Consejos para asegurar el contenido de la vivienda

¿Cuánto valen los enseres, electrodomésticos y demás posesiones que guardamos en casa? ¿Están bien protegidas nuestras pertenencias? ¿El Seguro Multirriesgo del Hogar que hemos contratado es suficiente para proteger todas las cosas que guardamos en casa? Asegurar el contenido de una vivienda es más importante de lo que puede parecer y no siempre se contrata la mejor cobertura para los utensilios y objetos domésticos.

 

asegurar el contenido de la vivienda

 

La reflexión sobre cómo aseguramos el contenido del hogar parte de un reciente estudio de la plataforma de UNESPA Estamos Seguros, que revela que los españoles otorgan un valor medio a todas las posesiones que guardan en casa de 22.466 euros. Esta cifra es una media del capital con el que se asegura el contenido de la vivienda en Seguros de Hogar de todo el país, analizados para el informe Mapa de los inmuebles asegurados en España, que se puede consultar desde aquí.

En torno a esta media existen grandes diferencias entre regiones, que el estudio detalla, destacando aquellas en las que la cobertura del contenido de la vivienda en la póliza de hogar es mayor.

 

Dónde se asegura más el contenido de la vivienda

De esta forma, analizando los datos se pone de manifiesto que las familias residentes en Vizcaya, Guipúzcoa, Álava y Navarra tienen los capitales para la cobertura del contenido del Seguro más elevados del país. En estos lugares, las posesiones de los asegurados están cubiertas por capitales medios de entre 27.600 y 29.000 euros.

En cambio, en Burgos, Ávila y Santa Cruz de Tenerife el contenido se asegura por un capital que es hasta un 35% inferior. En cada una de estas provincias, el importe medio con el que se protege el contenido de las viviendas ronda los 19.000 euros.

El informe de Estamos Seguros también analiza el aseguramiento del contenido de comunidades de propietarios, locales, talleres y fábricas en diversos Seguros Multirriesgo, desde pólizas contratadas por comunidades de vecinos a Seguros de Comercio. Como se aprecia en este gráfico, las diferencias en cada tipo de póliza también son importantes:

 

capital asegurado del contenido en el seguro multirriesgo

 

¿El valor del contenido de la vivienda es suficiente?

La pregunta que nos queda tras ver estos datos es: ¿El valor que se ha dado al contenido en estas pólizas es suficiente? Está claro que eso dependerá de los objetos que cada familia asegurada tenga en casa, aunque en ocasiones basta echar un vistazo al contrato del Seguro para concluir que se ha valorado a la baja el contenido de la vivienda.

También puede pasar lo contrario, que en la póliza se dé a los enseres, electrodomésticos y demás objetos domésticos un valor superior. Entonces, ¿qué pasa si nos quedamos cortos o nos pasamos al calcular el contenido de un Seguro de Hogar? ¿Cuáles son las consecuencias?

 

Infraseguro en el contenido del Seguro de Hogar

El riesgo de asegurar mal el contenido de una vivienda se plasma en dos importantes errores que se cometen con frecuencia al contratar una póliza de Hogar: caer en el infraseguro o sobreasegurar las cosas que albergan nuestra casa.

El infraseguro nos puede dar un buen disgusto en caso de que un siniestro active las coberturas de nuestra póliza. Este error consiste en dar al contenido asegurado un valor inferior al real. Mucha gente calcula el valor del contenido a la baja para ahorrar unos euros en el precio del Seguro, pero eso le puede costar caro.

En un infraseguro el capital asegurado no cubre el contenido y, en caso de siniestro, la compensación que nos pagará el Seguro nunca cubrirá el total de los gastos.

Si la aseguradora concluye que el valor de los bienes asegurados es mayor que el indicado en la póliza, aplicará la regla proporcional, una fórmula para calcular la indemnización recogida en el artículo 10 de la Ley de Contrato de Seguro. En este post te contamos qué es la regla proporcional y cómo se calcula.

 

Sobreseguro del contenido

El sobreseguro es otro error a evitar al asegurar el contenido de la vivienda. En este caso, el valor asegurado es mayor que el real y eso supone que la prima que pagamos por la póliza también es más cara de lo que debe ser.

Hay quien piensa que hinchar el valor del contenido de la casa le proporcionará una indemnización mayor en caso de siniestro. Lo cierto es que la aseguradora calcula la compensación por la pérdida del contenido de acuerdo con el valor real de los artículos domésticos afectados. 

 

¿Cómo se calcula el contenido en el Seguro de Hogar?

Para evitar estos errores y asegurar el contenido de la casa con criterio, es importante dedicar un poco de tiempo al cálculo del valor del contenido para trasladarlo a la póliza. Es un proceso fácil y que en unos pocos pasos te permitirá obtener un valor ajustado a la realidad de los objetos domésticos de todo tipo que guardas en la vivienda. Veamos cómo hacerlo, paso a paso:

 

capital asegurado del contenido del seguro de hogar

 

1. Hacer inventario de las cosas de la casa

Lo primero que hay que hacer es elaborar un inventario del contenido. Para ello, hay que recorrer las habitaciones de la casa y anotar todas esas cosas de mayor o menor valor que no quieres perder en un siniestro. En este inventario es importante no olvidar:

 

  • Electrodomésticos, televisores, ordenadores, cámaras fotográficas, equipos de sonido, etc.
  • Muebles y objetos decorativos de la casa, como lámparas, alfombras o cuadros.
  • Ropa y ajuar (ropa de cama, de baño, mantelerías…).
  • Vajillas, cuberterías, cristalerías y todo tipo de menaje del hogar.
  • Libros, vídeos, material deportivo, nuestras cosas…

 

2. Calcular el valor de todos los elementos de la vivienda

Una vez hecho el inventario, hay que calcular lo que valen esas cosas. Para ello, hay que sumar el valor de los objetos como si fueran nuevos. Seguro que de muchos de ellos guardas el tiquet de compra o la factura, y en otros tendrás que fiarte de tu memoria.

Hay excepciones en este paso: los electrodomésticos y la ropa. Para calcular el valor de estos elementos, deberás tener en cuenta su antigüedad y el estado en que se encuentran. Piensa en el precio que les pondrías si decidieras venderlos de segunda mano e intenta ser lo más ecuánime posible. Porque eso es lo que hará la aseguradora al valorar estas cosas.

 

3. Objetos de valor especial

Al valorar lo que se guarda en una casa, es posible encontrarse con objetos de valor especial. Es así como se identifican las obras de arte, las joyas de gran valor o las colecciones. También el dinero en efectivo que tenemos en casa se incluye en este apartado.

Los Seguros de Hogar suelen establecer límites en la cobertura de este tipo de pertenencias. De hecho, cuando se trata de objetos de valor estas posesiones se valoran de forma independiente teniendo en cuenta factores como las medidas de seguridad de la casa o si hay una caja fuerte que guarde estas cosas.

Además, la aseguradora puede ofrecer al cliente la posibilidad de ampliar el capital asegurado de la póliza para que este tipo de posesiones queden garantizadas.

 

4. Un corredor de Seguros te puede ayudar

Si te agobia todo este proceso y no ves la manera de calcular el contenido al firmar tu Seguro de Hogar, siempre puedes ponerte en manos de expertos que te asesoren.

En nuestro comparador de seguros online, no sólo comparamos las mejores ofertas para conseguir una póliza de Hogar barata. Además, los profesionales de nuestra correduría de Seguros online te pueden asesorar en este y en otras dudas que se puedan presentar durante la contratación. Así podrás asegurar el contenido de la vivienda con la cobertura adecuada.

Consejos para asegurar el contenido de la vivienda
5 (100%) 5 votos
Seguros de Hogar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *