Seguros en el hogar: 10 mitos sobre la higiene de casa

Mantener la limpieza en el hogar es la mejor forma de prevenir enfermedades e intoxicaciones por la acción de bacterias. Nuestra casa puede parecernos segura, pero los microorganismos amenazan nuestra salud en las habitaciones que menos esperamos y sólo con unos adecuados hábitos de higiene podemos hacer disminuir los riesgos.

 

Mantener buenos hábitos de limpieza en el hogar es lo más saludable

 

Sin embargo, muchos de los trucos de limpieza que se aplican en los hogares no siempre resultan eficaces. Hay mucho mito en el tema de la higiene doméstica que se ha transmitido por el boca a boca sin ningún criterio y, a veces, incluso resultan perjudiciales para el cuidado de nuestra salud.

Una firma de servicios de limpieza, Helpling, ha elaborado una lista donde desmonta los 10 falsos mitos más comunes sobre la limpieza doméstica y da pequeños consejos para evitar el aumento de bacterias. Este sería su recomendable decálogo de mitos:

  • Mito 1: las bacterias mueren en el congelador… no. Siempre se ha dicho que las bacterias de los alimentos mueren cuando se congelan. Sin embargo, hay bacterias que continúan vivas a temperaturas de -18 grados, se pueden multiplicar y cuando se descongelan vuelven a trabajar.
  • Mito 2: Las monedas y billetes, ¿son un nido de bacterias?. Lo cierto es que no, hay muchas otras cosas que encierran más bacterias. De hecho, el cobre de las monedas mata a las bacterias y en el papel de los billetes solo pueden sobrevivir una pequeña cantidad de ellas.
  • Mito 3: Limpiar el lavavajillas es innecesario. Falso. Los expertos recomiendan limpiar el interior del lavavajillas al menos una vez al mes para que no crezcan hongos en su interior. Aunque se diga lo contrario, el lavado de los cacharros no limpia el interior del lavavajillas y los restos de comida que quedan dentro pueden alimentar todo tipo de bacterias. Uno de los consejos para mantener limpio este electrodoméstico es colocar una taza de vinagre en el estante superior sin nada en el interior y programar un ciclo completo a alta temperatura. Es una forma económica y eficaz de mantener a punto el lavavajillas.
  • Mito 4. Los guantes son lo más higiénico. Discutible. Hay que mantener los guantes limpios y secos para que sean lo más higiénicos posibles y, además, se deben cambiar una vez al mes. Un remedio casero para evitar que proliferen las bacterias en los guantes es dejarlos en remojo unos 15 minutos en agua caliente con dos cucharadas de vinagre y un poco de detergente.
  • Mito 5. A más jabón, mayor limpieza. Lo cierto es que el jabón y el detergente son grandes nutrientes para las bacterias. Por eso es preciso enjuagar las manos o los platos bien para no aumentar el riesgo de acumular bacterias.
  • Mito 6. Las bacterias son dañinas. No todas, el ser humano necesita las bacterias para sobrevivir. Dentro del cuerpo viven millones de microorganismos, por ejemplo en la piel o en los intestinos.
  • Mito 7. El tefón de las sartenes es peligroso para la salud. El tefón rayado sólo es dañino a temperaturas superiores a 260 grados porque emite humos tóxicos, pero esa temperatura sólo es posible con formas de sobrecalentamiento que no se dan normalmente en la cocina.
  • Mito 8. Las tablas de madera tienen más bacterias. Realmente da igual de qué material estén hechas las tablas: para evitar el aumento de bacterias en las tablas es necesario lavarlas bien, tanto las de madera como las de plástico. Éstas últimas son más recomendadas y preferiblemente hay que lavarlas a 60 grados de temperatura.
  • Mito 9. El baño es la parte de la casa más sucia. Pues no, existen más bacterias en elementos como la nevera o en los paños de la cocina. Aunque no se crea un teclado de ordenador tiene 400 veces más gérmenes que un retrete.
  • Mito 10. Las toallas húmedas no guardan bacterias. Lo cierto es que las superficies húmedas son ideales para que proliferen las bacterias, por eso es preferible no usar una toalla de baño de forma repetida demasiadas veces.
Información y Curiosidades

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *