Parar una empresa por un siniestro es más caro que los daños causados

Parar una empresa a causa de un siniestro puede ser un verdadero desastre. Son diversas las causas que pueden obligar a interrumpir la actividad de una fábrica o un negocio cualquiera y el coste que supone es muy elevado. Mucho más que lo que cuesta reponer las infraestructuras o productos que hayan resultado dañados, aunque las consecuencias económicas de este tipo de situaciones suelen ser menos visibles que las pérdidas por daños materiales.

 

Allianz calcula que el coste medio de la interrupción de un negocio por un gran siniestro supera los 2 millones de euros

 

El grupo Allianz ha calculado que el coste medio que supone la interrupción de un negocio como consecuencia de un gran siniestro supera los 2 millones de euros, concretamente 2,17 millones de dólares.

Aunque esta cifra es muy elevada (sobre todo teniendo en cuenta que se trata de una media extraída de un total de 1.800 siniestros de interrupción de negocio en 68 países, entre 2010 a 2014), lo más destacado del estudio es que revela que esta cifra es un 36% más elevada que lo que suponen los daños patrimoniales provocados por estos siniestros, que de media superan los 1,5 millones de euros (1,74 millones de dólares). En total, los siniestros analizados por Allianz en estos cuatro años supusieron unas pérdidas totales de unos 3.000 millones de euros para las empresas.

Entre los graves siniestros que podemos encontrar en este análisis, hay desde edificios que se derrumban a fábricas que quedan inoperativas o contenedores enteros de mercancía destruidos, bien por alguna catástrofe natural o por siniestros causados por la mano del hombre, como accidentes o incendios.

 

Lo que cuesta el lucro cesante en un grave siniestro

Lo que demuestra este estudio del grupo Allianz es que, en este tipo de siniestros, son mayores las pérdidas provocadas por el denominado lucro cesante que lo que cuesta reponer y rehabilitar las instalaciones dañadas. Es decir, las pérdidas ocasionadas por ese beneficio que la empresa deja de producir ante la interrupción del negocio suponen el más grave riesgo en caso de un siniestro de estas características.

 

Y según el estudio de Allianz, la tendencia va a más, ya que tanto la intensidad como la frecuencia de los siniestros de este tipo están creciendo, causados en su mayoría por errores humanos o fallos técnicos.

 

Las empresas están cada vez más conectadas y un siniestro grave puede tener consecuencias en muchos negocios.

 

Es cierto que las empresas son cada vez más eficientes, precisamente por la facilidad y precisión con la que están interconectadas. Pero esa es, al mismo tiempo, el principal factor para que un accidente provoque la interrupción de la actividad de un negocio y tenga mayores consecuencias.

Antes, un incendio o una explosión afectaba a una o dos empresas, pero hoy el lucro cesante derivado de un solo siniestro puede afectar a un número cada vez mayor de negocios e incluso puede amenazar a sectores enteros o a la economía de una zona.

Allianz señala varios aspectos que caracterizan a las empresas más afectadas por este tipo de riesgo:

  • Empresas con altos niveles de interconexión y tecnológicamente avanzadas
  • Empresas que concentran su producción e una sola ubicación
  • Negocios con cadenas de suministro interdependientes

 

El riesgo de cesar la actividad crece

El informe del grupo Allianz pone el foco en la tendencia que se está extendiendo a escala mundial de concentrar en países asiáticos importantes plantas de producción y plataformas logísticas. Como recuerdan desde la aseguradora, si estas zonas se ven afectadas por catástrofes naturales, incendios o explosiones, como recientemente ocurrió en el puerto de Tianjin en China, los efectos se pueden multiplicar y causar reclamaciones de lucro cesante por interrupción de negocio en todo el mundo.

En estos casos, hay empresas que no pueden seguir funcionando porque el siniestro ha ocasionado daños a uno de sus proveedores.

Seis de cada diez siniestros por interrupción de negocio están provocados por incendios y explosiones en empresas.

 

En cuanto a las causas de estos siniestros, cabe destacar que 6 de cada 10 siniestros por interrupción de negocio están provocados por incendios y explosiones en empresas y factorías. El coste medio por siniestro causados por incendio o explosión fue de 1,7 millones de euros (1,85 millones de dólares) para la indemnización de interrupción del negocio.

 

La cobertura del lucro cesante y el seguro de comercio

Esta cobertura de lucro cesante la podemos encontrar en muchos seguros de comercio, también en los Seguros Multirriesgo Pyme Allianz y en el seguro de Multirriesgo Empresarial Allianz. Esta cobertura suele incorporarse a la oferta de seguros de comercio de forma opcional, para que las empresas que lo consideren interesante puedan contratar el seguro de comercio con la protección por las pérdidas ocasionadas por el cese de la actividad ante un siniestro.

En Turboseguros.com te ayudamos a encontrar el seguro para tu negocio con las coberturas más interesantes y a un precio muy competitivo, además de contar con el asesoramiento de su equipo de profesionales que puede guiarte en la mejor elección de la póliza para tu empresa.

Noticias de seguros ALLIANZ

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *