Caser Seguros te ayuda si te confundes de carburante al repostar

Seguro que alguna vez te has encontrado en esta situación o conoces a alguien a quien le ha pasado: por culpa de las prisas o, simplemente, un despiste, al repostar en la gasolinera te equivocaste de manguera y le echaste gasolina a tu coche diesel o al revés. Es una de esas situaciones que piensas que siempre les pasa a otros, pero es más frecuente de lo que imaginas. De hecho, cada año cada año se producen en España cerca de 50.000 incidentes en los que un conductor introduce la manguera de carburante equivocado en el depósito de su vehículo y procede al repostaje. Un siniestro que, además, no sale nada barato.

 

Caser Seguros lanza un servicio para solucionar el error de echar el combustible equivocado al coche

 

Caser Seguros ha lanzado un nuevo servicio para ayudar a sus asegurados que hayan cometido un error al repostar. Según informa la aseguradora, Caser dispone de vehículos preparados para poder realizar la extracción y reciclaje del carburante en el mismo lugar donde se ha producido el percance. De esta forma, se saca y se recicla el carburante que hemos echado al vehículo por error, y podemos seguir con nuestro camino sin más contratiempos que el susto por una tonta avería.

Eso sí, este servicio pensado para clientes de Caser Seguros no es gratis, tiene un coste de 150 euros, una cantidad mucho menor de los 400 euros que supondría la reparación en un taller. Además, los asegurados pueden disfrutar de este servicio en Madrid, Barcelona, Sevilla, Murcia y Valencia, que son las ciudades en las que ya está operativo, aunque desde la aseguradora prevén que en los próximos meses se haga extensivo a más ciudades de España.

 

Qué hacer si nos equivocamos de carburante

Como te contamos en este post, cada vez es más difícil equivocarse al llenar el depósito. Fabricantes de automóviles y gasolineras han implementado medidas para evitar errores, aunque aún se producen averías relacionadas con un repostaje equivocado. Principalmente, son dos las medidas que se han tomado para prevenir siniestros de este tipo:

  • Las mangueras de gasolina y gasoil tienen diferente grosor y también son diferentes las bocas de los depósitos de los coches. Esta medida ha logrado que sea muy raro que un coche de gasolina sea repostado con diesel, cuyos surtidores usan una manguera más grande, ya que desde hace unos años los modelos de coche cuentan con bocas de depósito adaptadas a sus correspondientes carburantes.
  • Los fabricantes suelen poner una etiqueta en la boca del depósito que recuerda al conductor el tipo de carburante que utiliza el coche.

Seguro que estas medidas han evitado más de un despiste, pero no todos. No obstante, en el 95% de los casos son vehículos diesel los que sufren este tipo de averías, dado que el grosor de la boca de llenado de estos vehículos es apta para introducir tanto mangueras dispensadoras de gasóleo como de gasolina. En el caso de los vehículos de gasolina, es más difícil el error ya que la boca de llenado del depósito es más estrecha y solo admite mangueras de este tipo de carburante.

 

Muchos coches cuentan con una etiqueta que advierte cuál es el combustible del coche

 

La recomendación de los técnicos en caso de sufrir un incidente de este tipo es no encender el motor del coche en ningún caso para evitar que el carburante se distribuya por la mecánica lo que implicaría, aparte de la extracción de todo el contenido del depósito, una intervención posterior que puede salir muy cara. Si el despiste va más allá, y ponemos en marcha el coche, son los escenarios que nos encontramos:

  • Es difícil, pero podríamos echar gasoil a un coche de gasolina. En ese caso, si ponemos en marcha el coche, es seguro que el motor se detendrá completamente. Si el gasoil no llega al catalizador, la avería puede solucionarse con un vaciado y limpieza del depósito, la limpieza de los conductos y la sustitución del filtro de combustible. Si el catalizador resulta afectado, la factura del taller subirá considerablemente.
  • Si echamos gasolina a un coche diésel, y lo ponemos en marcha, el motor comenzará a fallar dando tirones bruscos y podría llegar a pararse. En estos casos, el problema será mayor cuanta más gasolina hayamos repostado. En cualquier caso, habrá que cambiar filtros, vaciar y limpiar el depósito y los conductos, pero si el combustible llega a la bomba de inyección y los inyectores, la avería será más grave.

El Seguro de Coche puede ayudarte en estas situaciones, dependiendo de las coberturas que tengas contratadas. Además, servicios como el que oferta Caser son de los que hay que tener en cuenta a la hora de elegir la póliza del automóvil que más nos conviene. Las coberturas del Seguro de Coche son importantes, como también lo es el precio, por eso lo mejor es comparar. En Turboseguros.com ponemos a tu disposición nuestro comparador de seguros para que puedas encontrar el Seguro de Coche con las coberturas que quieres y al mejor precio.

Noticias de seguros CASER

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *