Axa duplica su esfuerzo contra el fraude para ahorrar dinero a sus clientes

El aumento del fraude en el seguro es un problema para las aseguradoras, pero también para el resto de los clientes. Porque el fraude de algunos lo pagamos todos. La aseguradora Axa, una de las más comprometidas en la lucha contra el fraude, ha presentado recientemente el I Mapa del Fraude en España que revela que los intentos de fraude en el seguro se han duplicado desde el inicio de la crisis. En los dos últimos años se han registrado crecimientos sostenidos del 7% y del 11%, respectivamente y se ha observado un repunte del número de casos de fraude identificado.

 

Axa calcula que ha evitado pagos fraudulentos por 63 millones en 2013

 

Esto es también consecuencia de los esfuerzos de la aseguradora por evitar abusos a costa del seguro. Axa ha multiplicado por dos su inversión en la lucha contra el fraude en los últimos años, hasta superar los 5 millones de euros en 2013, al tiempo que ha aumentado un 17% los efectivos personales que combaten estos casos. Así, en 2013 la aseguradora evitó pagos fraudulentos por valor de más de 63 millones de euros en cerca de 17.000 casos, lo que supone un aumento del 1,7% respecto al año anterior.

En caso de no haber detectado los 63 millones que Axa evitó pagar en concepto de indemnizaciones de casos fraudulentos, el precio del seguro de automóvil se habría incrementado en 2013 un 4,9%, y el de Responsabilidad Civil, en más de un 27%.

 

Los fraudes en el seguro más habituales

Por tipología de fraude, la práctica más habitual -el 40%- es que el asegurado reclame una indemnización por daños que ya existían antes de la ocurrencia del siniestro. Un 35% presenta una reclamación desproporcionada a lo que realmente le cubría su contrato y el 25% restante simula un siniestro para cobrar la indemnización.

El segmento que más ha crecido ha sido el fraude de baja intensidad, es decir, aquel que no supera un importe de 600 euros, que se ha visto incrementado en un 21% en 2013. Por otro lado, el 66% de los fraudes se cometen en relación con un daño corporal y el 34% material.

Por líneas de negocio de Axa, el ramo que concentra los mayores casos de intentos de fraude -por encima del 60%- es el del Automóvil, seguido de Diversos, una categoría que engloba Responsabilidad Civil, Industrias, Accidentes, Transportes, Vida y Salud, con el 28%. Multirriesgos, con el 11%, es el tercero de los ramos donde más intentos de fraude se detectan. En este último apartado, los fraudes en el seguro de hogar representan un 64%.

En cuanto a las coberturas que aducen los defraudadores para tratar de engañar a las aseguradoras, las más atractivas son las de responsabilidad civil y daños por agua, seguidas de los daños eléctricos, el robo y los daños propios.

 

El fraude, por regiones

El informe de AXA concluye que, en términos generales, en España se hace un uso correcto de las coberturas del seguro, dado que la tasa nacional de fraude es menor del 1,5%. En este sentido cabe destacar la distribución geográfica del fraude: Ceuta (1,94%), Andalucía (1,7%), Melilla (1,55%), Asturias (1,37%) y Murcia (1,34%) son las comunidades con mayores tasas de fraude al seguro de España. Por el contrario, País Vasco (0,76%), Aragón (0,81%) y La Rioja (0,85%) son las que menos casos de fraude a las compañías aseguradoras concentran.

Noticias de seguros AXA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *