La seguridad en las carreteras españolas reduce los accidentes mortales a la mitad

Evitar accidentes no solo depende de una adecuada conducción y el respeto a las señales de tráfico. Conducir de forma responsable, respetando los límites de seguridad y siempre atento a la carretera es importante, pero en condiciones climáticas adversas, por ejemplo, el estado de la via resulta un factor fundamental para la seguridad de los vehículos que circulan por ella y la mejora de los trazados incide directamente en las estadísticas sobre accidentes.

 

Un buen estado de la via reduce los accidentes en carretera

 

Así lo muestra un reciente informe de EuroRAP, organismo que analiza la peligrosidad de las carreteras europeas, que constata que desde 2008, los accidentes mortales en las carreteras españolas se han reducido de 12.907 a 6.085 gracias, fundamentalmente, a los esfuerzos realizados en la eliminación de tramos peligrosos y la mejora de las carreteras.

El informe destaca que entre 2008 y 2013 se han eliminado nueve de cada diez tramos de riesgo elevado de la red española, lo que ha reducido en casi un 90% el número de kilómetros peligrosos para la circulación. Si en 2008 se contabilizaban 2.350 kilómetros de carreteras peligrosas, esta cifra ha quedado reducida a 256 kilómetros en 2013.

Es cierto que, a pesar de que las estadísticas de EuroRAP hacen ser optimista en este ámbito, aún hay que seguir demandando mejoras en la red viaria y extremar la prudencia al volante. A pesar de que aumentan los tramos de carreteras de menor riesgo, en los kilómetros más peligrosos se producen cada año una media de 58 accidentes graves que provocan 13 muertes y 60 heridos graves.

También son muchos menos los "puntos negros" de nuestras carreteras, ya que se ha pasado de 521 kilómetros a sólo 20 kilómetros de tramos de máximo riesgo. Los peores se localizan en las provincias de Soria y Pontevedra. El primero de ellos está entre los kilómetros 187 y 196 de la N-122, y el segundo se encuentra en la N-120, entre los km. 615 y 625. Estos tramos están dentro del 1,26% de la red española que presenta un riesgo alto o medio-alto, aunque el 92,7% de los cerca de 24.500 kilómetros que se han analizado en España son relativamente seguros, con un riesgo bajo o medio bajo.

Información y Curiosidades

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *