Qué miran las aseguradoras para poner precio al seguro de coche

En el mundo de los seguros de coches hay varios factores que se tienen en cuenta por las aseguradores a la hora de evaluar el riesgo que encierran y estimar su precio. Son elementos que, individualmente, pueden tener un impacto significativo en el precio de la póliza, y en conjunto son definitivos a la hora de establecer el coste anual del seguro.

Contador velocidad

Elementos que valora el seguro

El vehículo

El primer elemento es el propio vehículo asegurado. Hay coches que tienen la etiqueta de "riesgo" en su parabrisas, como los utilitarios ligeros que son vistos como más propensos a un siniestro total y, por consiguiente, más caros de asegurar. Es también lógico que las aseguradoras consideren los deportivos con potentes motores como más propensos a verse involucrados en accidentes. En el lado contrario del baremo se situarían las berlinas familiares dotadas de sistemas de seguridad, por ejemplo.

El conductor

El conductor y, sobre todo, su edad, son también objeto de estudio de las aseguradoras. La edad es determinante, ya que si eres menor de 25 años o mayor de 65 años, el precio de la poliza puede dispararse. Esto es así porque las compañías de seguros utilizan los datos sobre la edad para predecir el comportamiento del conductor y determinar cuáles son más propensos a las reclamaciones. Ser demasiado joven o muy mayor penaliza el coste de las primas.

Obviamente, las aseguradoras evalúan el historial de multas y accidentes del conductor al asegurar un coche. En estos casos, es probable es que el precio de la prima se eleve por las nubes y existe la posibilidad de que se tenga en cuenta ante futuras reclamaciones.

Además, el estudio del seguro de coche se fija en aspectos como la profesión del asegurado: hay profesiones de más riesgo, en función de los datos que acaparan las aseguradoras. Un administrativo que trabaja ocho horas de lunes a viernes en un mismo puesto de trabajo puede tener un seguro más económico que un comercial que se traslada en su vehículo para desempeñar su trabajo. Nada de esto escapa a las compañías.

Lugar de residencia

Finalmente, el lugar geográfico donde se mueve el vehículo asegurado puede encarecer el seguro. Las aseguradoras calculan el riesgo de una reclamación en función del nivel de delincuencia y accidentes que existan en esa zona. La solución a este problema pasaría por aparcar el coche en un garaje privado e instalar dispositivos de seguridad, lo cual habría que comunicarlo al seguro para que lo tengan en cuenta.

Qué miran las aseguradoras para poner precio al seguro de coche
5 (100%) 2 votos
Seguros de Coche

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *