La seguridad en moto guía la última campaña de vigilancia de la DGT

Los motoristas y usuarios de ciclomotores se pueden sentir más observados al circular por las carreteras y calles estos días. Durante esta semana, la Dirección General de Tráfico (DGT) desarrolla una campaña intensiva de vigilancia y control sobre motocicletas y ciclomotores, con la que se quieren evitar conductas imprudentes sobre las dos ruedas y prevenir así accidentes.

 

La DGT incide en la obligatoriedad del uso del casco

 

Los adelantamientos antirreglamentarios, ir en moto sin casco, el exceso de velocidad y el consumo de alcohol y drogas constituyen los principales factores de riesgo para los motoristas y quienes comparten con ellos las carreteras y, también, las vías urbanas.

Y es que, como señala el eslógan de esta campaña, “Aunque son más ágiles, también son más frágiles”. En los cuatro primeros meses de este año, han fallecido en las vías interurbanas 47 personas en motos o cliclomotores. En el caso de las motos, la DGT señala un dato muy revelador: en 2012, el parque de motos representaba el 9% del total, sin embargo los motoristas participaron en el 22% de los accidentes con víctimas. Ese año fallecieron 302 motoristas y otros 2.458 resultaron heridos graves en la carretera.

.

.

El casco es vital, por tu seguridad

La seguridad en la moto comienza por uno mismo, y aunque cada vez hay menos motoristas que no hacen uso del casco, hay quien sigue sin hacer caso a las advertencias. Para todos ellos, la DGT les recuerda que:

  • No llevar el casco incrementa el riesgo de lesión en la cabeza, la severidad de las lesiones, el tiempo de internamiento en el hospital y la probabilidad de muerte. De hecho, tres de cada cuatro motoristas fallecen a consecuencia de heridas en la cabeza.
  • Llevar el casco reduce el riesgo y la severidad de las lesiones en un 72% y la probabilidad de muerte en un 39%, dependiendo de la velocidad de la moto.
  • Su uso evita los golpes directos de la cabeza con el pavimento, con otro vehículos o con los elementos de la vía y evita que penetren objetos en la cabeza (piedras, hierros u otros objetos cortantes).
  • El casco absorbe parte de la energía del impacto y la distribuye por toda su estructura evitando se concentre en una parte concreta de la cabeza, al tiempo que evita la abrasión que sufrirían la cara y la cabeza al arrastrar sin casco por el pavimento.

Además, si aún así hay quien no entiende por qué es más seguro llevar el casco, cabe señalar que una de las medidas más eficaces que llevan a cabo los agentes para que los usuarios de motos y ciclomotores hagan uso del casco es la inmovilización del vehículo. Hay que recordar también que es obligatorio para los usuarios de moto y ciclomotor y no llevarlo supone una infracción grave sancionada con 200 euros y la detracción de tres puntos.

Imagen: Prensa DGT

Información y Curiosidades

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *