Seguridad en camiones de mercancías peligrosas: cuestiones generales

En el sector del transporte por carretera, el de mercancías peligrosas es sin duda el más regulado. Controlar la seguridad de los camiones que transportan sustancias o gases que representan un riesgo para la gente y para el medio ambiente es vital, y es muy amplio el repertorio normativo que regula tanto la distribución por carretera, como los procesos de carga y descarga de estas mercancías. Toda precaución es poca y la ley sanciona duramente el incumplimiento de las normas de seguridad que se establecen para esta actividad.

 

El seguro de tu camión debe complementarse con un seguro de remolque para mercancías peligrosas.

 

Dentro de los seguros, también existen seguros de mercancías especializados en dar cobertura al transporte de estas sustancias. En el caso de que percises un seguro de mercancía peligrosa debes detallarlo al contratar el seguro, ya que en estos casos debes contratar el seguro de la cabeza tractora del camión y el seguro del remolque de forma independiente, con pólizas con una numeración diferente, detallando la matrícula que se asegura en ellas y contratando todas las garantías que necesitas para trabajar con seguridad. En Turboseguros.com encontrarás el mejor seguro que cubra la Responsabilidad Civil por los daños que pueda hacer la carga si ocurre un siniestro.

 

¿Qué son mercancías peligrosas?

Pero, ¿qué son mercancías peligrosas? Se consideran mercancías peligrosas aquella sustancia que es imprescindible para la vida moderna pero que presenta riesgos para la salud de las personas, la seguridad pública y el medio ambiente. En función del riesgo que entrañan, se clasifican en nueve clases de riesgos, que a su vez se dividen en subclases, según sus características específicas. Las principales clases de mercancías peligrosas son:

  • 1. Explosivos
  • 2. Gases
  • 3. Líquidos inflamables
  • 4. Sólidos
  • 5. Sustancias oxidantes y peróxidos orgánicos
  • 6. Sustancias tóxicas e infecciosas
  • 7. Materiales radiactivos
  • 8. Sustancias corrosivas
  • 9. Sustancias peligrosas varias

Esta clasificación está homologada por Naciones Unidas y se utiliza para la identificación de la carga. Dada la variedad de mercancías y su amplia diversidad de características y peligrosidad, también se ha establecido una clasificación de las cargas según su embalaje y en función del riesgo que entrañan. Son tres los grupos de embalaje que se consideran:

  • Grupo de embalaje I: sustancias con gran peligro (marca X)
  • Grupo de embalaje II: sustancias con peligro intermedio (marca Y)
  • Grupo de embalaje III: sustancias con peligro escaso (marca Z)

En el transporte de mercancías peligrosas en camiones es determinante para la seguridad conocer exactamente las características de la carga. Por ese motivo, uno de los aspectos en lo que más incide la normativa es en la adecuada identificación de los embalajes y, también, de los camiones que contienen materiales peligrosos.

 

etiquetas camión

 

Es obligatorio que estén identificados con etiquetas (o rótulos) y placas (o paneles) de riesgo, con el fin de que los materiales se reconozcan fácilmente y se puedan tomar precauciones en su manipulado y descarga. En estos paneles de seguridad, que deben estar homologados, debe constar el número que Naciones Unidas da a esa sustancia y el número de riesgo del material transportado.

 

Responsabilidad del conductor del camión de mercancías peligrosas

El conductor del camión que transporta mercancías peligrosas debe tener una cualificación especial: no todo el mundo puede ponerse al volante de un transporte de este tipo. De esta forma, deberá contar con el certificado de formación profesional que le habilita a conducir camiones de mercancías peligrosas. Asimismo, en los camiones de transporte de mercancías peligrosas está prohibido transportar pasajeros y los acompañantes tienen que acreditar una formación básica obligatoria.

Además, el conductor es responsable del mantenimiento y buen uso del equipamiento, y está entre sus funciones examinar regularmente el camión para prevenir averías y accidentes. En este sentido, el transportista está obligado a interrumpir el viaje si se producen alteraciones en las condiciones de partida que puedan poner en riesgo la seguridad.

Por normativa, al conductor se le exige que use el equipo de protección individual en el desempeño de su trabajo. Además, su participación en las labores de carga y descarga está restringida y, muchas veces, sólo puede actuar si está autorizado y con el asesoramiento del expedidor o del destinatario.

Información y Curiosidades

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *