Los niños aprenden seguridad vial en la familia

Que los niños interioricen la importancia de transitar por las calles con seguridad y que en el futuro se conviertan en conductores responsables y seguros, está muy relacionado con la educación que reciben de sus padres. Esta es la principal conclusión del I Barómetro sobre la Educación Vial en España, elaborado por la Fundación Mapfre, en el que se pone de manifiesto que la familia es el lugar donde los niños deben aprender y reforzar conductas relacionadas con la seguridad vial.

 

Padres y docentes coinciden en que la familia es el entorno donde los niños aprenden sobre seguridad vial

 

Así lo creen más de la mitad de los 526 profesores y 206 padres que han participado en este estudio que analiza las opiniones de los dos colectivos más implicados en la formación vial: profesores y familias con hijos en edad escolar. En ambos casos, nociones tan importantes como respetar los semáforos y los pasos de cebra, abrocharse correctamente el cinturón de seguridad y utilizar el casco y elementos reflectantes cuando circulan en bicicleta, son enseñanzas que deben inculcarse a los niños desde el mismo entorno familiar.

 

Velocidad, móvil y cinturón de seguridad, cuestiones que los padres deben mejorar

Concretamente, el 44% de los profesores y el 60% de los padres consideran que el mejor aprendizaje de la seguridad vial se produce en el seno familiar. Sin embargo, los docentes consideran que este aprendizaje se podría mejorar en casa y creen mayoritariamente que los padres no dan el mejor ejemplo a sus hijos en esta materia. De esta forma, para los profesores el 56,3% de los padres no cumple con estas normas, el 20% sí educa a sus hijos pero no pone las normas en práctica; y sólo el 18,4% educa y también cumple la normativa.

 

Los padres son el mejor ejemplo para que los niños adquieran hábitos seguros de educación vial

 

Por su parte, la gran mayoría de los padres asegura actuar prudentemente al volante, independientemente de la presencia de sus hijos en el vehículo. Según el barómetro, un 65% respeta las normas de seguridad vial “siempre”, un 37,9 % las respeta “más en presencia de sus hijos” y un 1%, “solo en viajes largos”.

Una de las conclusiones preocupantes de este informe es que un 34% de los padres señala que, aunque cumple las normas, en ocasiones tiene excusa para no hacerlo. Los padres son el principal referente educativo de los más pequeños, razón por la cual es crucial incidir en la responsabilidad de los progenitores en la educación vial de sus hijos.

En este sentido, las normas que más infringen los padres al volante son, precisamente, las que están detrás de la mayoría de los accidentes mortales en carretera:

La importancia de los programas de educación vial radica en la efectividad de estas iniciativas. Desde la Fundación Mapfre recuerdan que uno de los grupos en los que más ha descendido la siniestralidad vial mortal es el que conforman los jóvenes de entre 20 y 30 años, que son precisamente a quienes más se han dirigido estos programas durante los últimos años. Este hecho evidencia una relación causa-efecto entre la educación vial y los comportamientos seguros de los niños. En este sentido, el ejemplo que los padres dan a sus hijos es fundamental.

 

La educación vial en los colegios

Tanto padres como docentes coinciden al valorar positivamente que la educación vial se imparta en los centros educativos, aunque el barómetro también apunta que sigue siendo necesario mejorar la educación vial, especialmente en aquellos centros en los que apenas se llevan a cabo actividades específicas en esta materia.

 

Padres y docentes coinciden en la necesidad de incluir en el currículo escolar una asignatura de educación vial

 

En este apartado de la educación vial fuera del entorno familiar, existe un gran consenso entre docentes y padres en la necesidad de incluir en el currículo escolar una asignatura específica sobre educación vial. Un 58% de los docentes y un 63,1% de los padres está a favor de poner en marcha esta iniciativa, que el pasado mes de mayo aprobó el Congreso de los Diputados y que insta al Gobierno a incluir la educación vial en los ciclos de Primaria y Secundaria.

En cuanto a la situación actual de los colegios en relación con la educación vial, el barómetro revela que un tercio de los centros educativos carece de un programa específico en seguridad vial. Cuando este programa existe, es la policía el principal apoyo para impartir la formación a los alumnos, seguido de las fundaciones.

Por contra, el estudio revela que una amplia mayoría de los profesores (8 de cada 10) no ha recibido formación ni ha participado en programas específicos sobre educación vial. No obstante, muchos de ellos admiten encontrar con facilidad recursos para incluir en sus clases.

 

La precaución, la mejor apuesta por la seguridad vial

El barómetro también pregunta a padres y docentes sobre cuál sería la campaña más efectiva de seguridad vial. Lejos de apostar por multas y sanciones, señalan que la unión de testimonios de víctimas y sesiones educativas sería la mejor forma.

Desde Turboseguros.com apostamos por la precaución al volante y la responsabilidad, y ponemos a disposición de los padres la mejor oferta de seguros de coche para proteger a toda la familia durante los trayectos en automóvil. De esta forma, en Turboseguros.com te ayudan a calcular el seguro de automóvil con las coberturas más adecuadas para tí y los tuyos.

Noticias de seguros MAPFRE

Comentarios de Los niños aprenden seguridad vial en la familia

  1. JULIO APARICIO

    Usted tiene un blog fabuloso gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *