La esperanza de vida en España, más alta que nunca

Esta semana, el Instituto Nacional de Estadística (INE) ha publicado los datos de esperanza de vida en España correspondientes a 2014, que revelan que los españoles lograron su mayor esperanza de vida en la historia, hasta una edad récord de 83 años. Por sexos, la expectativa vital de una mujer en España al nacer es de 85,7 años, mientras que en el caso de los hombres alcanza los 80,2 años.

 

La esperanza de vida en España alcanza los 83 años

 

Nunca antes la esperanza de vida en España llegó a los 83 años, un nivel reservado hasta ahora a a países como Japón, donde la esperanza de vida es de 83,3 años, o Suiza, que también roza los 83 años de media. El dato adquiere toda su dimensión cuando comparamos estadísticas de hace unos años. Así, en 1975 la esperanza de vida media de un ciudadano español rondaba los 73 años. Cuatro décadas después, esta cifra ha aumentado en diez años.

Vivimos más, lo que redunda en la percepción del riesgo de fallecimiento en nuestro país y eso es tenido en cuenta por las compañías de seguros para calcular el seguro de vida de sus clientes.

 

Más defunciones que nacimientos en 2015

Aunque esta es una buena noticia, el INE también advierte de que la población creció el año pasado a su menor ritmo en 14 años, acentuando una tendencia que podría llevar a que este año mueran más personas de las que nacen, lo cual no es tan positivo.

España hay 47,27 millones de habitantes y el año pasado mantuvo un crecimiento vegetativo positivo (diferencia entre el número de nacimientos y defunciones), pero de sólo 31.678 personas. De hecho, las defunciones ya han superado a los nacimientos en nueve de las 17 comunidades autónomas, lo que supone dos regiones más que un año antes.

El INE había estimado anteriormente que España perdería un millón de habitantes en los próximos 15 años y 5,6 millones en los próximos 50 años, en una tendencia demográfica negativa iniciada en 2012. Esta situación, unida a otros factores como la evolución del mercado laboral, puede incidir en la sostenibilidad del sistema público de pensiones a medio y largo plazo.

Información y Curiosidades

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *