Seguro de coche: que no falte la garantía de daños propios

A la hora de comparar seguros de coche, la estadística suele ser una gran aliada para elegir las coberturas del seguro de coche que más nos convienen. Y si hacemos caso a la estadística, la garantía de daños propios no debe faltar en nuestra poliza, ya que es, con diferencia, la garantía con mayor frecuecia siniestral de todas las que se incluyen en los seguros de auto.

 

En el seguro de coche, más de un tercio de los siniestros tienen que ver con la garantía de Daños Propios

 

Según datos de ICEA, a 30 de junio de 2014, Daños Propios es la garantía que tiene un ratio de frecuencia siniestral más elevado entre los seguros de coche, alcanzando el 37,4%. Es un porcentaje muy superior al que muestran el resto de garantías, que se mantienen con una frecuencia inferior al 10%. Por ejemplo, la garantía de Responsabilidad Civil tiene un ratio de frecuencia siniestral del 8,6% y la de Rotura de Lunas es de un 6,7%. No obstante, es cierto que Daños Propios es la garantía con mejor comportamiento en los últimos doce meses, ya que se encuentra 2,8 puntos por debajo de la frecuencia siniestral de un año antes.

De esta forma, si estás pensando en comprar un coche y buscas un seguro de automóvil para tí, es recomendable que tengas en cuenta que la garantía de Daños Propios está detrás de más de un tercio de los siniestros que se han producido en los últimos meses. En Turboseguros.com puedes comparar el seguro de coche con las garantías que buscas para obtener el mejor precio. Además, puedes pedir consejo a sus profesionales, que te asesorarán en la búsqueda del seguro de automóvil.

 

Garantía de daños propios: ¿qué cubre?

La garantía de daños propios es la que cubre la reparación de los daños causados a nuestro propio vehículo como consecuencia de un accidente producido por una causa externa, que se produce de forma instantánea o violenta y que, en cualquier caso, es ajena a la voluntad del asegurado. Con esta garantía, el seguro de coche nos cubre en caso de que nuestro vehículo sufriera daños en diversas circunstancias:

  • Una colisión del vehículo con otro vehículo o con cualquier otro objeto
  • Un vuelco o caída
  • Actos vandálicos
  • Fenómenos meteorológicos, como una granizada
  • El hundimiento del terreno o la rotura de puentes y carreteras
  • Otros daños que incluya nuestra póliza

Además, esta garantía es la que establece el valor del vehículo en caso de que tu coche sea declarado en pérdida total tras un accidente. Hay seguros en los que la indemnización por siniestro total se calcula a valor a nuevo del vehículo hasta una determinada antigüedad en años (dos, tres años). Para coches siniestrados más antiguos, se aplica el valor venal en el cálculo de la indemnización.

Seguro de coche: que no falte la garantía de daños propios
5 (100%) 2 votos
Seguros de Coche

Comentarios de Seguro de coche: que no falte la garantía de daños propios

  1. Pepe

    Muy buen articulo…

  2. TURBOSEGUROS

    Gracias Pepe!!! Seguiremos trabajando para seguir ofreciendo más contenido interesante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *