¿Los Seguros desgravan en la Declaración de la Renta?

Ya está abierto el plazo para hacer la Declaración de la Renta 2017, una cita con Hacienda a la que estamos llamados unos 19 millones de contribuyentes. Entre ellos, la mayoría tienen algún Seguro que cubre su casa, el coche o sus ahorros, entre otros. Y es habitual que surjan dudas sobre cómo debemos incluir estas pólizas en la Declaración. ¿Desgravan los Seguros en el IRPF? ¿Cuánto podemos ahorrar en impuestos? Estas son algunas preguntas que abordamos hoy en nuestro blog.

 

Algunos Seguros de Hogar, de Vida o de Ahorro pueden deducirse en la declaración de la renta puede

 

Al preparar la documentación sobre la Declaración de la Renta, es posible que te hayas preguntado si es necesario declarar todos los Seguros contratados para beneficiarte de desgravaciones y ventajas fiscales.

Lo cierto es que no desgravan todos los Seguros en la Declaración de la Renta, pero hay casos en los que es posible ahorrar un dinero en el IRPF por el tratamiento fiscal que reciben determinados productos aseguradores. Vamos a repasar los Seguros que desgravan en el IRPF y cómo funcionan esas desgravaciones.

 

Los Seguros de Hogar que desgravan en la Declaración de la Renta

Quienes hayan asegurado su vivienda con una póliza de Hogar, es posible que puedan incluir las cantidades asignadas en la Renta. Los Seguros de Hogar vinculados a una hipoteca, que cubren una casa hipotecada antes de 2013, pueden beneficiarse de una desgravación.

Si no tienes el Seguro de la casa ligado a la hipoteca o si adquiriste la vivienda después del 1 de enero de 2013, no será desgravable, de forma general.

 

¿Por qué desgravan algunos Seguros de Hogar vinculados a hipotecas?

La razón estriba en que las aportaciones a los Seguros asociados a la hipoteca de la vivienda formarían parte de las cantidades destinadas a la compra de la vivienda, a los ojos de Hacienda.

 

Seguro de Hogar - Declaración de la Renta

 

El contribuyente que adquirió una casa con hipoteca antes de 2013, puede desgravarse hasta el 15% de las cantidades destinadas a la compra de la vivienda habitual, hasta un máximo de hasta 9.040 euros. Y la prima del Seguro vinculado a la hipoteca formaría parte de ese dinero.

El motivo de que el Seguro de Hogar vinculado a una hipoteca tenga esta consideración viene de la obligatoriedad de que las viviendas sujetas a una hipoteca tengan un Seguro de Hogar con cobertura de incendios, como explicamos en este post.

Eso sí, en estos Seguros de Hogar sólo se incluiría la parte de la póliza que cubre los daños provocados por un incendio para la desgravación, ya que es la que hay que contratar obligatoriamente. No obstante, si la entidad condiciona la concesión de la hipoteca a la contratación de más coberturas, éstas tendrán consideración de gastos relacionados con la financiación de la casa.

En este punto, conviene dejar claro que la entidad financiera que nos concede el préstamo suele ofrecernos también estas pólizas, aunque no es obligatorio contratar el Seguro de Hogar con el banco. Además, no puede ser un obstáculo para que nos concedan la hipoteca el hacernos el Seguro solicitado en otro sitio donde podemos encontrar mejores precios para el Seguro de Hogar.

 

¿Qué pasa con los Seguros de Vida vinculados a una hipoteca?

Muchos clientes de bancos que demandan una hipoteca se ven tentados con la posibilidad de ver mejoradas sus condiciones a cambio de suscribir un Seguro de Vida vinculado al préstamo.

Contratar un Seguro de Vida no es obligatorio para constituir una hipoteca, aunque es una decisión muy conveniente, ya que este tipo de pólizas sirve para cubrir el pago del préstamo hipotecario ante una posible invalidez o fallecimiento del asegurado.

 

Seguro de Vida vinculado a una hipoteca

 

No obstante, en el caso de tratarse de la hipoteca de una casa adquirida antes de 2013, esta póliza puede considerarse como un gasto deducible por la compra de la vivienda, al igual que el Seguro de la casa. Sobre todo si en su momento se puso como condición para la concesión de la hipoteca.

En estos casos, tampoco es obligado contratar el Seguro de Vida al banco. El principal interés de la entidad financiera en esta situación debe ser asegurarse el pago de la cantidad íntegra de la hipoteca, y un Seguro es la mejor forma de hacerlo.

 

Seguros de Protección de Pagos de la hipoteca

De igual forma ocurre con los Seguros de Protección de Pagos que también demandan (y al mismo tiempo ofrecen) los bancos al otorgar préstamos hipotecarios. Con estas pólizas se cubren, al menos temporalmente, de la posibilidad de impagos en las cuotas por circunstancias como la pérdida del empleo de su cliente.

Estas pólizas que en su día pidieron los bancos a sus clientes para acceder a una hipoteca son Seguros en los que puede aplicarse la deducción de la prima en la Declaración de la Renta.

En una consulta vinculante dirigida a la Dirección General de Tributos (V2082-11) se aclara que, al igual que el Seguro de Hogar que hay que contratar con la hipoteca, un Seguro de Vida vinculado a una hipoteca o u Seguro de Pagos se admite como gastos de financiación cuando su contratación figura entre las condiciones que establece la entidad para la concesión de la crédito hipotecario.

En conclusión, los Seguros de Hogar y las pólizas de Vida que están ligados a hipotecas formalizadas antes de 2013 para la adquisición de una vivienda, se pueden incluir entre las deducciones. La prima de estos Seguros se sumaría a las cuotas hipotecarias abonadas durante el año para calcular las deducciones en la Renta que estamos tratando.

 

Otros Seguros de Hogar que se notan en el IRPF

Otro caso en el que los Seguros de Hogar pueden desgravar en la Declaración del IRPF son las pólizas que cubren viviendas en alquiler. Si una persona es propietaria de un inmueble en alquiler, puede deducirse los gastos relacionados con el arrendamiento.

 

Seguro de vivienda en alquiler - Renta IRPF

 

Entre estos gastos se incluyen el Seguro de Hogar de la vivienda alquilada, así como otros Seguros relacionados, como el de Responsabilidad Civil o los Seguros por Impago de Alquileres.

Y si la casa en alquiler se está pagando con una hipoteca, se podrán deducir también todos los seguros vinculados al préstamo. Incluso aunque no estén relacionados con el alquiler como es el caso del seguro de vida o el de protección de pagos.

 

¿El Seguro del Coche desgrava en la Declaración de la Renta?

Una de las pólizas más extendidas en España son los Seguros de Coche. En este caso, cualquier vehículo a motor debe estar asegurado con, al menos, el Seguro de Responsabilidad Civil Obligatorio, de forma que interesa saber si es posible desgravarse o no por las cantidades destinadas a asegurar nuestro automóvil.

Los Seguros de Coche contratados para dar cobertura a vehículos particulares no desgravan en el IRPF.

Sin embargo, hay pólizas de automóvil que podrían incluirse en la Declaración de la Renta como deducibles, aunque sólo en el caso de trabajadores autónomos que puedan justificar que los coches, motos, furgonetas o camiones asegurados son necesarios para su negocio y sólo son utilizados en su actividad profesional.

 

Seguro de Coche - Declaración de la Renta

 

¿En qué casos desgravan los Seguros de Salud en el IRPF?

Por norma general, los Seguros de Salud individuales que contratan particulares sin actividad profesional o empresarial para dar cobertura sanitaria a su familia no tienen desgravación en el Impuesto sobre la Renta.

No obstante, los trabajadores autónomos sí que pueden deducirse las cuotas de su Seguro de Salud, si los suscriben como alternativa al Régimen Especial de Trabajadores Autónomos. En estos casos, los trabajadores autónomos se pueden deducir las primas, hasta un máximo de 4.500 euros.

 

Seguros que desgravan en la Declaración de la Renta de los autónomos

Como hemos visto, en determinadas condiciones, los autónomos pueden desgravarse las primas de los Seguros de Coche y en Seguros Médicos, así como en otros Seguros relacionados con su actividad profesional, como las coberturas de RC.

 

Seguros de autonomos que desgravan en el IRPF

Estas son las condiciones que pone Hacienda para que los trabajadors autónomos y profesionales puedan reducir su factura fiscal en el IRPF.

 

Seguros de Vehículos

La ley del IRPF considera que en los vehículos afectos al 100% a la actividad realizada por el autónomo, se pueden deducir los gastos, incluidos los Seguros. Hablamos de vehículos que responden a estas características:

  • Vehículos destinados al transporte de mercancías.
  • Vehículos utilizados en servicios de transporte de viajeros.
  • Vehículos destinados a la formación de conductores.
  • Vehículos utilizados en desplazamientos profesionales de representantes o agentes comerciales.
  • Vehículos en alquiler.

 

Seguros Médicos

Las primas de Seguros de Salud que contrate un trabajador autónomo para sus empleados se consideran un gasto fiscalmente deducible.

Los Seguros de Enfermedad contratados los autónomos se consideran gastos deducibles en el IRPF. Existe un límite máximo de 500 euros por cada miembro de la familia (cónyuge o hijos menores de 25 años que convivan con él) incluido en la póliza. El límite se amplía a 1.500 para las personas con discapacidad.

 

Seguros relacionados con la actividad profesional

También son deducibles en la Declaración de la Renta todas las primas de Seguros relacionados con la actividad profesional del autónomo. En este capítulo se incluyen diversas modalidades de pólizas, desde un Seguro de Incendios de un local a una póliza de Responsabilidad Civil o un Seguro de Mercancías.

 

Seguros de Vida Ahorro que desgravan

Los Seguros de Vida Ahorro y los Planes de Previsión Asegurados (PPA), al igual que los planes de pensiones, son pólizas cuyo objetivo fundamental consiste en complementar la prestación de jubilación cuando dejamos nuestra actividad laboral o en caso de invalidez o fallecimiento. También tienen deducciones en la declaración de la renta estos seguros de ahorro siempre que el tomador, el asegurado y el beneficiario sean la misma persona, excepto en el caso de fallecimiento.

 

Renta 2017 y Seguros

 

Tras la reforma fiscal de 2015 se pueden deducir en la base imponible del IRPF las cuotas pagadas en ese año fiscal por estos productos, con un límite de 8.000 euros y un máximo del 30% de la suma de los rendimientos netos del trabajo y de las actividades económicas del individuo.

Esta reforma también elevó de 2.000 a 2.500 euros el límite de las aportaciones realizadas en favor de cónyuges que no obtengan rendimientos del trabajo o de actividades económicas, o en aquellos casos que no superen los 8.000 euros.

La reducción máxima aplicable a la base imponible del IRPF será la menor de las dos cantidades (aportación máxima o suma de los rendimientos y de las actividades económicas).  Estos límites se aplican de igual manera cuando se suman las aportaciones de distintos Planes de Pensiones o PPA.

Ahora que ya conoces qué Seguros desgravan en la Declaración de la Renta, deberás comprobar si has tenido en cuenta estos Seguros, porque pueden suponer un interesante ahorro fiscal. En cualquier caso, contratar un Seguro para cubrir los posibles siniestros que puedan afectar a nuestro patrimonio o nuestra salud siempre es una buena idea.

Hay pólizas que aportan beneficios fiscales, pero un Seguro de Hogar, de Vida, de Salud o Seguro del Coche pueden ser de gran ayuda en determinadas situaciones. Con algunos puedes ahorrar en impuestos, aunque con la ayuda de nuestro comparador de Seguros online siempre conseguirás la mejor protección a precios más baratos. Con sólo rellenar un formulario, nuestros expertos en Seguros comparan las mejores ofertas de las aseguradoras líderes y te ayudan a encontrar el Seguro que buscas, más barato. Además te ofrecen un valioso asesoramiento para que no te quede ninguna duda sobre tu póliza y los impuestos relacionados con ella.

¿Los Seguros desgravan en la Declaración de la Renta?
5 (100%) 6 votos
Información y Curiosidades

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *