Nadar seguros para prevenir ahogamientos en la playa y la piscina

Con los calores del verano, seguro que la mayoría han buscado alivio en las playas y piscinas para hacer frente a las altas temperaturas con un baño refrescante. Sin embargo, los riesgos de ahogamiento no siempre los tenemos en cuenta, aunque cada año cuesten la vida de decenas de personas. Una campaña que impulsa la Fundación Mapfre y la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias andaluza pedirá más precaución este verano para evitar este tipo de siniestros.

 

Mapfre Seguros alerta de los riesgos en las playas

 

Los datos de accidentes por ahogamiento sirven para poner de manifiesto la importancia de la prevención en playas y piscinas. Según la Real Federación Española de Socorrismo, el año pasado perdieron la vida 414 ahogadas en espacios acuáticos y otras 23 fallecieron como consecuencia de accidentes ocurridos en el mismo ámbito. El 58% de las muertes por ahogamiento se produjeron en playas, el 12,8% sucedieron en piscinas y el resto, el 29%, se registraron en ríos, canales, puertos, pantanos y balsas, entre otros.

Mapfre Seguros y el EPES andaluz también han elaborado un estudio sobre las causas de estos accidentes para prevenirlos. El informe “Prevención de Ahogamientos 2016” no sólo ofrece información para adoptar hábitos seguros en playas y piscinas, sino que pretende sensibilizar y formar a la sociedad con pautas de prevención para evitar accidentes en los entornos acuáticos y saber cómo actuar en situaciones de emergencia.

 

Hábitos seguros para salvar cientos de vidas

En las playas y piscinas españolas han perdido la vida cerca de 4.800 personas por ahogamientos en la última década, aunque estas cifras se han reducido un 12% en los últimos cinco años. No obstante, los números reflejan que de media fallecen unas 480 personas cada año por esta causa. El verano es, lógicamente, la época del año en la que se registran más accidentes en el agua y el 40% de los accidentes por ahogamiento se produce durante el periodo estival.

El perfil de bañista con mayor riesgo de sufrir un accidente de este tipo se mantiene prácticamente constante desde hace cinco años: los ahogamientos afectan principalmente a las personas mayores de 60 años, un colectivo que representa al 40% de las víctimas. En menor medida, los más jóvenes son también víctimas de estos siniestros, con un 8,5% de las víctimas. Además, los accidentes mortales en el agua entre los jóvenes menores de 15 años han repuntado significativamente en los últimos cinco años.

 

Los niños están menos seguros en piscinas

 

Otra de las conclusiones a tener en cuenta de este informe señala que los más pequeños sufren los accidentes en las piscinas, mientras que los adultos son los que solicitan más peticiones de asistencia en las playas, sobre todo por no respetar las señales de peligrosidad del mar y por no tener la precaución de bañarse poco a poco justo después de haber comido o haber tomado el sol durante un tiempo prolongado. Los cortes de digestión siguen siendo un importante riesgo para los bañistas.

El momento del día menos seguro para darse un baño, a tenor de las estadísticas son las horas centrales del día, entre las 12 del mediodía y las 2 de la tarde, y entre las 6 y las 8 de la tarde. En este sentido, el informe destaca que en la mayoría de los casos estos accidentes ocurrieron en lugares sin servicio de socorrismo o fuera de su horario.

 

Medidas para tener un baño seguro y prevenir ahogamientos

El informe destaca medidas preventivas clave como bañarse acompañado, no alejarse de la orilla en espacios acuáticos naturales, como pantanos y lagos, evitar comidas abundantes antes del baño, y de pedir ayuda al 112 o 061 cuando se ve a alguien en peligro. Además, no olvides estas recomendaciones:

En la piscina:

  • Atiende a las normas de seguridad.
  • Si no sabes nadar, utiliza un chaleco flotante.
  • Si presencias una situación de riesgo avisa a los socorristas.
  • Es necesario conocer la profundidad de la piscina.
  • No te bañes si sientes mucho frío o cansancio.
  • Entra en el agua con cuidado y mójate antes.
  • Vigila de cerca a los niños.
  • No bucees cerca de las zonas de desagüe ni juegues con las rejillas.
  • Respeta las normas e indicaciones de los socorristas.

En la playa:

  • Haz caso de las banderas. Bandera roja, significa que está prohibido el baño; bandera amarilla, que hay que bañarse con precaución; y la bandera verde quiere decir que hay buenas condiciones para el baño.
  • Conviene conocer bien el lugar donde te bañas.
  • Nunca te alejes de la orilla ni te bañes solo.
  • Conserva la calma si estás en peligro.
  • Pide ayuda si ves a alguien en peligro.
  • Entra en el agua con cuidado y mójate antes.
  • Vigila de cerca a los niños
  • Respeta las normas e indicaciones de los socorristas.

 

Con todas estas recomendaciones será más difícil que tengas ningún percance mientras disfrutas del agua. No obstante, conviene estar preparado para cualquier situación y los seguros pueden ser de gran ayuda en estos casos. Además, no tienes que gastar más dinero del necesario, basta que compares las ofertas que más se ajusten a tus necesidades para conseguir la póliza que buscas.

En nuestro comparador de seguros online te lo ponemos más fácil, ya que sólo tienes que completar un cuestionario y compararemos las mejores ofertas para conseguir el Seguro de Vida que estabas buscando, y al mejor precio.

Noticias de seguros MAPFRE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *