Los radares captan infracciones de velocidad por 129,6 millones en 2014

Uno de los más temidos elementos de las carreteras españolas son los radares. Seguro que los conductores de coche, camión o motocicleta han probado la capacidad disuasoria de los radares para adecuar la velocidad del vehículos a los límites de la vía. Y es posible que también nos hayan sorprendido con sus denuncias al cometer una infracción.

 

¿Seguro que los radares son el mejor remedio para la siniestralidad por exceso de velocidad?

 

La utilización de radares como medida de control de velocidad, y la efectividad y finalidad de los mismos ha sido un tema muy estudiado. Recientemente, un estudio de la Universidad de Valencia concluyó que los radares son un método válido para reducir el número de fallecidos y accidentes de tráfico y existen encuestas que revelan que el 76% de los conductores está de acuerdo con la instalación de estos dispositivos.

No obstante, el volumen de multas que generan los radares suma importantes cifras que avivan el debate entre los conductores sobre si los radares en las carreteras tienen una función más recaudatoria que de vigilancia y control.

Según se ha publicado en prensa recientemente, la Dirección General de Tráfico (DGT) recaudó en 2014 un total de 129,6 millones de euros en multas captadas por radares, tanto móviles como fijos, así como en infracciones detectadas con los helicópteros Pegasus que vigilan las carreteras españolas. La DGT cuenta con unos 550 puntos de control fijos que controlan la velocidad en las carreteras del país y, de media,cada aparato denuncia a 4.178 vehículos. Estas multas se registraron en todo el territorio nacional excepto en Cataluña y el País Vasco, comunidades que tienen competencias propias en materia de tráfico.

 

Hay más de 500 radares fijos para garantizar nuestra seguridad en las carreteras

 

Por comunidades autónomas, Andalucía es donde la recaudación por multas de radares ha sido la más elevada con diferencia, superando los 27 millones de euros. A cierta distancia le siguen Castilla y León, que supera los 19 millones, y Castilla-La Mancha, que roza los 15 millones de euros. En la Comunidad Valenciana y Madrid se tramitaron multas por más de 12 millones de euros, mientras que en Galicia la recaudación por multas de radares superó los 11 millones en 2014. En el lado opuesto están Cantabria, La Rioja y Baleares no sobrepasan los dos millones de euros.

 

La necesidad de los radares en las carreteras

Sin embargo, hay terribles datos que avalan la necesidad de estos puntos de control de velocidad, sobre todo en las carreteras secundarias donde la siniestralidad es más elevada. Según la estadística que maneja Tráfico, el año pasado se registraron ocho de cada diez fallecidos en carreteras convencionales o secundarias. En el conjunto del país fallecieron unas 900 personas en este tipo de vías. De hecho, la DGT está reforzando la vigilancia de la velocidad en estas vías en los últimos meses, reubicando radares que antes estaban en autovías o autopistas.

En los accidentes de tráfico, la velocidad inadecuada es uno de los factores recurrentes. En el año 2013, en casi 9.000 accidentes con alguna víctima tuvieron la velocidad excesiva estaba presente, lo que hace a este elemento determinante. La velocidad afecta a la mayor o menor incidencia en la siniestralidad vial, y a la gravedad y el grado de lesión de las víctimas en caso de accidente de tráfico. Además, en el caso de los accidentes mortales, en un 22% de ellos, la velocidad fue un factor concurrente.

 

Fuente: Dirección General de Tráfico.

Fuente: Dirección General de Tráfico.

 

La DGT, por su parte, defiende la necesidad de los radares como método eficaz para el control de la velocidad y la reducción de la siniestralidad. Sus estadísticas muestran que la evolución de las denuncias por radares no es uniforme, mientras que el descenso de víctimas de accidentes ha sido constante en los últimos años.

Además, desde febrero, está desarrollando medidas encaminadas a controlar de forma efectiva la velocidad, principalmente en carreteras secundarias:

  • Se ha unificado el umbral de tolerancia con el que actúan los radares: Independientemente de la zona por la que se circule, el conductor conoce cuál es la velocidad a partir de la cual cualquier radar va a sancionar. Dicho umbral de tolerancia es de 7 km/h, si la velocidad del vehículo es inferior a 100 km/h y del 7% si es superior.
  • Controles con radares visibles, de corta duración y ubicados en múltiples emplazamientos: Se realizarán en tramos detectados por mayor peligrosidad.
  • Radares que diferencian el tipo de vehículo que ha cometido la infracción: De esta forma se aplicará la sanción en función de la limitación específica aplicable a cada uno.
  • Instalación de 30 radares de tramo: Se ubicarán mayoritariamente en vías convencionales, en sustitución de otros fijos instalados en otras vías.

Al mismo tiempo, se ha reforzado la transparencia de la DGT al publicarse dónde están instalados los radares y anunciar cada uno de estos radares fijos con un panel informativo previo de unos 9 metros cuadrados. Además, desde la DGT recuerdan que se han hecho públicos los criterios para la gestión de la velocidad, se ha informado del margen de tolerancia que se aplica en la activación de los radares, y se ha anunciado la publicación de los tramos más peligrosos donde se incrementará la vigilancia con radares móviles.

 

Conducir seguro evita multas y salva vidas

La mejor forma de evitar que los radares de tráfico te multen, es cumpliendo con los límites de velocidad máxima establecidos. Por eso desde Turboseguros.com te recomendamos una conducción segura y prudente, en la que la velocidad se adapte a las circunstancias de la carretera y las normas de circulación.

No obstante, si alguna vez te pillan en un despiste y te multan con un radar o crees que has sido sancionado injustamente, debes saber que muchos seguros de vehículos incluyen el asesoramiento y la reclamación de multas en su oferta. En Turboseguros.com puedes encontrar el seguro de coche más completo al mejor precio.

 

Imagen 1: Alex (CC BY-SA 3.0) via Wikimedia.

Información y Curiosidades

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *