La siniestralidad en carretera registra un mínimo histórico en 2013

A falta de los datos definitivos, la Dirección de General de Tráfico ya ha dado a conocer un primer balance de la siniestralidad en las carreteras españolas durante 2013 y los datos que se desprenden son positivos. A pesar de que aún hay demasiadas muertes al volante en España, lo cierto es que el pasado año se saldó con el mínimo histórico de fallecidos por accidente de tráfico, al tiempo que, por primera vez desde que existen estadísticas, el número de accidentes mortales en carretera no superó la barrera de los 1.000.

 

accidentes en carretera

 

En 2013 se produjeron 994 accidentes mortales en las carreteras españolas, que costaron la vida 1.128 personas. Las carreteras convencionales siguen siendo las vías donde ocurren el mayor número de accidentes de tráfico. Concretamente, fallecieron en estas vías 898 personas a lo largo del pasado año, muchos más que en autovía (178) o en autopista (52).

Estas cifras no sólo suponen un descenso del 16% en el número de accidentes y del 13,3% en el de víctimas mortales, sino que son más bajas que las registradas en 1960, primer año del que existen estadísticas de accidentes de tráfico. Entonces, se registraron 1.300 muertos por accidente en carretera, aunque las circunstancias eran completamente distintas ya que en 1960 circulaban en España un millón de vehículos y el año pasado el parque automovilístico ascendió a 31 millones.

No obstante, el drama de la carretera es demasiado trágico aún. A pesar de que la accidentalidad en carretera ha descendido por décimo año consecutivo, cada día de 2013 perdieron la vida tres personas al volante. Además, la cifra de heridos sigue siendo alarmante: un total de 5.206 personas resultaron heridas graves por accidente. Es un 16% menos que las registradas en 2012, pero siguen siendo demasiadas.

Con todo, los fríos números de las estadísticas nos dejan esta vez varios motivos para ser optimistas. No sólo se ha producido un descenso generalizado de la siniestralidad en carretera, sino que durante 2013 se han contabilizado 29 días en que no se ha producido ninguna víctima mortal como consecuencia de los accidentes ocurridos en vías interurbanas, el equivalente a casi un mes sin muertes en carretera. En 2012 fueron 19 los días en que no se registraron muertos, 15 en 2011 y 4 en 2010.

 

La seguridad en carretera salva vidas

La utilización del cinturón de seguridad en coches y furgonetas, y del casco en motos y bicicletas sigue siendo vital en muchos de estos accidentes. Uno de cada cinco conductores y pasajeros fallecidos en turismos y furgonetas no llevaban puesto el cinturón, pero si hablamos de niños de hasta 12 años, las cifras reflejan que 6 de los 23 pequeños fallecidos no llevaban ningún accesorio de seguridad.

De los 188 fallecidos en motocicleta, 8 no llevaban casco en el momento del accidente, mientras que de los 27 fallecidos en ciclomotor, 6 no hacían tampoco uso del casco. El caso de los ciclistas es el más alarmante, ya que de los 36 usuarios de bici fallecidos, 10 de ellos no utilizaban casco pese a ser obligatorio en vías interurbanas. Abrocharse el cinturón cuando se sube a un vehículo o ponerse el casco cuando se va en moto, ciclomotor o bici es un acto sencillo que salva vidas. Desde la DGT calculan que al menos la mitad de los 161 fallecidos este año y que no hacían uso de estos dispositivos de seguridad, se hubieran salvado.

Información y Curiosidades

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *