El seguro de hogar en las viviendas en alquiler

La vivienda es, con diferencia, una de las más preciadas propiedades de los hogares españoles y en muchas ocasiones es también una de sus más seguras inversiones. Los últimos datos del Banco de España señalan que la rentabilidad bruta media de una vivienda en alquiler en España ronda el 4,6%. Los gastos e impuestos que supone el mantenimiento de una casa reducen la rentabilidad neta hasta alrededor de un 2,5% anual, pero esta ganancia es mucho mayor que el 1,6% que rentan, por ejemplo, los bonos del Estado.

 

Los seguros de hogar incorporan coberturas a la medida, para proteger a los propietarios y, también, a los inquilinos

 

Comprar para alquilar, ahora que los precios de la vivienda siguen siendo interesantes, se ha convertido en una opción para muchos propietarios que deciden apostar por este mercado para sacar un mayor partido a su dinero. No obstante, muchos aún temen los problemas que pueden aparecer con inquilinos que dejan de abonar el alquiler, los destrozos que se pudieran ocasionar o, simplemente, los daños que la vivienda arrendada pudiera generar en los pisos vecinos por un accidente ocasional.

El seguro de hogar también responde ante estas situaciones. De hecho, en el mercado hay seguros de hogar que incorporan coberturas a la medida de estas viviendas en alquiler, para proteger a los propietarios y, también, a los inquilinos. Porque, en los seguros de hogar de viviendas en alquiler no sólo el dueño del piso tiene razones para contratar una póliza, como veremos a continuación.

En una vivienda en alquiler, contratar un seguro de hogar no es obligatorio, pero si recomendable. Para el propietario de la casa, los daños que se producen en la vivienda pueden menoscabar su inversión, mientras que el inquilino que hace uso de la casa puede tener que hacer frente a los daños causados en la vivienda con el dinero de la fianza, o asumir reparaciones de algunos electrodomésticos, según lo tenga acordado en su contrato de alquiler. Con una póliza de hogar, el seguro puede hacerse cargo de estos gastos.

 

En una vivienda en alquiler, contratar un seguro de hogar no es obligatorio, pero si recomendable

 

Además, un seguro de hogar no resulta tan caro. Además, existen comparadores como Turboseguros.com que te ayudan a calcular el seguro de hogar que necesitas, incluso para una casa en alquiler, y a precios muy interesantes.

 

Continente, contenido y responsabilidad civil en los seguros de hogar para viviendas en alquiler

A la hora de proteger una casa en alquiler con una póliza de hogar hay tres elementos fundamentales que debemos tener en cuenta para contratar el seguro de hogar más adecuado:

  • El continente: Se refiere a los elementos constructivos y estructurales de la vivienda, como son las paredes, los suelos, la instalación de la electricidad, tuberías, etc.
  • El contenido: Se trata del conjunto de muebles, electrodomésticos y demás accesorios que se encuentran en el interior de la vivienda.
  • La responsabilidad civil: Se refiere a los daños que podamos provocar a terceros por siniestros que se produzcan en el hogar. El más común de todos es la típica fuga de agua que produce una gotera en el piso vecino. En estos casos, la garantía de responsabilidad civil cubre las reparaciones o indemnizaciones que se generasen por estos daños.

El dueño de la casa tiene la opción de contratar un seguro del hogar que proteja el continente del inmueble. Si la vivienda está amueblada, lo recomendable es incluir las coberturas del continente y el contenido en la póliza, aunque el inquilino tendrá que tener su propio seguro de hogar si quiere que sus enseres estén protegidos. Ambos pueden incorporar la garantía de responsabilidad civil que responderá ante los daños que puedan ocasionar a terceros.

 

Coberturas específicas: el seguro de impago del alquiler

En los seguros de hogar para viviendas en alquiler podemos encontrar coberturas pensadas para dar una mayor tranquilidad a los propietarios. Los riesgos de encontrarse con una situación de impago en el arrendamiento de su vivienda están ahí y ante este problema, existen seguros de hogar que garantizan el cobro del alquiler e incorporan en su oferta varias coberturas interesantes para los arrendadores:

  • Protección ante impagos: La cobertura por impago es una garantía opcional que cubre la falta de pago del inquilino, abonando al propietario las mensualidades que se deben durante un periodo de tiempo fijado en la póliza que puede llegar hasta 12 meses.
  • Defensa jurídica: Los arrendadores que tengan asegurado el domicilio que alquilan también pueden contratar esta garantía para reclamar los desperfectos que cause el inquilino o el impago del alquiler si se produjera.
  • Pérdida de alquiler: Hay seguros de hogar que incluyen la cobertura de alquiler dentro de la garantía de daños materiales, de forma que el asegurado recibe la cuantía del alquiler cuando, por daños asegurados en la vivienda, no sea posible su puesta en alquiler durante un tiempo, que puede ser el plazo que transcurra mientras se repara la casa.
  • Cobertura de daños y vandalismo: También existen seguros que incluyen en su oferta la protección frente a actos vandálicos, deterioro en el mobiliario o robo del continente por parte de los inquilinos de la vivienda del asegurado.

 

La cobertura por impago es una garantía del seguro de hogar que cubre la falta de pago del inquilino

 

¿Quién debe contratar el seguro de hogar, el propietario o el inquilino?

Vistas las posibilidades que ofrece el seguro de hogar para proteger una vivienda en alquiler, cabe preguntarse si es el propietario o el inquilino quien deben hacerse este seguro. Lo cierto es que esta póliza no es obligatoria y ofrece protección para ambos, cada uno desde su perspectiva.

  • Propietario: Como dueño de la vivienda, el arrendador tiene la posibilidad de contratar un seguro del hogar que cubra el continente del inmueble o el continente y el contenido, si la vivienda se arrenda amueblada. En esa misma póliza puede incluir coberturas que le protejan ante los riesgos de impago del inquilino y de la responsabilidad civil por los daños que cause una avería en las instalaciones de la casa.
  • Inquilino: El inquilino no está obligado a contratar un seguro ni tiene la obligación de asumir el coste de la póliza que haya contratado el propietario. Sin embargo, es recomendable que cubra sus bienes con un seguro de hogar en el que incluya una cobertura por el contenido de la casa ante siniestros que le provoquen daños o, incluso, ante el riesgo de hurtos o robos en la vivienda. La cobertura de responsabilidad civil también es recomendable en este caso, ya que le protegerá de los daños que ocasionen a terceros.

En ambos casos, la oferta de seguros de hogar es amplia y es conveniente comparar antes de firmar cualquier póliza. En Turboseguros.com te ayudan a encontrar el seguro de hogar a tu medida, con las coberturas que buscas y al precio más barato. Además, su equipo de profesionales puede asesorarte durante la tramitación y responder a las dudas que te surjan, con el fin de que tu hogar esté protegido de la mejor manera posible.

El seguro de hogar en las viviendas en alquiler
5 (100%) 1 voto
Seguros de Hogar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *