¿Seguro que conoces los riesgos de correr por deporte?

¿Eres aficionado al running? Es posible que te guste salir a correr por el parque para mantenerte en forma y sentirte bien físicamente o que, incluso, te tomes en serio el deporte y entrenes de forma regular. En cualquiera de los dos casos, puede ser interesante saber que, quizás, estés dentro del grupo de riesgo de quienes tienen una mayor predisposición a sufrir una lesión.

 

El deporte es seguro para la salud dentro de unos límites, como muestra un estudio de Mapfre.

 

A pesar de que correr es una de las actividades más saludables y que cada vez son más los aficionados que eligen esta forma de deporte para ejercitarse, puede que haya cierto riesgo si no tomamos las medidas adecuadas.

Un reciente informe de la Fundación Mapfre y del Laboratorio de Biomecánica de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM) llegó a la conclusión de que los corredores aficionados que corren durante sesiones de más de una hora y acumulan más de 50 kilómetros semanales, en la misma superficie y con el principal objetivo de competir, tienen un alto riesgo de lesionarse con regularidad.

El objetivo de este informe, que se realizó mediante una encuesta a más de 400 corredores populares no profesionales, era estudiar los factores que influyen en las lesiones deportivas y ofrecer una serie de recomendaciones que contribuyan a que la práctica de este deporte sea lo más segura y saludable posible.

 

Los mayores de 35 años tienen más riesgo de lesión

En este sentido, el estudio destaca que seis de cada 10 corredores lesionados son mayores de 35 años y que los hombres son los que más sufren algún tipo de dolencia mientras corren, ya que representan el 87,9% del total de las personas que se lesionan practicando este deporte.

 

Los hombres son los que más se lesionan corriendo

 

 

En esta radiografía de las lesiones más comunes quedó de manifiesto que las piernas y las rodillas son los puntos que más se lesionan, con el 30,6% y el 28,2% de las lesiones, respectivamente, aunque este tipo de dolencias las sufren principalmente los menores de 35 años, mientras que los corredores de más edad se lesionan, sobre todo, los pies (12,6%).

Otras lesiones a tomar en consideración por lo habitual en los deportistas aficionados son:

  • Contracturas musculares (16%)
  • Roturas de fibras del gemelo (10,7%)
  • Fascitis plantar (10,2%)
  • Esguince de tobillo (9,2%)
  • Esguince de rodilla (7,8 %)
  • Tendinitis de rodilla (9,2 %)

El riesgo de sufrir una dolencia al practicar este tipo de deporte se incrementa, según el informe, si una persona corre desde hace más de cinco años seguidos (59,7% de los lesionados se corresponden con esta característica), si lo hace al aire libre (27%) y en el mismo tipo de superficie.

El riesgo aumenta considerablemente cuando el ocio se convierte en competición, ya que correr con una intención meramente competitiva implica un riesgo de lesionarse 5,5 veces mayor que cuando se practica este deporte sólo por sentirse bien.

Una de las sorpresas que deparó este estudio, en contra de lo esperado, es la evidencia de que estirar antes de correr no parece reducir el riesgo de lesión. "Aunque este punto debería analizarse en más profundidad, es aconsejable calentar antes del ejercicio y al final de la carrera, estirar de forma suave, sin forzar y sin llegar al dolor", señalan los autores.

 

Consejos para correr seguros y sin riesgo de lesiones

Para prevenir y reducir la gravedad de las lesiones relacionadas con la carrera, Fundación Mapfre y el equipo de investigación de la UPM recomiendan entrenar con moderación, entre tres y cinco sesiones semanales de no más de una hora, y tomar una serie de precauciones para evitar que el deporte sea un problema:

  • Alternar el tipo de superficie (asfalto y tierra)
  • Realizar ejercicios preventivos al menos dos veces por semana dirigidos a fortalecer el tendón de Aquiles (parte posterior de la pierna), los gemelos y los tendones rotularios (rodilla), entre otras partes del cuerpo.
  • Utilizar zapatillas de carrera adaptadas a las características biomecánicas del pie y renovarlas periódicamente
  • Hidratarse adecuadamente, ingiriendo preferentemente bebidas isotónicas que ayuden a recuperar el agua perdida.

Si durante estas vacaciones nos hemos dejado un poco y es ahora en septiembre cuando queremos volver a recuperar la forma, los expertos recomiendan empezar poco a poco, comenzar a correr suavemente y de manera progresiva, incrementando la distancia como máximo un 20% cada día.

 

Tras un parón en la actividad, lo aconsejable y seguro es comenzar poco a poco

 

Asimismo, cuando termine la temporada de carreras y maratones, es recomendable entrenar entre un 25% y un 50% de lo que lo hacía antes, caminar y subir escaleras regularmente. De esta forma se evitan lesiones sin perder el tono físico alcanzado.

En cualquier caso, la salud es algo que merece la pena cuidar, sobre todo en un deportista que disfruta del deporte. Por eso es importante contar con una adecuada atención médica que nos proteja en caso de lesión y ofrezca la posibilidad de contar con diversas opiniones si tenemos problemas físicos. Hay seguros médicos que facilitan la consulta con especialistas y el asesoramiento médico para determinados pacientes. En Turboseguros.com te ayudamos a encontrar el seguro de salud que necesitas, comparando entre las mejores ofertas de una selección de compañías de seguros de primer nivel.

Información y Curiosidades

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *