Los nuevos seguros de ahorro a largo plazo: el SIALP

En estas primeras semanas de 2015, varias compañías aseguradoras han lanzado nuevos seguros para ahorrar, los Planes de Ahorro a Largo Plazo o Plan de Ahorro 5, cuya normativa fue aprobada a finales del pasado año. Se trata de una nueva forma de conducir el ahorro de pequeños inversores a través de un seguro de vida ahorro -también se contempla la posibilidad de articularlo como cuenta de depósito- que tiene como principal atractivo su ventajosa fiscalidad.

 

Los SIALP ofrecen seguridad y ahorro con una ventajosa fiscalidad

 

En el caso de los seguros, estos Planes de Ahorro a Largo Plazo se formalizan través de seguros individuales de vida que contratamos con nuestra compañía de seguros, en cuyo caso se denominan Seguros Individuales de Ahorro a Largo Plazo y se conocen por sus siglas SIALP.

Los SIALP, surgidos de la Ley 26/2014 de 27 de noviembre, son seguros que sólo cubren la supervivencia o fallecimiento del tomador/asegurado, y que están sujetos a un régimen fiscal especial en el que el contribuyente es el contratante, asegurado y beneficiario del SIALP, salvo en caso de fallecimiento. Es decir, en estos contratos nos aseguramos a nosotros mismos con el fin de ahorrar el dinero de las primas aportadas. Es importante señalar que en el contrato debe constar de forma expresa y destacada que se trata de un Seguro de Ahorro a Largo Plazo y sus siglas (SIALP).

La fiscalidad de estos productos es lo que más atrae a los pequeños ahorradores ya que los rendimientos generados por el SIALP están exentos de tributar en el IRPF, siempre que las aportaciones no superen los 5.000 euros anuales y la inversión no se retire antes de 5 años. Además, entre las condiciones de estas nuevas formas de ahorro se destaca que sólo se podrá ser titular de forma simultánea de un Plan de Ahorro a Largo Plazo.

Estas son las características principales de estos planes de ahorro a través de un SIALP:

  • Sólo se podrá ser titular de forma simultánea de un Plan de Ahorro a Largo Plazo.
  • Las aportaciones no pueden ser superiores a 5.000 euros anuales.
  • Se garantiza la percepción al vencimiento de, al menos, un capital equivalente al 85% de las aportaciones.
  • Están exentos del IRPF los rendimientos derivados del Plan siempre que no se efectúe ninguna disposición antes de cinco años desde su apertura.

Al margen de las condiciones generales, las aseguradoras están ofreciendo sus propias ofertas, con tipos de interés y diversas estrategias de inversión. También hay aseguradoras que establecen una cantidad mínima para abrir el SIALP, como 1.000 euros al año, por ejemplo. No obstante, al ser un producto nuevo, se irán conociendo más ofertas a lo largo del año.

Información y Curiosidades

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *