¿Los seguros desgravan en la declaración de la renta?

¿Sabías que algunos seguros pueden darnos una alegría al hacer la declaración de la renta? Acaba de empezar la Campaña de la Renta 2015 y puede resultarte muy interesante conocer qué seguros desgravan y hasta dónde alcanzan las deducciones de las que podemos beneficiarnos. Si tienes un Seguro de Hogar de una casa hipotecada hace más de tres años, o un Seguro de Vida vinculado a una hipoteca firmada antes de 2013, o has contratado una póliza de ahorro como los Planes de Planes de Previsión Asegurados (PPA), tu cita con Hacienda puede suponer un menor esfuerzo fiscal.

 

Algunos Seguros de Hogar, de Vida o de Ahorro pueden deducirse en la declaración de la renta puede

 

Si tu Seguro de Hogar está vinculado a la hipoteca de la vivienda, y esta hipoteca se firmó antes del 1 de enero de 2013, podrás desgravar en la declaración de la renta. También podrás beneficiarte de la deducción en el IRPF en el caso de tener un Seguro de Vida vinculado a un préstamo hipotecario concedido antes de esa fecha.

Como explicamos en este post, es obligatorio por ley que las viviendas con financiación hipotecaria tengan un Seguro de Hogar con cobertura de incendios. El banco que nos concede el préstamo suele ofrecernos también esta póliza, aunque no es obligatorio contratar el Seguro de Hogar con el banco ni puede ser un obstáculo para que nos concedan la hipoteca. De hecho, en el comparador de seguros de Turboseguros.com te ayudan a contratar un Seguro de Hogar barato y con las coberturas que necesites, incluida la de incendios.

De igual forma, contratar un Seguro de Vida que cubra el riesgo del pago de la hipoteca puede hacer más fácil la negociación con la entidad financiera para que relajen las condiciones de la hipoteca. Aunque es posible que en el comparador de seguros online de Turboseguros.com te ayuden a encontrar un Seguro de Vida con un precio más económico y las garantías que buscas.

Estos Seguros de Hogar y pólizas de vida ligados a préstamos hipotecarios firmados antes de 2013 se pueden incluir entre las deducciones. Ambas pólizas tienen en el IRPF la consideración de gastos derivados de la compra de la casa, por lo que su importe debe sumarse a las cuotas que hemos pagado por la hipoteca. No obstante, en el caso del Seguro de Hogar, sólo se incluiría la parte de la póliza que cubre los daños provocados por un incendio, que es la que hay que contratar obligatoriamente. La deducción que se aplica a la compra de la casa y pólizas vinculadas a la hipoteca es del 15%, con un límite de aportaciones de 9.040 euros.

 

Seguros de Vida Ahorro que desgravan

Los Seguros de Vida Ahorro y los Planes de Previsión Asegurados (PPA), al igual que los planes de pensiones, son pólizas cuyo objetivo fundamental consiste en complementar la prestación de jubilación cuando dejamos nuestra actividad laboral o en caso de invalidez o fallecimiento. También tienen deducciones en la declaración de la renta estos seguros de ahorro siempre que el tomador, el asegurado y el beneficiario sean la misma persona, excepto en el caso de fallecimiento.

 

Los Seguros de Vida Ahorro tienen una fiscalidad ventajosa, también en el IRPF

 

Tras la reforma fiscal de 2015 se pueden deducir en la base imponible del IRPF las cuotas pagadas en ese año fiscal por estos productos, con un límite de 8.000 euros y un máximo del 30% de la suma de los rendimientos netos del trabajo y de las actividades económicas del individuo.

Esta reforma también elevó de 2.000 a 2.500 euros el límite de las aportaciones realizadas en favor de cónyuges que no obtengan rendimientos del trabajo o de actividades económicas, o en aquellos casos que no superen los 8.000 euros.

La reducción máxima aplicable a la base imponible del IRPF será la menor de las dos cantidades (aportación máxima o suma de los rendimientos y de las actividades económicas).  Estos límites se aplican de igual manera cuando se suman las aportaciones de distintos Planes de Pensiones o PPA.

 

Seguros de los que pueden beneficiarse los autónomos

Aunque por norma general los Seguros de Coche y los Seguros de Salud no tienen deducciones en el IRPF, hay casos en los que es posible que sus asegurados se beneficien fiscalmente de estas pólizas. Por ejemplo, el Seguro de Coche o el Seguro de Camión que cubre al automóvil de un autónomo que lo utiliza para trabajar, puede incluirse en el capítulo de costes del IRPF, siempre que su uso afecte al 100% de la actividad.

Igualmente, los Seguros de Salud pueden deducirse si el autónomo los suscribe como alternativa al Régimen Especial de Trabajadores Autónomos. En estos casos, los profesionales se pueden deducir las primas, hasta un máximo de 4.500 euros.

En cualquier caso, contratar un seguro para cubrir los posibles siniestros que puedan afectar a nuestro patrimonio o nuestra salud es una buena idea. Hay pólizas que aportan beneficios fiscales, pero todo Seguro de Hogar, Seguro de Vida, Seguro de Salud o Seguro de Coche puede ser de gran ayuda en determinadas situaciones. Por eso, es recomendable probar el comparador de seguros de Turboseguros.com, porque te ayudan a encontrar el seguro que buscas, más barato y con aseguradoras de confianza. Además te ofrecen un valioso asesoramiento para que no te quede ninguna duda sobre tu póliza.

Información y Curiosidades

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *