Las furgonetas y la importancia de tener la ITV en regla

El mantenimiento de la furgoneta es fundamental para la seguridad en nuestras carreteras. Son vehículos más inestables que los coches, su antigüedad suele ser mayor y, además, se utilizan mayoritariamente como una herramienta de trabajo de uso diario, por lo que el desgaste de sus componentes y sus propias características hacen que resulte muy aconsejable tenerla siempre a punto y, sobre todo, con la Inspección Técnica de Vehículos en regla.

 

La ITV permite controlar que las furgonetas circulan con seguridad

 

El despiste de algunos conductores con el trámite de pasar la ITV de su furgoneta es más frecuente de lo que pudiera parecer. En la última campaña de la DGT para el control de furgonetas y camiones, de las 34.312 furgonetas y furgones controlados, 2.711 fueron sido denunciados por infringir alguna norma de tráfico o seguridad vial, y de esas denuncias 395 fueron por no haber superado la ITV (casi un 15%), un aspecto peligroso, ya que el 41% del parque de furgonetas tiene una antigüedad de más de 15 años.

Las furgonetas tienen la obligación de pasar la ITV a partir de los dos años desde su matriculación. Hasta esa fecha están exentos de hacerlo, pero las furgonetas y furgones de hasta 3.500 Kg, de entre 2 y 6 años tienen que pasar por la ITV cada dos años; y si el vehículo tiene una antigüedad de entre 6 y 10 años, las revisiones son anuales. Para furgonetas y furgones de una antigüedad superior a los 10 años, el paso por la ITV se debe hacer cada seis meses.

El control del estado de las furgonetas a través de la ITV garantiza que estos vehículos se encuentran en las condiciones adecuadas de circulación y no son un riesgo en la carretera. Además, desincentiva que las empresas mantengan en activos sus vehículos comerciales durante mucho tiempo y favorece que se "rejuvenezca" el parque de furgonetas.

 

La seguridad en las furgonetas: objetivo de la ITV

No obstante, la principal preocupación de las autoridades es la seguridad y, desde hace tiempo, se estudia endurecer las multas a los vehículos que no tengan la ITV pasada. La DGT ya cuenta con la herramienta necesaria para controlar las furgonetas y furgones que circulan sin la ITV pasada: el sistema ITCI (Intercambio telemático de la Inspección Técnica de Vehículos).

El ITICI es un sistema que funciona en España desde enero de 2013 y con el cual los agentes de tráfico pueden comprobar de manera automática si un vehículo tiene la ITV en vigor o no. El sistema envía de manera telemática desde las estaciones de ITV la información sobre los vehículos y sus inspección técnicas al Registro de Vehículos de la DGT. Con este dispositivo, los agentes que estén circulando pueden saber al instante si un coche, una furgoneta o un camión cualquiera tiene la ITV pasada, sin tener que pedir la documentación del vehículo.

 

Consecuencias de conducir una furgoneta sin la ITV

Las sanciones por conducir un vehículo sin la ITV en regla van desde los 200 a los 500 euros, y pueden incluso desembocar en la baja del vehículo si no se acredita que se han subsanado los posibles defectos o no se pasa la revisión reglamentaria en plazo. Para un negocio que depende de una furgoneta, esa circunstancia sería desastrosa.

Pero existe un problema añadido. Si nuestra furgoneta tiene un accidente mientras circula sin la ITV, la aseguradora puede negarse a pagar los daños propios. En cuanto a los daños a terceros, aunque el seguro se haga cargo, si el accidente se hubiera podido evitar con solo pasar la ITV, el seguro puede reclamar los gastos al titular, el tomador del seguro y el conductor. En Turboseguros.com puedes encontrar el seguro de furgoneta más completo y económico, pero es tu responsabilidad el mantener tu furgoneta a punto y con la ITV en vigor para que podamos asegurarte la mayor protección.

Imagen: Oximan (CC BY 2.5) via Wikimedia

Información y Curiosidades

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *