Siete de cada diez fraudes detectados son del seguro de coche, según AXA

Esta semana Axa Seguros ha presentado el II Mapa del fraude en España, que revela que han aumentado los intentos de estafa al seguro. así como las tramas organizadas para engañar a las aseguradoras. Esta situación supone un serio problema para la compañía de seguros y, también, para los clientes.

 

Axa Seguros estima que el fraude en el seguro de coche representa el 67% del total

 

La patronal de seguros UNESPA cifró en 151.995 el número de intentos de fraude en España en 2013 en los que se reclamaban indemnizaciones por valor de 573 millones de euros. De esta cantidad las aseguradoras sólo abonaron 161 millones, que era la cantidad real a la que se tenía derecho. En su caso, Axa evitó pagos fraudulentos por valor de 60 millones de euros en 2014, un dinero que de no ser detectado acabaría repercutiendo en las primas de los asegurados y clientes. Así, el año pasado supuso un ahorro del 4,9% en el Seguro de coche y un 2,9% en el Seguro de Hogar.

Según Axa, el ramo que más intentos de fraude concentra es el Seguro de Automóvil, con más de un 67%, seguido de Multiriesgos (Seguros de Hogar, Comercio, Oficinas y Comunidades), con más de 25%; y Diversos (RC, Transporte, Industrias, Salud, Accidentes y Vida), con más del 7%. No obstante, los intentos de fraude han aumentado más entre los Multirriesgos, con una subida del 14% en un año.

 

El seguro de coche concentra dos terceras partes de los intentos de fraude, según Axa

Fuente: II Mapa AXA del fraude en España.

 

Los casos de fraude en los que se aluden daños materiales suponen el 84% de total, frente al 16% en los que se reclama una indemnización indebida por daños corporales. El intento de engañar al Seguro reclamando daños materiales ha sido el tipo de fraude que más ha impulsado este incremento, tras aumentar un 10,3% en el último año, mientras que los corporales solo han crecido un 0,4%. En este sentido, una de las curiosidades que pone de manifiesto este informe es el aumento del 63% de los casos fraudulentos en los que se reclaman indemnizaciones como consecuencia de los efectos del viento. También se han multiplicado por tres el número de siniestros que no eran tales motivados por la caída de un rayo.

Entre los intentos de engañar al Seguro por daños personales, es muy común encontrar casos en los que se simula una lesión cuando ya había una dolencia preexistente. Estos episodios han crecido un 233% en los últimos dos años y los casos de latigazo cervical que no eran tales se han disparado un 40% desde 2012.

Atendiendo a las causas que llevan a cometer un fraude en un siniestro, el estudio de Axa concluye que en el 70% de la ocasiones es porque los daños que se reclaman no tienen nada que ver con el siniestro, o se exageran para cubrir otros daños diferentes a los propios del accidente. Una prueba de ello es que los partes de favor -aquellos en los que el asegurado contrario asume su culpabilidad- se han multiplicado por 2,3 en los últimos dos años, dándose la circunstancia de que los partes de favor entre familiares se han multiplicado por 6 en este mismo tiempo.

 

Tipos de fraude en seguro

Axa distingue entre tres tipologías de fraude a las compañías de seguro:

  • El fraude ocasional u oportunista: Es aquel que aprovecha un siniestro para introducir daños preexistentes. Es la práctica más común en España y supone el 57% del total. También es de menor intensidad ya que en la mayoría de estos casos se reclaman importes inferiores a los 600 euros.
  • El fraude premeditado: Se trata de casos en los que los daños reclamados, sean reales o ficticios, han sido planificados con antelación. En ellos se suelen ver implicadas varias personas y suponen el 42% de los casos de fraude evitados durante 2014. Su coste medio es un 41% mayor que el del fraude ocasional, y quien lo perpetra trata de obtener el máximo beneficio económico, lo que eleva la indemnización media a casi 4.500 euros.
  • El fraude profesional: Se da en sólo un 1% del total de los casos, pero es el que más preocupa a las aseguradoras porque es más difícil de detectar y es el que está experimentando un mayor repunte. En este tipo de fraudes intervienen bandas dedicadas a estafar al seguro y su número ha pasado de siete casos en 2013, a 45 en 2014, lo que supone un aumento de más del 500%.

 

El mapa del fraude en España

El fraude a las aseguradoras ha aumentado de forma generalizada en todas las regiones de España, excepto en la Comunidad de Madrid. Axa estima que la tasa media de fraude a las aseguradoras ha aumentado en el conjunto del país desde un porcentaje del 1,12% en 2013 hasta el 1,2% de media registrado el año pasado.

Mapa del fraude del seguro en España elaborado por Axa

Fuente: II Mapa AXA del fraude en España.

 

Andalucía es la comunidad autónoma con la tasa de fraude más elevada, con el 2,04%, tras experimentar un incremento del 50% desde 2012. Aunque el caso más preocupante es el de la ciudad de Ceuta, donde los casos se han multiplicado por 6 en solo dos años, pasando de una tasa del 0,53% en 2012 a la actual, del 3,17%.

En La Rioja, Cantabria, Andalucía y Canarias la tasa de fraude aumentó en 2014 un 0,35%. Por contra, Madrid es la región con la tasa de fraude más baja, con sólo un 0,5%, seguida del País Vasco (0,92%) y Baleares (1,04%).

 

Imagen: Michelangelo-36 (CC BY 2.5) via wikimedia.org

Noticias de seguros AXA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *