¿Están seguros nuestros hijos?

La seguridad de los más pequeños es la máxima preocupación de los padres. Los niños son muy vulnerables y corren más riesgo de sufrir determinados accidentes a una menor edad. Según el estudio de Detección de Accidentes Domésticos y de Ocio (DADO), publicado por el Instituto Nacional de Consumo, 458.635 siniestros del total de los accidentes que se producen (excluyendo los de tráfico) los sufren niños con edades comprendidas entre 0 y 14 años. Además, la European Child Safety Alliance destaca que en la Unión Europea mueren más niños por lesiones que por la suma de todas las enfermedades infantiles.

 

Los niños corren más riesgo de sufrir determinados accidentes a menor edad

 

Estas dos realidades fueron las que impulsaron a la Fundación Mapfre, de la mano de la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPap) sobre los accidentes que afectan a la población infantil en España, un trabajo que quedó plasmado en el “Estudio sobre Accidentes en la población infantil española” que analiza el tipo de accidentes, las situaciones en las que se producen y las medidas de prevención que adopta los padres, gracias a la colaboración de más de 200 pediatras de atención primaria que trabajan en centros de salud de toda España.

Una de las conclusiones que destaca este informe es que, a pesar de que la mayoría de las familias se preocupan por tomar las medidas de protección adecuadas para prevenir accidentes, cerca del 10% de los niños menores se quedan solos en casa en algún momento. Esta circunstancia representa un mayor riesgo de accidente para los menores, lo que en España es la tercera causa de muerte entre los niños y adolescentes menores de 15 años. También destaca el hecho de que los niños que tienen más accidentes son los segundos de dos hermanos (32,3%) y los hijos únicos (27,4%).

 

Tipo de accidentes que sufren los niños en España

Fuente: “Estudio sobre Accidentes en la población infantil española”, Fundación Mapfre y AEPap.

 

Al analizar el tipo de siniestro que sufren los menores, las caídas y los golpes resultan ser los accidentes más frecuentes a cualquier edad, mientras que las intoxicaciones se producen con mayor frecuencia en los menores de dos años. El informe revela que los ahogamientos, atragantamientos y quemaduras, son más habituales entre los niños y niñas de dos y cuatro años. En este sentido, el estudio destaca que la edad de los niños es un factor de riesgo para sufrir determinados tipos de accidentes.

 

¿Dónde se accidentan los niños?

Al evaluar el lugar donde se producen estos percances, resulta que 6 de cada 10 accidentes con niños se producen fuera del domicilio. De esta forma, el 57,2% de los accidentes se produjeron en escuelas, parques, jardines y vías públicas, mientras que el 42,8% sucedieron en el hogar. Cuando el accidente ocurrió en el domicilio, la estancia donde más frecuentemente se producen accidentes es el salón o sala de estar (23,8%) seguido por los dormitorios de los niños (10,2%), los dormitorios de los padres (9,3%) y en la cocina (10%).

 

La mayoría de los accidentes de niños se producen fuera del hogar

 

El estudio señala que los accidentes en el hogar son más frecuentes cuanto menor es la edad del niño, mientras que el porcentaje de accidentes padecidos en la escuela y lugares de ocio aumenta cuando el niño es mayor.

Al analizar las consecuencias de estos accidentes, el estudio desvela que en el 72% de los casos, los niños necesitaron atención médica, que recibieron mayoritariamente en un centro de salud (54,9%) y en los servicios de Urgencias del hospital (35,3%). Sin embargo, un 4% tuvieron que ser ingresados en un hospital como consecuencia del accidente.

 

Prevenir para la seguridad de los niños

La Fundacion Mapfre llama la atención ante el hecho de que el 18% de las familias desconoce a qué teléfono debe llamar en caso de emergencia, el 112. No obstante, de la encuesta realizada se desprende que se han extendido buenas prácticas entre las familias, que se aseguran de que los juguetes y las zonas de juego estén adaptadas a la edad de los menores.

 

 

Medidas para que nuestros niños estén más seguros

Fuente: “Estudio sobre Accidentes en la población infantil española”, Fundación Mapfre y AEPap.

 

Como nota positiva, el informe destaca que 9 de cada 10 padres cumple con algunas de las medidas de protección más relevantes, entre las que se destacan:

  • Dejar a los niños en las zonas de juego que son más adecuadas a su edad.
  • Comprobar las etiquetas de los juguetes a la hora de comprarlos.
  • Mantener fuera del alcance de los niños productos de limpieza y medicamentos.
  • Proteger los enchufes adecuadamente.

Con el objetivo de prevenir los accidentes infantiles Fundación Mapfre y AEPap distribuyó en centros de salud y entre las familias un decálogo con medidas claves de prevención, que incluye, entre otras, las siguientes recomendaciones:

  • No dejar nunca sólo a un niño pequeño en casa.
  • Proteger las ventanas y escaleras.
  • No cocinar en ningún caso con un bebé en brazos.
  • Prestar mucha atención a los objetos que están al alcance del menor para evitar posibles atragantamientos, entre otros incidentes.

El informe también recomienda extremar la precaución durante los meses de verano, que es cuando se producen una de cada tres accidentes entre los más pequeños. En esta línea también aconseja mantener las medidas de protección que habitualmente se tienen en el lugar donde se disfruta de las vacaciones, así como no perder de vista a los menores en playas y piscinas.

Noticias de seguros MAPFRE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *