Seguro de coche: los límites que no hay que sobrepasar

La responsabilidad de la seguridad al volante empieza por uno mismo. Por eso, las básicas medidas de precaución y el cumplimiento de las normas de tráfico son condición indispensable para que los asegurados con un seguro de coche no tengan problemas a la hora de hacer valer las coberturas contratadas, en caso de que ocurra algún percance.

 

Infórmate bien de las clausulas de tu seguro de coche antes de firmar

 

En el seguro de coche, no todo vale. La póliza contratada para cubrir la responsabilidad ante terceros o que el seguro se haga cargo de las consecuencias de un accidente puede tener unos límites que, en la mayoría de los casos, dependen del comportamiento del conductor y su responsabilidad en el siniestro. Es importante que al comparar un seguro de coche nos fijemos bien en la letra pequeña, ya que hay situaciones en las que la mayoría de las aseguradoras no se hacen responsables del siniestro, y así lo reflejan en sus cláusulas. Además, existen seguros que tienen sus propias “excepciones”, por lo que te conviene informarte bien antes de firmar.

 

Conduce seguro para que el seguro responda

Como norma general, es importante respetar las normas de circulación al conducir para ahorrarse más problemas de los que supone sufrir un siniestro que requiera la intervención del seguro de coche. Cuando el riesgo de tener un accidente aumenta por la irresponsabilidad del conductor o su comportamiento imprudente, el seguro puede hacer valer cláusulas que lo eximen de la responsabilidad del siniestro.

Es el caso de los accidentes en los que se demuestra que el asegurado es culpable y conducía bajo los efectos del alcohol o las drogas. En esta situación, el seguro no se haría responsable y, además, el conductor tendría que hacer frente a responsabilidades penales.

El seguro tampoco cubriría el siniestro provocado por un conductor que no tiene carné de conducir, bien porque le han retirado los puntos o, atención, porque el carné hubiera caducado. Cabe recordar que conducir sin carné es un delito penado en el Código Penal con de tres a seis meses de cárcel, multa de seis a 12 meses o trabajos en beneficio de la comunidad de 31 a 90 días.

Otras infracciones que suelen provocar el rechazo de la responsabilidad de los seguros a la hora de estudiar un siniestro es el

  • Que el coche estuviera ocupado por más pasajeros de los que permite su homologación.
  • Que el conductor no asista a otros accidentados, incurriendo así en un delito de omisión de socorro.
  • Que se demostrase que el coche siniestrado participaba en una carrera ilegal. Las carreras legales deben estar cubiertas con seguros especificos.

El estado del coche y su mantenimiento también puede crearte problemas con la aseguradora en caso de siniestro. Por ejemplo, si tienes un percance y el coche no tiene pasada la ITV, la aseguradora puede no hacerse cargo del siniestro ya que, además de ser motivo de sanción, no está certificado que el coche esté en condiciones de circular.

En este sentido, es muy importante informar al seguro de los cambios que realices en el coche una vez que lo has asegurado. La póliza cubre los riesgos de un coche, de acuerdo con unas características, y si éstas cambian, la aseguradora puede negarse a cubrir las consecuencias de un siniestro de un coche diferente al asegurado o asumir la reparación sólo de la parte que no ha sido modificada.

Seguro de coche: los límites que no hay que sobrepasar
5 (100%) 3 votos
Seguros de Coche

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *