Rosberg se pone al frente de la Fórmula 1 en Australia

Ya está aquí, un año más, el espectáculo de la Fórmula 1. Austraila ha sido la primera parada del Campeonato Mundial de Fórmula 1 que ya había dado mucho que hablar, antes incluso de que los equipos llegaran a Melburne, por la gran cantidad de cambios normativos que se han aprobado durante el invierno.

 

Nico Rosberg en Jerez

 

 

El alemán Nico Rosberg, del equipo Mercedes, ha sido el vencedor del primer Gran Premio de la temporada, tras dominar la carrera australiana que se ha disputado este fin de semana. El circuito de Melburne ha confirmado las previsiones que vaticinaban una competición impredecible en la que se pondrían a prueba las nuevos coches y su fiabilidad. De esta forma, el podio definitivo en Australia lo han completado el propio Rosberg en primer lugar, el danés Kevin Magnussen, de McLaren, ha sido segundo, y su compañero Jenson Button, tercero. El español Fernando Alonso ha quedado cuarto con su Ferrari.

La fiabilidad es precisamente la asignatura pendiente del Red Bull del vigente campeón del mundo, Sebastian Vettel, que tuvo que abandonar la prueba por problemas con su RB10. Pero no fue la peor noticia para este equipo, ya que el otro piloto de Red Bull, Dani Ricciardo, que pasó segundo la bandera de cuadros, fue posteriormente descalificado por la FIA al comprobar que el coche del australiano había superado el límite máximo de flujo combustible permitido esta temporada: 100 kilos/hora.

La descalificación de Ricciardo es la más evidente prueba de la importancia que las nuevas normas han tenido en este Gran Premio. Las restricciones de combustible y de peso, las modificaciones del par motor de los coches y la degradación de los neumáticos, la nueva  normativa de competición… han sido muchos los cambios que se han puesto en marcha esta temporada y algunos de ellos no sólo va a afectar a la conducción de los coches, sino que incluso han obligado a los pilotos a controlar su dieta para favorecer el peso del vehículo.

Ante tal magnitud de novedades, la pretemporada ha sido clave este año. Así, en se ha confirmado el buen momento de los equipos Mercedes y Mc Laren, que partían en Melburne entre los favoritos. Y eso, a pesar de que Lewis Hamilton, que el sábado logró la pole, fue uno de los pilotos que en este arranque del Campeonato se vio obligado a dejar de correr ante los fallos de motor de su Mercedes. También se ha puesto en evidencia que Ferrari está un paso por detrás, con un motor que no acaba de alcanzar las prestaciones de los Mercedes.

En el resto de la parrilla, parece que se confirma el buen momento de los Williams Martini Racing, nuevo equipo de Felipe Massa y del debutante Valtteri Bottas, aunque las buenas sensaciones que transmite este coche no se han trasladado a la clasificación en Melburne. Bottas ha sido quinto, por detrás de Alonso, pero Massa se vio obligado a abandonar nada más salir al verse involucrado en el primer accidente de la temporada.

Imagen: nicorosberg.com

Motor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *