La seguridad de los niños en el coche aumenta a partir del 1 de octubre

Los niños pequeños son los pasajeros más vulnerables en un coche y su seguridad es el objetivo que guía las nuevas normas sobre el uso de Sistemas de Retención Infantil (SRI) para transportar niños pequeños en un automóvil, que entran en vigor a partir del próximo 1 de octubre. La Dirección General de Tráfico nos recuerda las normas que, desde ese día, serán de obligado cumplimiento cuando un niño pequeño viaje como pasajero en un vehículo.

 

Entran en vigor las nuevas normas para el uso de sistemas de retención infantil en coches

 

Desde el 1 de octubre, todos los menores de edad de estatura igual o inferior a 135 cm que se desplacen en vehículo, además de viajar con el sistema de retención infantil adecuado a su talla y peso como la norma exige, deberán ir sentados obligatoriamente en los asientos traseros de los vehículos. Sólo se permitirán como excepciones los casos en los que:

  • El vehículo no disponga de asientos traseros
  • Cuando todos los asientos traseros estén ya ocupados por otros menores de las mismas características
  • Cuando no sea posible instalar en dichos asientos traseros todos los sistemas de retención infantil.

Este nuevo precepto está recogido en la modificación del art. 117 del Reglamento General de Circulación, sobre cinturones de seguridad u otros sistemas de retención infantil homologados. La modificación de este artículo supone también que los sistemas de retención infantil se instalarán en el vehículo siempre de acuerdo con las instrucciones que haya facilitado su fabricante, instrucciones en las que se indicará de qué forma y en qué tipo de vehículos se pueden utilizar de forma segura.

 

Más seguridad en los asientos traseros del coche

Con este cambio, no sólo se adapta la normativa española a la Directiva Comunitaria 2014/37/UE relativa a dispositivos de retención para niños en los vehículos, sino que se eleva a norma lo que numerosos estudios científicos ya han demostrado: los niños que viajan en los asientos traseros de los vehículos, están más seguros y protegidos ante un accidente.

 

Los niños deben viajar perfectamente anclados en sus sillitas y en los asientos traseros del coche, salvo excepciones

 

Por ejemplo. un estudio realizado en EE.UU. con 5.751 menores de 15 años ocupantes de vehículos que habían sufrido un accidente grave de tráfico demuestra que el hecho de estar sentado en el asiento de atrás tuvo un efecto protector, respecto a lesión grave o muerte.

No sólo es más seguro viajar en el asiento trasero, lo cierto es que el riesgo de que aumenten las consecuencias de un accidente es mayor si los niños viajan junto al conductor. Otro importante estudio elaborado en Australia concluye que el riesgo de muerte en menores de 4 años que viajaban en un coche accidentado era el doble si lo hacían en el asiento de delante y 4 veces más si se trataba de menores de 1 año.

 

Las "reglas de oro" de la seguridad de los niños en un coche

Demostrada la conveniencia de cumplir con la normativa, la DGT ha elaborado un decálogo de "reglas de oro" que conviene cumplir para minimizar los riesgos ante un accidente de las personas que más nos importan, nuestros hijos. Son reglas que ya conocemos, pero que conviene recordar:

  • Nunca hay que llevar al niño en brazos ni utilizar el mismo cinturón de seguridad que el adulto para protegerle.
  • Asegurarse que la silla está bien instalada. No debe moverse. La mejor opción es el anclaje mediante el sistema Isofix.
  • La cabeza del niño nunca debe asomar por encima del respaldo de la sillita. Si esto ocurre es necesario cambiarla por otra del grupo superior.
  • En caso de que el menor tenga que viajar en el asiento delantero, porque se dan alguna de las tres excepciones anteriormente comentadas, si el vehículo dispone de airbag frontal, únicamente podrán utilizar sistemas de retención orientados hacia atrás si el airbag ha sido desactivado.
  • No olvides anclar la sillita del niño, aunque el trayecto sea corto. En los trayectos cortos es donde se acumulan el mayor número de conductas de riesgo.

Además, conviene recordar que el uso de los sistemas de retención infantil (SRI) reduce en un 75% las muertes y en un 90% las lesiones de los niños.

De hecho, aunque la normativa que ahora entra en vigor fija en más de 135 cm la estatura en la que un menor puede dejar de viajar en sillita, desde la DGT recomiendan seguir utilizando el SRI homologado a su peso y talla hasta que el menor alcance los 150 cm. Con más altura deberá usar el cinturón de seguridad del vehículo.

La DGT aconseja que los niños de hasta 150 cm viajen en SRI en los coches

En Turboseguros.com nos preocupa tu seguridad y la de los tuyos, y por eso insistiremos en recomendarte prudencia al volante y la máxima precaución. En ese sentido, una protección que no debes desdeñar es la que te ofrece tu póliza de seguros, que puede serte de gran ayuda en caso de accidente. Por ello, en Turboseguros.com te ayudan a encontrar el seguro de coche que mejor se adapta a tus circunstancias y, también, a tu bolsillo.

Información y Curiosidades

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *