La seguridad de los niños en el coche es fundamental

Viajar en coche con niños es una gran responsabilidad. No hay duda de que viajar con niños supone una excelente oportunidad para el ocio, pero la seguridad de nuestros hijos es algo que siempre nos tiene que preocupar. La DGT nos recuerda que los accidentes de tráfico siguen siendo la primera causa de muerte en los niños mayores de 4 años. Un problema que no tiene visos de mejorar, a tenor de los datos que ofrece el proyecto europeo CHILD, que sostienen que siete de cada diez niños que viajan en coche no utilizan correctamente su sillita.

niño  en silla de coche

Desde las autoridades de Tráfico se ha incluido la seguridad de los menores en automóviles como una prioridad dentro de la Estrategia de Seguridad Vial 2011-2020, con el objetivo de que que no haya ningún niño fallecido en accidente de tráfico por no ir correctamente sentado en una silla adecuada a su peso, talla y edad. El Consejo de Ministros ha aprobado recientemente el borrador del nuevo Reglamento General de Circulación, que se espera entre en vigor a principios de 2014, y cuyo texto modifica, entre otros muchos puntos, la normativa sobre seguridad de los menores en automóviles.

De esta forma, el borrador del nuevo Regalmento dice que los niños con una altura inferior a 135 centímetros no pueden viajar sin su sistema de retención, adaptado a su talla y a su peso. Además, deberán viajar en sentido inverso a la marcha al menos hasta los dos años de edad. Los vehículos en los que se transporten niños tendrán que disponer de sistemas de retención homologados, es decir sillitas conforme a la ley, que estén adaptadas a la talla y el peso del pequeño.

Los menores de 12 años de estatura igual o inferior a 135 centímetros deben viajar en los asientos traseros del vehículo. En el caso de que sólo puedan ocupar los asientos delanteros (cuando el vehículo no disponga de asientos traseros), se deberá desactivar el airbag frontal para garantizar su seguridad en caso de golpe.

Por otro lado, el Race insta a los conductores a que los niños de más de tres años (o aproximadamente 18 kilos de peso) utilicen siempre sistemas con respaldo, hasta que el pequeño tenga 12 años o 135 centímetros de altura. Esto es muy importante porque protegerá a los niños en caso de impacto y en una colisión lateral reducirá el riesgo de que el pequeño se golpee de la cabeza contra la puerta. Además, siempre que conduzcamos un coche en el que viajan niños, debemos recordar que:

  • Los menores deben ir sentados en una silla homologada en función de su talla, peso y edad.
  • Es recomendable que los niños viajen en la plaza central trasera y, si es posible, que el pasajero no se siente junto al pequeño para evitar lesiones en caso de colisión.
  • Nunca se debe llevar al niño en brazos ni suelto, y no deben compartir el cinturón.
  • La velocidad máxima a la que un adulto es capaz de impedir que un niño salga lanzado hacia delante en caso de impacto, es de solo 5 km/h.
  • No debemos bajar la guardia en los trayectos cortos. En los trayectos de casa al cole es donde se produce el mayor número de conductas de riesgo.
  • Los arneses o el cinturón no deberán ir retorcidos, ni holgados ni doblados.
  • El sistema de retención infantil debe ir perfectamente instalado, no debe moverse y la mejor opción es el anclaje mediante el sistema Isofix, del que ya disponen muchos vehículos.
  • Finalmente, no olvides que si utilizamos adecuadamente los sistemas de retención infantil, las lesiones en caso de accidente se reducen hasta en un 75%. Merece la pena estar pendiente de ello.
Información y Curiosidades

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *