Los mayores de 65 años, principales víctimas de incendios en el hogar

Los incendios en viviendas siguen siendo una terrible amenaza para la seguridad de los hogares. Cada año, los bomberos realizan más de 140.000 intervenciones por incendios en España, lo que da una idea de la magnitud de un drama que, además, se suele cebar con los colectivos más vulnerables. Concretamente, son las personas mayores de 65 años las que más sufren este tipo de siniestros en el hogar, que muchas veces se producen por descuidos con el tabaco y los aparatos de calor de la casa, como radiadores y estufas, así como por incidentes relacionados con la instalación eléctrica.

 

 

Las personas mayores son las más vulnerables al riesgo de incendio en España

 

Así lo revela un reciente informe de la Fundación Mapfre y la Asociación Profesional de Técnicos de Bomberos (APTB) sobre la siniestralidad por incendios en el hogar en 2013, que destaca que el índice de víctimas mortales por incendio en España es de 2,8, uno de los más bajos del mundo. No obstante, no podemos bajar la guardia ya que este invierno ha repuntado la siniestralidad por este tipo de accidentes y sólo en los meses de diciembre y enero se cerró con un aumento del 40% en el número de fallecidos por causa de un incendio.

De esta forma, en la primera mitad del invierno los incendios en hogares de toda España se saldaron con el trágico balance de 48 víctimas mortales. Además, se mantienen dos tendencias que confluyen en estos siniestros: que más de la mitad de los fallecidos se registran en horario nocturno y son personas mayores de 65 años. De hecho, 21 de los fallecidos en estos incendios eran personas de más de 65 años.

El informe confirma que las personas mayores de 65 años son las más vulnerables a la hora de sufrir sucesos de este tipo y revela que más de la mitad de las 132 personas que perdieron la vida en 2013 como consecuencia de un incendio, habían superado los 65 años.

El estudio, que recopila información precisa sobre las víctimas mortales de incendios y explosiones en edificios de vivienda y sus circunstancias para desarrollar acciones preventivas, constata que estos siniestros se originan principalmente por descuidos, lo que podría explicar que sean personas mayores las más afectadas por los incendios. Por lo general, a edades avanzadas se multiplican los despistes en casa, lo que origina todo tipo de situaciones de peligro en el hogar que, incluso, pueden desembocar en un incendio.

 

Salones y dormitorios son las habitaciones donde más incendios mortales se generan

 

Según este informe, la mayoría de las personas que fallece en este tipo de accidentes, lo hace como consecuencia de un incendio o una explosión originada en el salón o en el dormitorio de la vivienda habitual, entre la planta baja y la tercera. Además, la llegada del frío y el mayor uso de sistemas de calor en la casa provoca que sean los meses de diciembre, enero, febrero y marzo los peores para este tipo de accidentes, ya que en esta época del año se producen la mitad de los fallecimientos por incendio y explosión en viviendas.

 

Más seguros contra los incendios cada año

No obstante, las cifras de este estudio ponen de manifiesto que España tiene uno de los índices de muerte por incendio más bajo del mundo y que en los últimos 30 años la cifra de fallecidos por millón de habitantes se ha reducido en más de un 50% a pesar del crecimiento de la población. Se ha reducido el número de víctimas mortales de incendios y explosiones de 192 en 2010 hasta los 132 registrados en 2013, y España ha pasado de tener un índice de 4,1 muertos por millón de habitantes a 2,8, siendo la primera vez que se alcanza un índice tan bajo, solo alcanzado por países como Holanda y Suiza.

Sin embargo, esta evolución tan esperanzadora no se está produciendo de una forma homogénea en todo el país. Hay regiones como Murcia o Castilla y León que están lejos de la media, con un índice de 5,4 y 4,7 víctimas mortales por millón de habitantes, respectivamente. Por el contrario, las que tuvieron menor tasa de víctimas mortales por millón de habitantes en 2013 fueron Navarra y La Rioja, donde no murió nadie en todo el año como consecuencia de un incendio, Canarias (con 1,4) y Madrid (con 1,5).

 

Consejos para prevenir incendios en casa

Finalmente, la Fundación Mapfre ofrece una serie de recomendaciones para prevenir incendios en la vivienda, que pasan por adoptar unas mínimas medidas de precaución:

  • Es recomendable no fumar en la vivienda, ya que los cigarrillos mal apagados son unas de las principales causas de incendio cuando hay víctimas mortales.
  • No hay que sobrecargar los enchufes con ladrones.
  • Es conveniente desconectar los aparatos eléctricos después de usarlos.
  • No se deben realizar manipulaciones caseras en las instalaciones eléctricas.
  • Es muy importante no dejar cerillas y mecheros al alcance de los niños.
  • La instalación de detectores, que tienen un coste asequible, pueden ser el mejor sistema para sobrevivir a un incendio por la noche.

 

Muchos incendios están relacionados con el mantenimiento de la instalación eléctrica

 

Como medida de prevención, es conveniente asegurar nuestra vivienda con un seguro de hogar que incluya una adecuada cobertura de incendios. Estos siniestros suelen ser fatales, no sólo por el gran riesgo que sufren las personas que se ven inmersas entre las llamas, sino también porque un incendio puede devorar en cuestión de minutos los bienes de la casa. Por ese motivo, desde Turboseguros.com te recomendamos que antes de contratar tu póliza, compruebes qué puede hacer tu seguro de hogar ante un siniestro de incendio. Además, en Turboseguros.com te ayudamos a calcular el seguro de hogar que necesitas con las coberturas más completas y al mejor precio.

 

Imagen 1: Marjan Lazarevski (CC BY-ND 2.0) via Flickr

Información y Curiosidades

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *