Londres, es creada por Edward Lloyd empresario londinense, donde se va un paso más allá y los beneficios obtenidos con las pólizas emitidas se destinan a promover avances para la sociedad, por ejemplo con estas partidas se diseña y se cran los botes salvavidas para las embarcaciones o el código de señalización de auxilio.

Información y Curiosidades

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *